Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La eterna juventud de Navas guía al Sevilla

El equipo andaluz debe cerrar su pase a la fase de grupos de la Champions tras el 1-2 de la ida ante el Basaksehir

Navas centra al área ante Aarón. Ampliar foto
Navas centra al área ante Aarón. EFE

“El tiempo no pasa por Jesús. Ha venido casi igual de Inglaterra. Bueno, ahora dice tres palabras en lugar de una”, bromea Pablo Blanco, coordinador de la cantera del Sevilla y descubridor de Jesús Navas. Ante el Espanyol, el extremo, a sus 31 años, jugó todo el partido después de estar dos meses sin entrenar con el grupo, puesto que abandonó el Manchester City en mayo y no se entrenó con el Sevilla hasta el 1 de agosto, después de confirmarse su regreso al equipo de su vida. Titular el sábado, Navas debe ser uno de los pilares del Sevilla en el duelo de vuelta de la previa de la Liga de Campeones ante el Basaksehir, donde el Sevilla defiende el 1-2 logrado en Estambul (20.45. Antena 3 y TV-3).

MÁS INFORMACIÓN

“Tiene un físico privilegiado y no ha tenido lesiones de gravedad en su carrera. Este juega hasta los 40 años”, aclara Blanco, quien sí reconoce que algo ha cambiado en la constitución de Jesús. “En Inglaterra le han fortalecido mucho el tren inferior. Los equipos ingleses trabajan mucho en el gimnasio y eso le ha venido bien”, añade el técnico del Sevilla.

“Sigue igual. Su familia, su casa, la humildad que desprende”, aclaran desde dentro del vestuario. Eso sí, en el día en que se supo que los capitanes del Sevilla serían Pareja, Carriço, Escudero y Mercado, los jefes del vestuario del equipo andaluz le han reservado un hueco a Navas. “Jesús no tiene una personalidad arrolladora para ser uno de los líderes del vestuario, pero es un ejemplo por su dedicación y entrega”, afirma Blanco.

Fue Mercado el que aclaró que la decisión de nombrar a los capitanes se había tomado antes de la llegada de Navas. “Le vamos a dar su sitio”, aclaró el internacional argentino. En la práctica, el Sevilla contará con cinco capitanes. El sábado, en el estreno liguero, ya fue Navas el capitán después de las ausencias de Pareja, Escudero, Carriço y el propio Mercado en el duelo frente a los catalanes.

Rodeado de su familia, Navas se siente feliz en el Sevilla. Su rostro ocupa uno de los murales del Sánchez Pizjuán como una de las leyendas del club y en su regreso no tuvo dudas en pedirse un dorsal muy especial. El número 16, que llevara su compañero y amigo Antonio Puerta, con el que compartió vestuario en los equipos de la cantera y luego en el primer equipo.

Titular el sábado frente al Espanyol, Eduardo Berizzo no sabe aún si contará con Navas de inicio en el duelo frente al Basaksehir. El técnico confirmó que alineará un once inicial bastante parecido al que ganó en Estambul. Allí no estuvo Navas de inicio, pero dio el pase de gol a Ben Yedder en el tanto de la victoria. Navas anotó su último gol en la Liga de Campeones en 2010, en el choque de la eliminatoria previa que el Sevilla perdió ante el Braga (3-4), cayendo eliminado. Siete años después, la eterna juventud de Navas sigue guiando al Sevilla.

Prohibida la relajación

Los malos precedentes del Sevilla en las previas de competiciones hacen que todos los estamentos del club se hayan tomado muy en serio una eliminatoria que marcará la temporada. El primero, por supuesto, es Berizzo. “La palabra relajación está prohibida en este vestuario. La Liga de Campeones es un objetivo clave en esta institución y no especularemos con el 1-2 de la ida”, aclaró Berizzo. “Es una final para nosotros”, añadió Mercado. El Sevilla cuenta con las bajas del meta Soria y del defensa Carriço. El portero suplente será Juan Soriano, del filial y con solo 19 años.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información