LaLiga Santander jornada 6
Málaga
Málaga
Diego Rolán 35'Baysse 80'Diego Rolán 84'
3 3
Finalizado
Athletic
Athletic
Aduriz 4'Williams 50'Williams 70'

El Málaga se agarra a la fe ante el Athletic

Primer punto del equipo de Míchel, que empata un partido en inferioridad ante un Athletic muy tierno en defensa

Rolán celebra uno de sus dos goles.
Rolán celebra uno de sus dos goles. Daniel Pérez (EFE)

La Rosaleda fue un cúmulo de sensaciones. En un torbellino de partido, el Málaga sumó el primer punto de la temporada gracias a una fantástica muestra de fe en los últimos 10 minutos que le hizo empatar un choque que tenía perdido. El Athletic ganaba por 1-3 y tenía superioridad numérica por la expulsión de Kuzmanovic, que vio la roja en una acción impropia de un jugador de su experiencia. Con todo perdido y Míchel sentado en el banquillo, temiendo lo peor, el Málaga empató en dos acciones que retrataron a la defensa vizcaína, en especial a Lekue, una estatua en los goles de Baysse y Rolán. La debilidad vasca y su falta de contundencia para cerrar un choque que tenía ganado fueron el colofón a un choque frenético, con dos defensas muy débiles, protagonismo de futbolistas como Munian y Williams y, por fin, un cierto respiro para el Málaga, demasiado castigado por los avatares del fútbol en este inicio de temporada. El empate, logrado gracias al empeño de unos futbolistas que no arrojaron la toalla, muestra que el conjunto que dirige Míchel está vivo. Puede significar, además, un punto de inflexión para un grupo demasiado vapuleado y sin esa pizca de suerte que siempre se necesita. El Athletic, por su parte, alternó aspectos magníficos, como el juego de Muniain y la pegada de Williams, con una ternura en defensa impropia de un conjunto que desea moverse en la élite. 

Jugadores como Aduriz alimentan la calidad de una Liga como la española. Pleno de personalidad y talento, lanzó con enorme tranquilidad un penalti justo después de haber fallado con anterioridad ante el Atlético. El gesto de Aduriz y las paradas de Kepa acabaron por ser, en definitiva, los mejores valores de un Athletic que se adelantó muy rápido en el marcador en una buena acción de Muniain y que, a partir de ese minuto cuatro, fue un juguete en manos del Málaga. Castigado a veces de manera desorbitada por el fútbol, los de Míchel se sobrepudieron al tanto de Aduriz para darle un buen repaso al Athletic. El corazón de Recio y al acierto de Míchel al cambiar de banda a Mula y Rolan le dieron mucho aire al Málaga.

Los andaluces empataron con un fantástico gol de Rolan y con calidad y corazón se hicieron con el dominio del encuentro. Fue Kepa, un portero fantástico, el que impidió la remontada del Málaga. Sus intervenciones ante Bastón y Adrián resultaros decisivas. El Athletic, sin conexión en su juego, fue superado una y otra vez por el Málaga, sostenido solo por el empate en el marcador.

Muniain, muy activo, le hizo falta a Kuzmanovic antes de asistir a Williams en el 1-2. El centrocampista del Málaga vio la roja en su protesta y el Athletic todavía hizo el 1-3 en otra gran finalización de Williams. Ziganda consideró que el encuentro estaba cerrado y sacó del campo a Aduriz. El Málaga, con todo perdido, apeló a la épica. El Athletic no tuvo temple ni prestancia defensiva, hasta el punto de que los andaluces empataron en dos acciones demasiado simples, con balones al área bien aprovechados por Baysse y Rolán. Con el Athletic pasmado, Kepa incluso salvó el 4-3. Hubiera sido el premio gordo para un Málaga que demostró estar vivo. Un grupo que no se resignó a la derrota cuando parecía que lo tenía todo perdido. Ziganda, por su parte, deberá manejar mejor los partidos. No es de recibo que se le escapen dos puntos con un 1-3 a 10 minutos del final y en superioridad numérica.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS