Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España derrota a Canadá y se asegura la plata en waterpolo femenino

Miki Oca culmina con éxito la transición generacional del equipo femenino y lo devuelve al podio mundial cuatro años después

Anna Espar intenta lanzar ante las canadienses.
Anna Espar intenta lanzar ante las canadienses. AFP

El equipo español de waterpolo femenino ha conseguido algo que los militares consideran una maniobra de gran dificultad: el equivalente a una retirada ordenada. Después de conquistar la plata en los Juegos de Londres y el oro en el Mundial de 2013, la selección se ha regenerado hasta volver a funcionar como una unidad de elevadísimo carácter competitivo. Miki Oca, el seleccionador, figura como máximo responsable del proceso, que no ha sido fácil y ha supuesto momentos de frustración y penuria en los Mundiales de Kazán (7º puesto) y en los Juegos de Río (5º).

Canadá, 10 - España, 12

Canadá: Jessica Gaudreault; Emma Wright (1), Monika Eggens (2), Joelle Bekhazi (-), Hayley McKelvey (-), Christine Robinson (-), Shae Fournier (3) -equipo inicial- Krystina Alogbo (-), Axelle Crevier (-), Kyra Christmas (3), Elyse Lemay-Lavoie (-), Kelly McKee (1).

España: Laura Ester; Anna Espar (1), Beatriz Ortiz (3), Matilde Ortiz (-), Clara Espar (1), Maria del Pilar Peña (-), Paula Leitón (1) -equipo inicial- Marta Bach (1), Helena Lloret (-), Judith Forca (-), Paula Crespí (-), Anna Gual (5).

Parciales: 2-4, 2-3, 2-2, 4-3.

Árbitros: Georgios Stavridis (GRE), Alessandro Severo (ITA).

Exclusiones: Alogbo, McKelvey (2) y McKee (2) por Canadá; Beatriz Ortiz, Matilde Ortiz (2), Clara Espar (2), Gual y Lloret por España.

Encuentro de semifinales del Mundial de Natación de FINA en Budapest, disputado en la piscina "Hajós Alfréd" de Budapest.

Este miércoles, en el escenario mítico de la piscina de la Isla Margarita, bajo una tormenta de verano, las chicas españolas se impusieron a Canadá por 10-12 y se aseguraron la medalla de plata. Disputarán la final del mundial el viernes contra Estados Unidos, la potencia hegemónica en este deporte, que aplastó a Rusia (9-14) en la otra semifinal.

Beatriz, Anna y Paula

Hay mucho de fortuito y de hermoso en los buenos partidos de waterpolo. El agua suele esconder lo mejor, y en muchas ocasiones el esfuerzo permanece disimulado como el sudor de las jugadoras sumergidas hasta la coronilla. Las acciones decisivas con frecuencia no son evidentes.

España dominó a Canadá desde un planteamiento adecuado, pero en el último cuarto el partido estuvo en el aire. Quién sabe si la plata de España se conquistó en la doble parada de Laura Ester cuando faltaban tres minutos con el marcador 9-11; o en la defensa que hizo instantes más tarde Marta Bach sobre la potente Shae Fouriner; o en la contra que dirigió la ingeniosa Anna Espar desde la izquierda lanzándole esa bola larga a Beatriz Ortiz para que atacara a la portera y a una defensa rival. El 1x2 desembocó en el gol que llevó al equipo a la celebración anticipada.

Beatriz Ortiz es, a sus 22 años, una de las figuras que encabezan la renovación generacional. Hizo tres goles importantísimos, solo superada por Anna Gual, con cinco tantos, otra de las jugadoras que se incorporaron después de los Mundiales de 2013. Junto con la boya Paula Leiton, relevo brillante de la legendaria Maica García, las tres constituyen el núcleo de la nueva oleada.

No todo aflora a la superficie en un partido de waterpolo. Pero resulta evidente que sin ellas esta plata segura y esta expectativa de oro habrían sido imposibles.

Más información