Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid gana con apuros al Alavés (1-2)

Un doblete de Ceballos, que se estrenaba como titular, da la victoria en Mendizorroza al equipo de Zidane, que sigue mostrándose irregular en el juego y desacertado en el remate

alaves real madrid Ver fotogalería
El Alavés se enfrenta al Real Madrid en la sexta jornada de la Liga Santander

LEE LA CRÓNICA DEL PARTIDO. Por Eduardo Rodrigálvarez.

Ganó el Real Madrid al Alavés (1-2), pero no disipó las dudas en torno a la falta de regularidad en el juego y de acierto en el remate. Se impuso el equipo de Zidane con Ceballos como protagonista y salvador. El utrerano adornó su primera titularidad de blanco con un doblete. Dos latigazos para adelantar dos veces a un Madrid que se mostró, una vez más, incapaz de resolver el partido. Falló, sufrió y pudo dejarse dos puntos más en Vitoria de no ser porque Pedraza culminó sus dos acciones finales en los postes.

No arrancó muy fino el Real Madrid, pero la primera acción de Ceballos encarriló el choque frente al Alavés, colista, con cero puntos tras las seis primeras jornadas. Apuró linea Asensio y se la puso atrás al utrerano que, después de un quiebro atropellado, la pegó ajustada al palo corto. No espoleó el gol ni a Real Madrid ni a Alavés. Proponían, o lo intentaban, los blancos; se resguardaba ordenado el equipo. Así hasta que Munir se sacó un centro preciso y Manu, que entró como un ciclón, remató bruscamente y sin oposición para superar a Keylor y hacer el empate.

Poco le duraría la alegría al Alavés y pronto la recuperaría Ceballos. El volante recogió un rechazo casi al borde del área y con un golpeó sutil y colocado volvió a adelantar al Real Madrid antes del descanso. Mejoró el equipo de Zidane en la segunda mitad, más vistoso y creativo, pero volvió a mostrarse estéril en el remate. Falló una y otra vez Cristiano, también Isco, Lucas... y el desatino cerca estuvo de costarle otros dos puntos. Pero tampoco acertó Alfonso Pedraza, que estrelló dos balones en la madera, y respiró aliviado el Madrid, infalible hasta el momento a domicilio.

Más información