Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça asume ya que Neymar quiere irse

“Si no está a gusto que pague la cláusula”, afirma el presidente Bartomeu, mientras Piqué desvela que el brasileño “no sabe qué hacer”

Bartomeu, derecha, con el alcalde de Miami.

La gira del Barcelona por Estados Unidos ha quedado monopolizada de principio a fin por el culebrón de Neymar. Los partidos, incluso uno tan especial como el que disputaron la pasada madrugada contra el Real Madrid, los primeros días de la nueva era del equipo con el estreno de Ernesto Valverde, y los actos institucionales que se han sucedido de manera ininterrumpida y han incluido una entrevista con el expresidente Barack Obama, han pasado a un segundo plano ante la cuestión que inquieta al barcelonismo: ¿Se queda o se va Neymar? Han pasado ya 12 días desde que el canal Esporte Interativo de Brasil informó de que el delantero había aceptado una oferta del PSG y que el club francés pagará la cláusula de rescisión del contrato que liga al jugador con el Barcelona hasta 2021 y que asciende a 222 millones de euros.

Inicialmente las fuentes del Barcelona transmitieron un mensaje de absoluta certeza de que Neymar iba a continuar vestido de azulgrana. Pero las informaciones se sucedieron y cada día que pasaba se aportaban nuevos indicios de la verosimilitud de las noticias que llegaban desde el entorno del club francés. Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, asedidado por los periodistas el tórrido sábado día 22 en un acto celebrado en Manhattan, afirmó: “Siempre hemos dicho que estábamos tranquilos con Neymar”. Un día después, Piqué, fotografiado con el delantero brasileño, tuiteó: “Se queda”.

Desde entonces, todos los indicios van en sentido contrario. El central explicó el jueves que “el ‘se queda’ fue una opinión personal”. Y el viernes Bartomeu dijo en una entrevista con la ESPN previa al clásico en Miami: “Neymar llegó hace cuatro años, tiene una gran calidad, pero en el fútbol existen las cláusulas. El fútbol es muy cambiante, muy dinámico. Si no está a gusto puede irse pagando la cláusula”.

El presidente del Barcelona añadió: “Lo que tengo muy claro es que Neymar está centrado en el clásico y cuando acabe la gira ya hablaremos de este tema. Todo llegará”. La expedición azulgrana tiene previsto llegar mañana a Barcelona, aunque Neymar debe viajar directamente a China por un compromiso publicitario adquirido por el club. Bartomeu abundó: “En España existen las cláusulas y es una posibilidad para que, cuando un jugador no está a gusto, se pueda marchar”.

Volvió a hablar Piqué solo unas horas antes del clásico en Miami. El central azulgrana desveló las dudas de su compañero: “Neymar y yo somos muy amigos y quiero que se quede, pero conozco la situación en que se encuentra. En este momento no sabe qué hacer. Intentamos ayudarle para que tome la mejor decisión”, indicó Piqué en una entrevista a la ESPN. “Todo depende de lo que quiera. Puede ir a todos los clubes del mundo, PSG, Barcelona, Chelsea o City. Todo el mundo lo quiere, pero debe decidir en función de sus prioridades. ¿Qué quiere? ¿Más dinero o más títulos?”. También argumentó el tuit en el que escribió ‘se queda’. “Fue para empujar a que se quedara. Quiero que se quede. Veremos qué pasa”.

Horas antes, se pronunció Iniesta: “A todos nos gustaría que esta situación fuera distinta y que no se hablara tanto. Hay una única vía: que Ney se pronuncie. El grupo quiere que se quede porque es una pieza fundamental. En mi equipo siempre quiero a los mejores”.

Más información