El negocio del Asiento Libre enreda al Barça

Los socios cedían entradas por las que percibían 88 euros sin saber que el club las iba a vender por 1.500 euros como paquete VIP | El Barcelona anuncia acciones legales contra TV3 a raíz de esta información

Messi celebra un gol en el Camp Nou.
Messi celebra un gol en el Camp Nou.GUSTAU NACARINO (REUTERS)

En las últimas tres temporadas el Barcelona ha actuado a su aire al menos en 10 encuentros aprovechándose del Seient Lliure [Asiento Libre], una modalidad por la que el socio que no vaya a un partido puede poner a la venta su entrada a través del club y, una vez completado el proceso, se descuenta el IVA y los gastos de gestión y se reparte al 50% con el socio el importe restante. Asiento libre, todos ganaremos, reza en la página web del FC Barcelona… Y, aunque así sea, el socio no tenía constancia del modus operandi de la entidad por más que ahora el club se enarbole la bandera de transparencia.

El Barcelona, según una información de TV-3, revalorizó las entradas de los socios a la grande, hasta el punto de que algunos percibieron 88 euros por entradas que acabaron siendo vendidas por 1.502. La argucia fue convertir las localidades normales en entradas Premium, lo que se denomina VIP Experience, y que incluían una plaza de parking, acceso a una sala VIP con servicio de bar, catering y guardarropa, asistencia de azafatas y entrega de las alineaciones una hora antes del encuentro. “Lamentamos que un medio público, nuestra televisión, haya condicionado la opinión del socio sin consultar con los gobernantes de este club”, se arrancó Jordi Cardoner, vicepresidente del club encargado del área social, aleccionando a los medios de lo que es y lo que no es una noticia sin desmentir nada; “en muchas cosas nos equivocamos, pero no en esta porque ponemos los intereses colectivos sociales por encima de los individuales”.

Los 10 partidos de la discordia

La idea de Seient Lliure se puso en marcha en 2001 y básicamente trataba de mantener la máxima afluencia al Camp Nou beneficiando tanto al socio que no podía acudir al estadio, que percibe un dinero si libera su localidad a través del club, como a este, que ingresa una cantidad extra. Pero el Barça se ha saltado las normas al no avisar ni explicar al socio lo que ocurría con sus entradas en estos tres últimos años, focalizados en 10 partidos: ante el Manchester City, Madrid y Valencia en la temporada 2014-2015; Roma, Arsenal, Madrid y Atlético de Madrid, en la 2015-2016; y Atlético, Manchester City y Real Madrid, en la 2016-2017.

Poco después, en declaraciones a RAC1, Cardoner anunció que el club demandará a TV3 a raíz esta información. “Emprenderemos acciones legales porque han desvirtuado la realidad”, afirmó, “queremos que TV3 reconozca el error y se disculpe. Un medio público ha emitido informaciones sin respetar el principio báscio de contrastar la información”.

La idea de Seient Lliure se puso en marcha en 2001 para tratar de mantener la máxima afluencia al Camp Nou. “Nuestra voluntad no es que la gente venda, sino que el campo esté lleno”, reflexionó Cardoner. Aunque también lo es ganar dinero. “Estos asientos VIP, en los clubes grandes, están generando 40-50 millones. Nosotros ganamos 17 millones. Se trata de ofrecer productos de lujo para gente que viene de fuera y tiene esa necesidad. Lo utilizamos y lo aprovechamos”, argumentó el vicepresidente azulgrana. Y amplió: “Estamos actuando correctamente y solo existe un beneficiario que es el socio. Seguiremos actuando igual porque es la manera más justa de hacerlo y porque se ha bajado en fraude y reventas”.

El guirigay, el problema, es que el socio no se había enterado porque desde el club no se había comunicado abiertamente. Como explicó Cardoner, había que remitirse a la memoria económica anual, un documento al que la gran mayoría no atiende. “¿Fallo de comunicación?”, le sugirieron a Cardoner. “En nuestra Oficina de Atención al Barcelonista recibimos 25.000 llamadas mensuales, hay 6.000 visitas presenciales, más de 80.000 correos electrónicos... A quien le interesa, ahí se explica”, resolvió Cardoner. “Hay una falta de información y transparencia. El club no ha explicado a los socios qué hace con sus entradas”, señala el expresidente azulgrana Joan Laporta. “Me siento engañado”, soltaba el socio Josep Clopés en el informe de TV3. “Si nos hubiesen explicado que iban a hacer eso, diríamos que sí y colaboraríamos. Pero no nos han dicho nada…”, se lamentaba Josep Farrés, otro abonado. “Alguien se puede sentir engañado cuando lo explicado es diferente. El precio de la entrada es público y no se ha escondido información”, alegó Cardoner.

“Dinero de todos”

El vicepresidente prosiguió en su discurso: “No nos apropiamos de beneficios sino que generamos para derivarlos en no subir el abono desde 2010, para poder asumir fichajes y retribuciones a jugadores de primera línea… Este dinero es de los socios”. Y se explayó en cómo se reparten estos beneficios: “Hay socios que tienen la suerte de tener un asiento bien posicionado, que es más fácil vender. Pero había otros que se quejaban de no venderlos, por lo que para ser equitativos, el beneficio de estas entradas se reparte con todos los socios de la misma manera”, expuso Cardoner, al tiempo que añadía que se podía recibir un 95% de lo pagado por el abono en todo el año para que nadie hiciera negocio.

En la temporada 2015-2016, la última que el Barça ha hecho público el ejercicio económico, solo en el partido Barcelona-Real Madrid, el club ganó cerca de 2,5 millones de euros en la citada modalidad del VIP Experience. Pero los socios afectados en este partido, ni en los otros nueve investigados, conocía el negocio que se estaba haciendo con su localidad. Porque una cosa es que se pueda saber y otra que te lo digan. Cuestión de confianza.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS