Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mirando a Berlín desde Palma

El último torneo de la serie decidirá desde mañana en Mallorca las dos plazas libres del Candidatos

Mirando a Berlín desde Palma Ampliar foto

Torneos de ajedrez ligados al turismo en temporada baja. Esa fórmula se ha traducido en que Mallorca albergue el último torneo de los cuatro que forman el Gran Premio de la Federación Internacional (FIDE). Las plazas aún libres en el Candidatos al Mundial, programado para marzo en Berlín, pueden ser para dos de los participantes, el francés Maxime Vachier-Lagrave y el azerbaiyano Teimur Radyábov, o para dos ausentes: el también azerbaiyano Shajriyar Mamediárov y el ruso Alexánder Grischuk.

Vachier-Lagrave y Radyábov no lo tendrán fácil para terminar entre los primeros porque la nómina esta presidida por el armenio Levón Aronián, 2º del mundo y en un gran momento de forma, e incluye otros rivales muy duros, como el estadounidense Hikaru Nakamura, el holandés Anish Giri, los chinos Liren Ding y Chao Li, los rusos Dimitri Jakovenko, Péter Svídler, el húngaro Richard Rapport, el israelí Borís Guélfand y el indio Pentala Harikrishna. Completan la nómina los rusos Yevgueni Tomashevsky, Ernesto Inárkiev y Alexánder Riasántsev, el ucranio Pável Eliánov, el noruego Ludwig Hammer y el español Paco Vallejo, quien ganó este fin de semana sus dos partidas de la Liga Alemana tras no haber querido acudir con la selección nacional al Europeo de Naciones.

El organizador Sebastià Nadal, presidente de la empresa Winter Chess, explica así cómo logro la sede: “World Chess [la empresa que compró por un euro a la FIDE los derechos del ciclo de torneos valederos para el Campeonato del Mundo] ofreció a la Federación Española [FEDA] que organizase el último torneo del Gran Premio en Madrid o Barcelona. Pero yo ofrecí Mallorca, porque es la residencia del participante local, Paco Vallejo, porque en Baleares hay una importante tradición de ajedrez desde que Bobby Fischer ganó el Candidatos en 1970 y porque encaja muy bien con el proyecto Mallorca Escacs i Turisme, promovido por la Federación Balear”. En 2004, Calviá acogió la Olimpiada de Ajedrez, con unos 129 países participantes.

Paco Vallejo ampliar foto
Paco Vallejo

Ese proyecto, también llamado Proescacs, incluye otros torneos anuales, como el de Llucmajor, el Memorial Arturo Pomar, un torneo escolar y algunas concentraciones para entrenamiento, y está patrocinado por la Agencia Balear de Turismo, la Consejería de Deportes del Gobierno Balear y la Fundación Mallorca Turisme del Consell Insular de Mallorca. La promoción del ajedrez como turismo cultural es muy abundante en España; los dos ejemplos más significativos son el Abierto de Benasque (Huesca), en pleno Pirineo, que ya lleva 37 ediciones cada mes de julio, y el Bali de Benidorm, cuya 16ª se jugará del 30 de noviembre al 10 de diciembre.

Los 18 participantes en el Gran Premio de Palma de Mallorca se enfrentarán a nueve rondas en el hotel Iberostar Bahía de Palma por el llamado sistema suizo, que tiende a emparejar entre sí cada día a los jugadores de similar puntuación. A juzgar por los resultados más recientes, las dos primeras plazas deberían ser para Aronián, Vachier-Lagrave y Ding -lo que clasificaría para el Torneo de Candidatos al francés y a Mamediárov- pero, dada la gran fuerza media de los 18 participantes, ese pronóstico es de alto riesgo.

Las partidas se retransmitirán en directo por Internet desde las 14.00 a partir de mañana (jueves) hasta el sábado 25, excepto el 21, que será jornada de descanso. Toda la información oficial sobre el torneo estará aquí.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información