Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane: “Si estamos a ocho puntos es por la falta de gol”

El Madrid no aprovecha el tropiezo del Barcelona, y el técnico francés, que se queja de la falta de puntería, repite que las cosas cambiarán

El grito de Zidane durante el partido contra el Athletic. Ampliar foto
El grito de Zidane durante el partido contra el Athletic. AP

El Athletic, que había empezado la semana herido de muerte con la eliminación copera por parte de un Segunda B, aguantó como un jabato bajo la lluvia y la humedad de San Mamés. El Madrid, que se clasificó para los octavos de Copa gracias a Bale y con algún que otro susto, saltó anoche al campo sabiendo que el Celta le había quitado dos puntos al Barcelona. Ganar contra el Athletic le habría permitido colocarse a seis de los azulgrana tres semanas antes del clásico del Bernabéu. No pudo, sin embargo, con un Athletic que jugó los últimos 20 minutos en apnea y reventado. Terminaron los blancos con diez por la expulsión de Ramos —la segunda en lo que va de temporada— y también con la de Chendo, el delegado del equipo. “Por levantarse del banquillo para protestar al equipo arbitral, de forma ostensible, gritando y realizando gestos con sus brazos”, reflejó el acta.

Hubo una época en la que el Madrid arrasaba a los rivales. Y cuando no arrasaba, podía permitirse el lujo de ganar a medio gas. Ahora cualquier rival le tutea y la falta de puntería le castiga. Mientras el año pasado marcó en cada uno de los 60 partidos que disputó, ahora lleva dos empates a cero seguidos fuera de casa y tres en total. 

Terminó el encuentro con el 64,7% de posesión por el 35,3% del Athletic, con 626 pases por los 338 del rival, pero con los mismos remates a puerta (cuatro). En total, disparó el Madrid 19 veces por 11 del Athletic. En la primera parte, la desconexión entre sus delanteros fue tal, que Benzema no le dio ni un solo pase a Cristiano y Cristiano ni uno solo a Benzema. “Perdemos puntos y la oportunidad de estar más cerca del objetivo. Hemos tenido un montón de oportunidades y la pelota no ha entrado. Peleamos por el gol, pero… un día va a empezar a entrar el balón”, lamentó Casemiro ante los microfonos de Movistar Partidazo.

Las cuentas, al final

Lo mismo dijo Zidane nada más pisar la sala de prensa en las entrañas de San Mamés. “Estoy muy decepcionado porque hicimos todo pero no conseguimos marcar el gol. Jugamos muy bien, hemos tenido ocasiones, pero no ha querido entrar… estoy decepcionado por los jugadores, por el esfuerzo que han hecho. Hay que seguir con esta misma mentalidad y pensar en el próximo partido”, analizó el técnico francés. ¿Qué le falta al Madrid para que no entren? ¿Más lucidez? ¿Más velocidad, precisión?, le insistieron. “El gol es lo más difícil de hacer... Para los jugadores es difícil, yo pienso positivo y que esto va a cambiar”, repitió. Isco sí afirmó que quizás falte precisión en el último pase.

Dijo el técnico francés que si el equipo está a ocho puntos del Barcelona es únicamente porque la pelota no entra. “Si hoy lo metes, cortas los puntos, si estamos a ocho es por la falta de gol. A veces podemos jugar peor, a veces podemos no estar a gusto, pero hoy y contra el Atlético [en el Wanda] merecíamos mucho más que el rival. Con el gol tienes cuatro puntos más y es diferente”, aseguró. ¿Y cómo se soluciona la falta de gol, entrenando más, fichando a un delantero en el mercado de invierno?, le preguntaron. “Trabajando, trabajando de cara a la portería. Ha habido partidos, como contra Las Palmas, donde metimos tres... no hay que pensar más allá de eso. Vamos a seguir con el trabajo y vamos a pensar que tendremos otras oportunidades para recortar distancias”, dijo con su habitual optimismo.

El Atlético le ha adelantado en la tabla y el Sevilla, contra el que se enfrenta el próximo sábado, tiene los mismos puntos que él. ¿Es el mayor problema? “No es un problema, es la realidad, el problema es al final, cómo llegas dentro de seis meses. Ahora estamos un poco atrás, pero esto es largo...”.

 

Más información