Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Neymar tiene la palabra

Mientras el Barça niega que la marcha del extremo sea una posibilidad, el padre del jugador y el PSG acercan posturas

Neymar, en el entrenamiento del Barcelona en Nueva York. Ampliar foto
Neymar, en el entrenamiento del Barcelona en Nueva York. EFE

El dinero no es un problema para el PSG, club regentado por el extenista Nasser al-Khelaifi pero sufragado por el emir catarí Tamim ben Hamad al Thani. Ni siquiera lo son los 222 millones de cláusula de rescisión de Neymar, extremo brasileño del Barça hasta que digan lo contrario los petrodólares, toda vez que el club parisino está decidido a fichar al futbolista. Ocurre, sin embargo, que las argumentaciones de cada bando son contradictorias y se aguarda ahora al propio Neymar, que parece haber perdido la voz cuando más lo reclama la hinchada azulgrana, incluso el club, preocupado por el devenir de los acontecimientos en los últimos días.

“No hay nada”, resuelven desde las altas esferas de la entidad. “No ha llegado ninguna oferta”, se suma otra fuente del Barça; “y si llega, debería cubrir su cláusula de rescisión porque no pensamos negociar”. Aunque también hay voces que no lo ven tan claro, hasta el punto de que alguno susurra: “Con el asunto de Neymar... Estamos fastidiados”. Entre otras cosas porque, según contó Catalunya Ràdio, el club parisino no solo ha entablado conversaciones con el padre del futbolista —que hace las funciones de agente desde que se alejaron de Wagner Ribeiro, condenado a cinco años y cuatro meses de prisión por evasión de impuestos—, sino que ha firmado un precontrato con el PSG con una prima de fichaje multimillonaria, muy superior a los 40 millones que le pagó el Barça en su día. “No, no, no hay nada”, interceden de nuevo desde el Barcelona al tiempo que afirman que tanto el presidente del PSG y el padre del jugador niegan por el momento la mayor a los interlocutores azulgrana. Neymar, sin embargo, no dice ni pío y alimenta el suspense.

“Puede que venga... O no”

En París tienen claro que lo recibirían con los brazos abiertos. “El club y los aficionados estarían felices de que viniera. Nuestro equipo debe de contar con un jugador que está en el top 5del mundo. Puede que venga... O puede que no”, dijo Unai Emery, técnico del PSG. El inconveniente, que no problema, es el dinero. Para fichar a Neymar el equipo francés debe atenerse a la cláusula de rescisión: 222 millones de euros (268 con el IVA). Si a ese número se le suma el contrato del jugador, que reclama unos 30 millones de euros netos según el entorno del futbolista, la cifra ascendería a 90 millones por año de salario —en Francia los impuestos son del 69%—, por lo que en un contrato a cinco años el coste de la operación rondaría los 750 millones sin contar la generosa prima de fichaje para el padre del delantero. Pero para que esto suceda el jugador tiene que dar el sí. Y poco o nada se sabe del 11.

Sí que se pronunció el jugador hace unos días para responder al portal Goal.com, aunque no acabó de resolver el enigma. “Estoy feliz en el Barcelona”, proclamó a través de un correo electrónico. Pero no desmintió que negociara con el PSG, aunque sí que afirmó estar focalizado en esta próxima temporada vestido de azulgrana. Pero como Barça, PSG, Neymar padre y delantero juegan al ratón y al gato, nada se aclara. Y se reproducen las voces. “Ney nos dijo que este año se iría del Barça”, cuenta una pieza importante de la selección brasileña. Thiago Silva, capitán del PSG y compañero de Neymar en la Canarihna, añadió: “Sería importante para nuestro proyecto”. Entre otras cosas porque desde que se fue Ibrahimovic hace dos años, el PSG quedó huérfano de jugadores referenciales del mundo balón.

Es la segunda intentona del PSG por hacerse con Neymar —en el verano pasado se reunieron en Ibiza—, pero desde el vestuario azulgrana hacen oídos sordos, sabedores del desequilibrio y trascendencia que ofrece el extremo. “Ney está como siempre”, dicen. “Nosotros estamos muy contentos de que esté aquí en Estados Unidos. Es muy importante contar con un jugador como él en nuestro equipo”, subrayó Sergi Roberto desde Nueva York, donde el Barça ya está de gira. Y Neymar, de momento, sigue con ellos. Pero sin decir ni mu.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información