Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muguruza cae ante Pliskova en una noche horrorosa

La española sufre un bajón marcado y no opone ninguna resistencia ante la checa, primera semifinalista: doble 6-2, en 62 minutos. Garbiñe se jugará el acceso el jueves, en un cara o cruz con Venus Williams

Garbiñe Muguruza, durante el partido contra Pliskova en Singapur.
Garbiñe Muguruza, durante el partido contra Pliskova en Singapur. REUTERS

Fue un día raro, raro y feo. Al final, horroroso. La velada comenzó con mucho retraso, 23.15 hora local, porque el pulso de despropósitos entre Venus Williams y Jelena Ostapenko se estiró durante 3h 13m. Y luego vino Karolina Pliskova. Ninguna adversaria, ni siquiera la mismísima Serena Williams, produce tanto desasosiego a Garbiñe Muguruza como ella. En su segundo compromiso en la Copa de Maestras, la española volvió a sufrir el azote de la checa, rival indigesta e intimidatoria casi siempre que se cruzan. Aunque hace un par de meses Cincinnati rompió la mala tendencia, en Singapur se produjo un zarandeo muy serio: doble 6-2 (en 62 minutos), luego se esfumó la posibilidad de sellar el acceso a las semifinales y ahora se lo jugará todo a una última carta.

Será el jueves (no antes de las 13.30, Teledeporte), en un cara o cruz con Venus (37), superior a la joven Ostapenko (20) en un maratón de 7-5, 6-7 y 7-5. La letona es la única de las cuatro integrantes del bloque que matemáticamente ya no tiene opciones de lograr el pase. Mientras, Pliskova, con dos victorias ya en el bolsillo, se convirtió en la primera semifinalista del Masters. La checa volvió a atormentar a Muguruza, ya 7-2 abajo en el particular entre ambas y que en la jornada inaugural había dejado una muy grata impresión frente a Ostapenko.

"Desde el principio noté que fallaba bolas que no tenía que fallar", expuso ante los periodistas españoles la número dos; "esperaba ir encontrándome mejor, pero no fue el caso y ella cogió demasiada ventaja enseguida... Mi tenis no estuvo aquí. Supongo que tenía que llegar algún momento en el que tuviera un partido así. Mejor que me pase contra una top y, bueno, ahora tengo otra oportunidad".

Al margen de los títulos, de la primera bandeja de Wimbledon y el laurel de Cincinnati, de la enorme satisfacción que supone el haber alcanzado el trono mundial por primera vez, una de las mejores sensaciones que había experimetado Muguruza esta temporada era la de no sufrir días malos. Podía caer, jugar mejor o peor, presentar más o menos batalla, o tener mayor o menor inspiración, pero siempre plantó cara y compitió de tú a tú. Nunca se había dejado ir. Hubo una excepción en Eastbourne (Inglaterra), pero fue eso, una excepción, porque en el resto de caídas siempre mantuvo el tipo y no se descosió.

“Físicamente no me pasaba nada”

Esta vez, sin embargo, no fue así y perdió el sitio. A la española, de 24 años, se la vio flaquear desde el principio del partido. No se encontraba ni daba con un ritmo de juego suficiente para desbordar a Pliskova, que rompió su primer turno de servicio y puso la directa con su golpe plano al ver que le abrían camino. La checa firmó una segunda rotura, engarzó el primer parcial y adivinó un horizonte que probablemente no se había imaginado, puesto que la Muguruza de este 2017 no hace obsequios, desafía al mal tiempo y además, en el último choque particular, le había volteado en las semifinales de Cincinnati.

Muguruza sirve durante el segundo partido en Singapur.
Muguruza sirve durante el segundo partido en Singapur. Getty

Pero, lo dicho, esta vez no fue así. En la segunda manga nada cambió. El rostro de la española, torcido constantemente, lo decía todo. Por primera vez en mucho tiempo a Garbiñe (17 errores no forzados y solo 7 winners) se la vio aturdida, sin soluciones ni alternativas para variar el desarrollo de una noche que comenzó mal, con mucho retraso, a las 23.15 hora local ("no creo que haya sido eso, estoy acostumbrada"), y terminó peor. Podía haber respondido el bajonazo a una cuestión física, algo que la protagonista descartó a pesar del vendaje que lució en el muslo izquierdo ("preventivo, no me pasaba nada"), por lo que el tropiezo choca todavía más. Ahora, la situación obliga a un cara o cruz con Venus, por encima en los precedentes (3-2).

Roma y Wimbledon, referencias positivas ante Venus

"Me lo voy a tomar como una final. Es un partido motivador e intentaré darle la vuelta a esto para acabar con mejor sabor de boca que hoy", indicó; "analizaré por qué no me he encontrado bien, pero no, no voy a pensar en lo de hoy porque no me va a ayudar en nada... Al final tengo otra oportunidad y, ¿para qué le voy a dar vueltas si tengo que jugar en dos días?".

Con la mente fría, Muguruza es hoy día una jugadora de mayor envergadura que la estadounidense, a la que vapuleó en la final de Wimbledon y también batió en Roma este año. Sin embargo, la realidad en este torneo que arrancó tan bien, pero siempre traicionero, no es lo buena que parecía que iba a ser. Todo dependerá de ella, de su capacidad para sobreponerse al palo y de volver a dar con la tenista que no regala una y se multiplica cuando sopla el viento en contra. ¿Lo malo? La incertidumbre. ¿Lo bueno? Que lo tiene en sus manos.

Muy simple: ganar o ganar. No hay otra.

RESULTADOS, PROGRAMA Y GRUPOS

RESULTADOS del martes 24:

Venus Williams, 7-5, 6-7 y 7-5 a Jelena Ostapenko.
Karolina Pliskova, doble 6-2 a Garbiñe Muguruza.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

PROGRAMA del miércoles 25 (Teledeporte emite los partidos):

13.30: Simona Halep-Carolina Pliskova.
A continuación:
Elina Svitolina-Caroline Garcia.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

GRUPOS del Masters de Singapur 2017:

Grupo Rojo: Simona Halep (RUM), Elina Svitolina (UCR), Caroline Wozniacki (DIN) y Caroline Garcia (FRA).

Grupo Blanco: Garbiñe Muguruza (ESP), Karolina Pliskova (RCH), Venus Williams (USA) y Jelena Ostapenko (LET).

* Acceden a las semifinales las dos primeras de cada bloque.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información