Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Australia aguarda a Serena Williams

La estadounidense, de 36 años, regresará al primer grande del año tras ser madre

Serena presencia un partido de su hermana Venus, este año en París.
Serena presencia un partido de su hermana Venus, este año en París. Getty

Hace unos días, Serena Williams posaba en Instagram orgullosa, luciendo figura después de que un mes antes diera a luz a su primer retoño, su hija Alexis Olympia Ohanian. La nueva madre, de 36 años, enviaba así el mensaje de que su recuperación iba bien, o muy bien, y de que su regreso a las pistas estaba cada vez más próximo. Y, de hecho, a tenor de lo que comunicó ayer el director del Open de Australia, Craig Tiley, la reaparición ya tiene lugar y fecha: será el próximo mes de enero, en Melbourne, en la próxima edición del primer grande de la temporada.

“Serena volverá. Esperamos darle la bienvenida y que emprenda el viaje de superar el récord de todos los tiempos en cuanto a victorias en los Grand Slams”, expresó el directivo, que a su vez también confirmó el retorno a escena de Novak Djokovic y Andy Murray, apeados de la recta final del año por sendas lesiones (codo y cadera respectivamente), así como un aumento muy significativo de los premios en metálico: un 20% más en la suma total, alrededor de 40 millones de euros, tres de ellos para el campeón masculino y otros tres para la ganadora WTA.

Aunque Williams haya facturado ya 80 millones por sus triunfos tenísticos, no parece que el estímulo principal de su regreso a las pistas sea el económico. A la estadounidense, poseedora de 23 grandes títulos, le mueve hoy día sobre todo su deseo de superar el récord histórico de Margaret Court (24), por lo que está decidida a volver cuanto antes. Se desconoce en qué punto lo hará, si conserva el físico suficiente para seguir batiéndose con las nuevas generaciones y si Melbourne será el primer escenario o bien decide rodarse unas semanas antes en Brisbane o Sídney, pero la gran dominadora del circuito en las dos últimas décadas ya piensa en Melbourne.

Un lugar simbólico, porque allí fue donde el año pasado conquistó su último major, estando embarazada de más de dos meses. Después se la vio exhibiendo tripa en las portadas y luego empuñando la raqueta a los siete de gestación, y en menos de tres meses teóricamente estará de nuevo compitiendo. Actualmente, tras más de cinco meses ausente, la norteamericana está instalada en el 24º peldaño del ranking, posición que no ocupaba desde 2006, entonces debido a una lesión de rodilla.

Por otra parte, hoy debutarán en el Masters de Shanghái tanto Rafael Nadal (hacia las 12.00, Movistar+ Deportes 2, contra Jared Donaldson) como Roger Federer (a continuación, ante Diego Schwartzman). En la jornada de ayer, Pablo Carreño perdió frente a Albert Ramos (doble 7-5), por lo que se complica su presencia en la Copa de Maestros. Además, Fabio Fognini superó (7-6 y 6-3) a Lucas Pouille, hipotético cruce de Nadal, y Nick Kyrgios se retiró tras perder el primer set ante Steve Johnson, aduciendo unos problemas estomacales y dolor de hombro durante la noche anterior.

Más información