Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presentación exprés de la polémica camiseta de la selección

Adidas había previsto que los jugadores descendieran de un helicóptero, pero el despliegue se canceló y se sustituyó por un breve posado

La selección española posa con la nueva camiseta en Las Rozas. Atlas

La selección española de fútbol posó con la nueva camiseta formando tres filas, los últimos de pie sobre un banco. Así se presentó este miércoles por la mañana, en Las Rozas, el nuevo uniforme de España. Un minuto de fotografías, todos quietos, todos sonrientes, y a entrenar después de quitarse la nueva prenda. Lo que se había pensado como un evento de la mercadotecnia se resumió en un prosaico formalismo.

Adidas había previsto un show. A lo grande. Al nivel que merece un equipo campeón del mundo. El plan incluía un helicóptero que se posaría sobre el campo A de la ciudad del fútbol de Las Rozas, una superficie de hierba artificial, a la que saltarían los jugadores salidos del aparato vestidos con el nuevo modelo de uniforme. El diseño que la firma alemana de ropa deportiva ha previsto para que España acuda al Mundial de Rusia del año que viene.   

Las hélices del helicóptero producirían un efecto ventilador que barrería el perímetro transmitiendo a los concurrentes de los medios la idea de que estaban en presencia de algo extraordinario.

Nada de esto sucedió. La presentación espectacular fue suspendida a raíz de la polémica generada por el novedoso ribete de la camiseta, azul, o morado, según las sensibilidades. Monárquico o republicano, según los polemistas. Las declaraciones del presidente de la federación, Juan Luis Larrea, precipitaron la cancelación del acto. Larrea dijo ayer que al Gobierno no le había gustado la camiseta, por las connotaciones políticas del ribete azul, que al estar entreverado con el rojo parece morado. “Hemos recibido quejas desde lo más alto”, declaró el mandatario en el diario As, sin especificar a qué cargos se refería. “Al Gobierno no le hace gracia ni el lío ni la camiseta”.

Y siguió: “El Gobierno no nos ha transmitido nada; pero yo tengo hilos de comunicación y sé que están preocupados por este tema, en concreto porque hay parlamentarios que han relacionado el color de la camiseta con la bandera republicana”.

LAS DECLARACIONES DE VITOLO Y LUIS ALBERTO

El futbolista canario Víctor Machín, Vitolo, defendió el nuevo diseño de la camiseta de la selección española, reconociendo que le ha "gustado", y pidió alejarse "de los problemas políticos" que circulan alrededor de la equipación.

"Me ha gustado la camiseta. Debemos aislarnos de los problemas políticos y dedicarnos a jugar al fútbol", señaló Vitolo en rueda de prensa, mientras que Luis Alberto, futbolista de la Lazio y debutante en el combinado nacional, aseguró no entender "por qué ha sido la polémica". "Los jugadores lo que queremos es ponérnosla, porque para eso estamos aquí", subrayó.

Por otra parte, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, intentó quitar importancia a la polémica con la camiseta de la selección española de fútbol, recalcando en el diario As que es "una ilusión óptica" lo que hace que pueda parecer morada.

"La verdad es que es azul y me quedo con algo que se lo oí a una catedrática de oftalmología: lo otro es una ilusión óptica", advirtió Lete tras la despedida del equipo español que competirá en el Mundial de halterofilia. "Quedémosnos con eso y lo que vamos a hacer es apoyar a la Roja por los éxitos y las alegrías que nos están dando. Eso es lo más importante", zanjó el mandatario.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información