Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VELA / Rolex Sydney Hobart

El LDV Comanche, ganador de la Rolex Sydney Hobart

El Wild Oats XI, que llegó primero a la línea de meta, sancionado con una hora tras la protesta del patrón Jim Cooney

El supermaxi LDV Comanche en su llegada Hobart.
El supermaxi LDV Comanche en su llegada Hobart.

El Wild Oats XI, de Mark Richards, se quedó sin su novena victoria en la regata Sydney-Hobart después de que los jueces aceptasen la reclamación del LDV Comanche, de Jim Cooney, y le sancionase con una hora en su tiempo final que le hizo perder su triunfo.

El Comanche había presentado una queja a su llegada a Hobart por considerar que el ganador era culpable de un incidente tras darse la salida este martes. Un jurado internacional dictaminó a su favor. El Wild Oats “tenía que mantenerse alejado” de su rival en virtud de la Regla 10 de las normas, pero su conducta obligó al Comanche a maniobrar “para evitar una colisión”. “La decisión es, en lugar de la descalificación, sancionar con una penalización de una hora a su tiempo”, sentenció el presidente del jurado, John Rountree.

El patrón del Comanche celebró la resolución. “Creo que es completamente justo y razonable que el jurado actuase como ha hecho. Cuando tratas con barcos de este tamaño, deben ser dirigidos con responsabilidad ante las posibles consecuencias del resultado de sus maniobras”, afirmó Cooney.

Por su parte, Richards, patrón del Wild Oats, defendió a su llegada a Hobart su “total inocencia” y señaló que esta prueba no es “la Copa América”. De todos modos, tras el veredicto, se mostró respetuoso. “Obviamente estamos decepcionados, pero el jurado tenía que hacer su trabajo. Ellos vieron el incidente de una forma y nosotros lo vimos un poco diferente, pero el resultado es el resultado y tenemos que respetar esta decisión”, sentenció.

Un total de 102 embarcaciones de doce naciones, entre ellas los cuatro maxis más rápidos del mundo, tomaron la salida, el martes día 26 a las 13.00 hora local (03.00 hora española) de la 73ª edición de la mítica Rolex Sydney Hobart, la travesía de altura más dura del mundo, con un recorrido de 628 millas náuticas (1.145 km) entre Sydney (Australia) y Hobart (Tasmania).

Pese a este incidente en la salida, las dos embarcaciones vivieron un apasionante mano a mano durante toda la prueba. Los vientos del noreste convirtieron la lucha en cabeza en un pulso entre los considerados máximos aspirantes al triunfo: el Comanche, ganador en 2015 y el Wild Oats, que buscaba su novena victoria en la carrera después de abandonar en 2015 y 2016. Estos vientos, llegaron a medias de 25-30 nudos (48-58 km/h) con puntas de 40 nudos (75 km/h) llevaron a ambos contendientes a un descenso vertiginoso en el temible estrecho de Bass.

El Wild Oats, que mantuvo la presión sobre el Comanche durante toda la prueba, demostró su superioridad cuando ambos barcos se encontraron en la entrada en el río Derwent con una brisa extremadamente ligera (apenas 3 nudos del noreste), lo que favoreció al supermaxi australiano por ser más ligero.

Ha sido uno de los finales más increíbles de las últimas décadas, que se decidió en el ascenso del Derwent a apenas una hora antes de la llegada cuando, a tres millas para la meta, el Wild Oats se colocaba en cabeza después de coger una buena racha de viento al acercarse a la orilla del río. Finalmente, los de Richards se impusieron en tiempo real en la 73ª edición de la Rolex Sydney-Hobart, la más rápida de la historia de la carrera, al cruzar la línea de meta en el puerto de Hobart (Tasmania) a las 21:48:50 hora local, batiendo en casi cinco horas el récord en poder desde el año pasado del “Perpetual Royal”.

A 27 minutos arribó el LDV Comanche y el podio lo completó el Black Jack, que llegó a casi tres horas del ganador. Tras la sanción, el triunfo y el récord fue para los de Jim Cooney con un día, nueve horas, 15 minutos y 24 segundos, mientras que los de Mark Richards bajaron a la segunda plaza.

Lista completa de entradas y toda la información: http://rolexsydneyhobart.com/

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.