Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “No se olvidarán de animar a los suyos”

El técnico del Barcelona, que solo piensa en ganar para cerrar el pase europeo, recibirá un cálido homenaje por la afición del Olympiacos

Valverde, en la rueda de prensa en campo del Olympiacos. Ampliar foto
Valverde, en la rueda de prensa en campo del Olympiacos. AP

Entró en la sala, sonrió, levantó el pulgar para saludar a algún viejo conocido periodista y atendió a los medios con su flema habitual. Ernesto Valverde, entrenador del Barcelona querido como pocos en El Pireo por sus éxitos y forma de ser, regresa a su casa griega, a un club que encumbró con tres ligas y dos copas. Se sabe, incluso, que antes del encuentro le harán un homenaje en la puerta 7 del estadio por parte de la hinchada más fervorosa. “Aunque me hagan buen recibimiento, no se olvidarán de animar a su equipo como hacen siempre. De eso no me queda ninguna duda”, convino el técnico azulgrana, que no escondió su orgullo por el afecto que se ganó: “Volver a este estadio es emocionante porque ha significado mucho para mí. Y estoy expectante por vivir el partido de mañana en el que nos jugamos la posible clasificación europea y vivir este ambiente maravilloso en un club que estuve tres años extraordinarios”.

El carisma de Valverde, sin embargo, traspasó fronteras y fue respetado por el país entero. “Siempre he sentido el cariño de todos, incluso de los más encarnizados rivales”, explicó. Pero nada como lo disfrutado en el estadio Georgios Karaiskakis. “He vivido partidos increíbles que nos dieron títulos, pero no sé quedarme con uno. Con lo que sí que me quedo con el ambiente, que es espectacular por la pasión que tienen”, reflexionó. Ese mismo ecosistema se encontrará cuando el Barça pise el césped. “El empuje de la grada les hace fuertes”, resolvió. Aunque en la ida no hubo duelo, con el equipo azulgrana muy superior sobre el griego. “Allí hicieron un partido más defensivo, pero quedan menos jornadas e intentarán ganarnos”, convino Valverde.

Será complicado, sin embargo, que gobiernen a un Barça que acumula triunfos en la Liga y en Europa, líder incontestable. “Las victorias te dan confianza”, expuso Valverde; “esta trayectoria en Liga nos reafirma en lo que vamos haciendo. Pero no nos paramos demasiado a analizar trayectoria porque nos tenemos que centrar siempre en el partido siguiente”. Y ese es el Olympiacos, su equipo griego.

Deulofeu: “Tengo que ser yo para triunfar en el Barça”

En ocasiones sublime y en otras desafinado, Gerard Deulofeu trata de encontrar su fútbol para atornillarse en la banda derecha ahora que no está Dembélé. Pero su irregularidad le ha pasado factura porque ha compartido el puesto con otros futbolistas, caso de Denis, André Gómez, Aleix Vidal e incluso Sergi Roberto. Al inicio del curso, se exigió ser más atrevido, más él. Ahora, asentado en el equipo, se reclama lo mismo. “Me queda mucho por ofrecer. Esto es el principio. Soy un jugador agresivo en la banda y tengo que encarar, que es lo que quiere el mister. Pero estoy jugando bien, aunque sé que tengo que ser yo para estar aquí muchos años y triunfar en el Barça.”. Y amplió: “Mi relación con el mister es buena y me está dando minutos, pero lo que juegue o deje de hacerlo, creo que dependerá de mí”.

Pidió con la boca pequeña jugar ante el Olympiacos, toda vez que se quedó en el banquillo frente al Athletic. “Llevaba tres partidos seguidos haciéndolo bien y quiero jugar todos los minutos, pero sé donde estoy. Este es el mejor equipo del mundo y otros jugadores también lo hacen bien. Lo acepto, debo trabajar día a día. A ver si tengo la ocasión mañana…”, reflexionó. Ante el conjunto griego, lo tiene claro: “Es muy importante venir, conseguir los puntos y certificar el pase a la siguiente ronda. Estamos bien y llegamos con plena confianza”, resolvió antes de alegrarse por el triunfo del Girona sobre el Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información