Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso se estrena con el coche de las 24 horas de Le Mans

El asturiano debuta en Bahréin al volante de un Toyota con el que probablemente correrá las 24 Horas de Le Mans

Alonso, en el LMP1 de las 24 horas de Le Mans.
Alonso, en el LMP1 de las 24 horas de Le Mans.

Fernando Alonso va quemando etapas en ese anhelo de convertirse en uno de los pilotos multidisciplinares más populares de la historia del automovilismo. Las frustraciones que le ha provocado últimamente su concurso en el Mundial de Fórmula 1, la disciplina que le ha hecho rico y famoso, le ha hecho desviar el foco y dirigirlo hacia otros certámenes. En se sentido, el español ha articulado su discurso a partir de lo conocido como la Triple Corona, aquel galardón simbólico que se le otorga a quien sea capaz de imponerse en Mónaco, Le Mans e Indianápolis, algo que hasta la fecha solo ha logrado Graham Hill. Alonso, ganador en Montecarlo con tres marcas distintas (Renault, McLaren y Ferrari), peleó el pasado mes de mayo por las 500 Millas hasta la última hora de una carrera que finalmente se llevó Takuma Sato, y al despedirse prometió volver. A la espera de confirmación oficial por parte de Toyota, todo parece apuntar a que el asturiano participará en junio en la próxima edición de las 24 Horas de Le Mans, una prueba que comenzó a preparar este domingo, en Bahréin.

El corredor de McLaren completó sus primeros kilómetros al volante del Toyota TS050 Hybrid, de la especificación LMP1 y con el número 8 sobre el capó, en el ensayo programado para los novatos del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC). Fueron un total de 113 vueltas al circuito de Sakhir, algo más de 600 kilómetros, y su mejor vuelta le colocó el quinto en la tabla de tiempos, a 2,8 segundos del más rápido, Timo Bernhard, de Porsche. “Un test con un coche de Le Mans es algo muy bueno para cualquiera. Estos coches son maravillosos de conducir, además de muy consistentes”, comentó Alonso tras la prueba. “Sería genial poder correr en resistencia algún día. No sé cuándo, pero es uno de mis objetivos tras la F-1”, añadió el ovetense, que no especificó si finalmente tomará parte en la edición de la mítica ronda francesa, programada para mitad del próximo mes de junio.

“No hicimos ninguna vuelta en condiciones de clasificación con Alonso. No había en juego ningún trofeo. Por la mañana se familiarizó con el coche, y por la tarde hizo pruebas de neumáticos”, puntualizó Pascal Vasselon, el director del equipo Toyota, que tampoco quiso confirmar que el bicampeón del mundo con Renault (2005 y 2006) vaya a rodar el martes que viene en Alcañiz para familiarizarse con el Ligier (LMP2) del equipo United Autosports que empleará en su asalto a Daytona, el próximo mes de enero.

Este sería el último entrenamiento de Alonso antes de embarcarse hacia Abu Dhabi, donde el próximo fin de semana afrontará la última parada del Mundial de F-1 de 2017. Por lo demás, este gran premio también supondrá el punto final a la calamitosa combinación formada los tres últimos años por McLaren y Honda, antes de que la escudería de Woking pase a incorporar motores Renault a partir de 2018.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información