Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano: “Me gustaría retirarme aquí, pero no depende de mí...”

El portugués, balón de plata del torneo, marca el tanto decisivo para firmar su mejor racha goleadora de la temporada y vuelve a enviar un recado al presidente

FOTO: Florentino Pérez felicita a Cristiano Ronaldo después del partido. / VÍDEO: Declaraciones de Ronaldo tras el partido.

Los familiares y amigos de Cristiano saltaron como locos en el palco cuando el portugués metió el gol de falta, pegadito al palo, imposible para el portero. Uno de sus colegas lo estaba grabando con el móvil, por si acaso, por si entraba. Y entró. El único que lo celebró sentado en su sitio fue el hijo de Cristiano. Discreto, con una sudadera negra, escoltado por la abuela y un par de empleados de seguridad del Real Madrid. Abajo, en el césped, Luka Modric fue el primero en levantar los brazos. En el banquillo lo festejaron como una piña.

Cristiano, que atravesaba una sequía en Liga (cuatro tantos en 11 partidos) ha encendido la máquina goleadora. Lleva cuatro partidos seguidos anotando, uno contra el Borussia, dos contra el Sevilla, uno en la semifinal contra el Al-Jazira y otro anoche contra el Grêmio. Fue el gol que decidió el partido y que dio el Mundialito al Madrid y 100.000 euros a cada jugador (la prima estipulada entre los capitanes y el presidente).

Es la mejor racha del portugués en lo que va de temporada, nunca había marcado más de dos partidos seguidos. Es además, el pichichi de los Mundialitos con siete dianas. En una noche mágica para el club, que nunca había ganado cinco títulos en un año, Cristiano volvió a enviar un recado al presidente. Lo hizo cuando le preguntaron si le gustaría retirarse en el Madrid y dijo que sí, pero que no depende de él.

“Cuidado porque Cristiano siempre vuelve”, había advertido hace un par de semanas Zidane cuando le preguntaban una y otra vez si estaba preocupado por la sequía del portugués. Volvió Cristiano, efectivamente. Ha vuelto en el mes de diciembre, el mes de la entrega del Balón de Oro. Ha vuelto a tiempo para ayudar al Madrid a conseguir el quinto título de 2017. Y eso que el capitán del Grêmio, Geromel, le clavó los tacos en el gemelo cuando no había pasado ni dos minutos de partido.

“Queríamos ganar, el Madrid nunca había ganado cinco torneos un año. Zidane nos lo ha dicho y nos hemos puesto las pilas. El equipo ha estado fenomenal. He sentido algunas molestias , pero estoy seguro de que para el clásico estaré bien”, dijo el portugués que después de las celebraciones atendió a los medios en la sala de prensa en calidad de mejor jugador del partido. Se llevó también el Balón de Plata del torneo. El de Oro fue para Luka Modric.

“Yo siempre hablo dentro del campo e intento dar lo mejor y que la gente disfrute con mi fútbol”, dijo. ¿Es mejor que Di Stéfano?, le preguntaron. “No quiero hablar constantemente de mí, ya lo dije hace unas semanas, soy una persona que confía mucho en mí. Los números no engañan, sigo motivado para seguir ganando cosas. Lo que más quiero es seguir así, me siento con muchas fuerzas, ganar trofeos es lo que más me gusta”, respondió. Le preguntaron también si le gustaría retirarse en el Madrid —renovó el año pasado y termina contrato en 2021—. “Si es posible sí, me gustaría, pero no depende de mí”, contestó. ¿Por qué? “Porque no soy el que manda dentro del club... así que ya veremos”, contestó. Quiere el portugués una mejora de contrato y más después de haber visto la subida de sueldo a Messi.

“Cuestionar a Cristiano es cuestionar al Madrid y casi cuestionar el fútbol. Siempre demuestra su ambición”, le piropeó Florentino Pérez ante los micrófonos de la televisión del club. El presidente se acercó a pie de campo a felicitar al portugués después del partido. “Para nosotros es fundamental que Cristiano se quede toda la vida, está en su club, en su casa, lo que ha hecho y sigue haciendo aquí no lo va a hacer nadie. Ojalá siga aquí hasta su retirada”, comentó Zidane.

El técnico francés ganó ayer su octavo título en dos años, y octavo de diez posibles. Iguala a Luis Molowny. ¿Cuándo se va a la cama con cual se queda? ¿Cuál se llevaría a la tumba?, le preguntaron. “A la tumba lo más tarde posible”, dijo soltando una carcajada. “Me quedo con todos porque todos los trofeos son importantes, todo lo que hemos hecho es fenomenal, pero si tengo que decir uno… la liga, porque es la competición más exigente”, respondió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.