Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid se desinfla en ataque: marca un gol menos por partido que el año pasado

Los blancos necesitan 3,4 remates a puerta para celebrar un tanto, por los 2,7 de los primeros 14 encuentros de la última temporada

Real Madrid Ampliar foto
Benzema se lamenta después del gol de Tottenham AP

“A Benzema le hubiera gustado meter el gol, uno a centro de Modric, de cabeza... ¡pero lo que ha hecho Lloris! Si lo intenta diez veces, de esas creo que pararía una y ha sido hoy [por el martes]”, explicaba Zidane después del empate a uno contra el Tottenham que deja abierto el liderato del grupo hasta el partido de Wembley del 1 de noviembre. El Madrid remató 28 veces; Lloris paró siete. Todo lo que pudo. Lo mismo que Neto el día del Valencia o Adán el día del Betis. El caso es que al Madrid le cuesta un mundo marcar goles este año. Domina, crea ocasiones, pero esas ocasiones no se traducen en gol. Lleva 14 dianas menos que en los primeros 14 partidos de la temporada pasada, es decir, un gol menos por partido. Un registro marcado por la ausencia por sanción de Cristiano Ronaldo en el inicio de Liga, y por las lesiones de Benzema y Bale.

Desde agosto ha anotado 29 goles, por los 43 del curso pasado también en los primeros 14 encuentros. ¿Más allá de los porteros y de la mala suerte hay alguna explicación?, le preguntaron a Zidane. “Tampoco creo que sea mala suerte, es así. Lo que tenemos que hacer es insistir, últimamente no lo estamos haciendo mal, tuvimos complicaciones al principio de la Liga, pero somos líderes en la Champions. ¿Que lo podemos hacer mejor? Sí, claro, y eso vamos a intentar”, respondió. En la Liga está a cinco puntos del líder; en la Champions tiene el pase a octavos casi asegurado (Apoel y Borussia suman un punto en tres partidos por los siete de Madrid y Tottenham) y agosto terminó con dos títulos, la Supercopa de España y la de Europa.

Benzema fue, precisamente, uno de los señalados del partido del martes. Además de las dos ocasiones que nombró Zidane, falló una prácticamente a puerta vacía después de hacerse con la pelota procedente del disparo que estrelló Cristiano en el palo. Remató fuera.

El francés, que ha rematado 20 veces, nueve de ellas a puerta, suma dos dianas, la mitad que el curso pasado en los primeros 14 encuentros. Cristiano, por su parte, lleva tres más a estas alturas. Isco suma una más y Asensio, dos menos, igual que Sergio Ramos, cuyos cabezazos el curso pasado salvaron al Madrid de más de un apuro (lleva los mismos remates a puerta pero ha tenido menos acierto). Bale, de baja por lesión, también había anotado un gol más el curso pasado en los primeros 14 encuentros.

Otro de los recursos que empleaba Zidane era Morata, ahora en el Chelsea. El español llevaba seis goles el año pasado; dos de ellos decisivos (2-1 en el minuto 94 contra el Sporting de Portugal y 2-1 también contra el Athletic en el 82). En ambas ocasiones había entrado por Benzema. Era el recambio natural del francés. Un recurso del que no dispone este año. Borja Mayoral estaba el martes en la grada por decisión técnica y fue Asensio quien entró en lugar del francés (que en Getafe sí cedió su sitio al canterano).

Mientras que la campaña anterior los blancos necesitaban 2,7 remates a puerta para marcar, en esta están necesitando 3,4. Han rematado 267 veces por las 300 del año pasado. En los disparos a puerta las cifras se acercan más: 101 por los 117 del curso anterior. Han anotado más de dos goles en cinco partidos de 14: contra el Barcelona en la ida de la Supercopa, contra el Deportivo y la Real en Liga, el Apoel en casa y contra el Borussia Dortmund en Alemania. El curso pasado le marcaron tres al Sevilla y al Celta, le endosaron cinco al Legia y a Osasuna, seis al Betis y siete a la Cultural en la ida de los dieciseisavos de Copa. “Cada partido cambia. En eso tenemos que pensar”, zanjó Zidane.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información