Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Busquets defiende a Piqué: “No es lo mejor que el club señale a un jugador”

El centrocampista azulgrana silencia a la directiva y Valverde niega la superioridad del Madrid

Busquets, en rueda de prensa. Ampliar foto
Busquets, en rueda de prensa. EFE

El Madrid se impuso con claridad en el Camp Nou, sobre todo en una segunda parte donde hizo de los espacios un filón, y la hinchada azulgrana murmura con persistencia porque todo anda revuelto en el Can Barça. La Supercopa no ayudó, al menos en el duelo de ida. Queda la vuelta. “No hay nada imposible y no nos vamos a dar por vencidos de antemano”, resolvió Ernesto Valverde; “pero está claro que tenemos que generar situaciones de gol para marcar. La desventaja es importante y debemos controlar sus contras. Lo hicimos bien durante el partido, pero en el impulso de intentar ir arriba, nos descuidamos. Tengo la sensación de que el resultado fue excesivo”. ¿Asumen o discuten que el Madrid sea mejor?, le preguntaron al preparador. “Hombre… Admitir que es superior por sistema, nadie lo asume. Que pueda ser mejor en el partido, sí, es sencillo. Pero ninguno es mejor que nosotros, ni el Madrid, ni el Bayern ni nadie”.

Pero más que el título, las preguntas al entrenador del Barcelona eran por nombres propios, ahora que el equipo está por rehacer tras la marcha de Neymar. De momento, ha llegado Paulinho, que ha recibido críticas por sistema porque es un jugador físico y no tiene el pie que se considera exigido para pisar el Camp Nou. “Se está hablando mucho antes de que venga. Vamos a dejarle y ver su rendimiento”, reivindicó Valverde; “y es un jugador importante en la selección brasileña, técnicamente bueno y desde el punto de vista físico es fuerte y nos puede ayudar, nos puede dar versatilidad porque es un jugador de perfil diferente a lo que tenemos”. Su llegada, sin embargo, saca del equipo a Samper, a quien le quitaron el dorsal. “Hablé con él hace unos días”, explicó el técnico; “viene de una cesión en la que no ha jugado los minutos que deseaba él ni el club, por lo que le expuse que era lo mejor para seguir progresando dado que aquí va a tener menos minutos”. Otra cosa es Sergi Roberto, pretendido por el Manchester United pero lejos de dar el paso de salir del club porque está contento en la entidad, por más que le molesten los fichajes que llegan. “Es un jugador con el que cuento. Es importante para nuestro equipo y no hay ninguna duda sobre eso. Es versátil, puede jugar en varias posiciones y lo considero una enorme ventaja”, zanjó Valverde.

Más dudas tiene con Arda Turan. “¿Es recuperable?”, le cuestionaron. “Pues no lo sé, no lo sé”, se arrancó el técnico azulgrana; “El club hizo una gran inversión por él, pero depende del rendimiento. Ahora me decido por otros jugadores, somos 25 jugadores de campo”, contestó con firmeza.

Busquets silencia a la directiva

Anda revuelto el Barcelona porque ha perdido a Neymar, que prefirió ser el 10 del PSG que el 11 azulgrana, porque cuesta que lleguen los grandes jugadores y porque se pone en tela de juicio todo, desde los fichajes como Paulinho, Semedo y Deulofeu, del mismo modo que desde la directiva se señala a los jugadores, como ocurriera tras la Supercopa cuando el director deportivo, Pep Segura, dijo que parte de la culpa de la derrota fue por el gol en propia puerta de Piqué. “No estoy de acuerdo porque fue mala suerte. No perdimos por su fallo ni por algo puntual. Y ellos en la definición estuvieron muy bien. No creo que sea la mejor manera de expresarse, señalando a un jugador, y menos desde dentro del club”, replicó con contundencia Sergio Busquets. Valverde, sin embargo, llamó a la calma: "Cuando hablas en esos términos… La jugada fue una fatalidad, es una jugada desgraciada y ojalá le ocurra al Madrid ahora. Hay que entenderlo desde ese punto de vista. Debemos mantener la tranquilidad, estamos aquí todos juntos”.

Pero el Madrid ganó. “Hicimos una buena primer parte, con ocasiones y control. En la segunda, con su gol, nos abrimos, empatamos y no supimos cambiar el chip. Con espacio y a la contra eran imparables”, resolvió Busquets. Se echó en falta a Neymar, el mejor extremo del mundo. “Con su marcha el equipo ha perdido ofensivamente. Y dije que había que renovarse, pero no por la derrota. Es porque cada año se exige más. Y ahora necesitamos jugadores ofensivos porque Neymar solo hay uno y ya no está con nosotros. Ojalá puedan venir los máximos y de máxima calidad”, dijo. “¿Pero se tiene más Messidependencia?”, le cuestionaron. “Nosotros intentamos que cuanto más participe mejor. Pero deberemos tener más variantes, otros jugadores ofensivos que asuman responsabilidades”, replicó.

De momento llegó Paulinho. “Tiene un perfil diferente de lo que tenemos y es muy bueno, titular con Brasil. Le recibiremos con los brazos abiertos”, convino. Y se centró en la Supercopa: “El título está difícil, pero no lo damos por perdido. Aunque deberemos estar bien defensivamente porque lo prioritario es no encajar. Y por el contrario, muchas veces hemos hecho allí tres goles”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información