Claudio Bravo sale a flote

El portero de Chile, héroe tras detener tres penaltis, recupera el lustre tras un año difícil en Inglaterra

Claudio Bravo celebra una de sus paradas ante Portugal en la tanda de penaltis.
Claudio Bravo celebra una de sus paradas ante Portugal en la tanda de penaltis.MARIO CRUZ (EFE)

Los abrazos que se dieron el miércoles los jugadores chilenos sobre el césped del Kazan Arena tras lograr el pase a la final de la Copa Confederaciones, aunque terminaron por virtud del entusiasmo con unos encima de los otros, representaron esa pasión desmesurada que había quedado al descubierto a ras de hierba. Debajo de esa montonera estaba Claudio Bravo, el portero de Chile, que acababa de detener los tres lanzamientos de penalti de Portugal. Igualaba el capitán de La Roja a Buffon, que en la edición de 2013 detuvo los tres disparos de Uruguay.

“Antes de la tanda dijo que detendría dos o tres penaltis. Lo dijo exactamente así”, confesó Vidal tras el encuentro. “No nos daban las piernas, pero sí el corazón”, comentó el portero. “Estuvo impresionante”, le felicitó Pizzi.

Problema de adaptación

La temporada de Claudio Bravo en el Manchester City, al que llegó de la mano de Guardiola, ha sido de todo menos placentera. La marcha de Hart, titular también en la portería de la selección de Inglaterra, generó un revuelo que el chileno no ha logrado disipar. “Se tiene que adaptar, pero también el resto de jugadores. Sé que la gente lo mira con lupa, pero no sé por qué Claudio debe adaptarse al fútbol inglés pero el resto no”, aseguró Guardiola en pleno torrente de críticas.

Antes de la tanda dijo que detendría dos o tres penaltis. Lo dijo exactamente así" Arturo Vidal

Desde su llegada por 18 millones de euros, Bravo, de 34 años, ha disputado 30 partidos con los citizen en los que ha encajado 34 goles. Su juego con los pies, motivo principal por el que Guardiola reclamó al chileno, le ha generado problemas en Inglaterra y en Champions —ante el Barcelona resultó expulsado después de fallar en un despeje y atrapar el balón con la mano fuera del área—, junto con una lesión muscular que le impidió participar en los últimos cinco encuentros de la Premier y perderse los dos primeros partidos ante Camerún y Alemania.

Bravo detiene uno de los lanzamientos de penalti.
Bravo detiene uno de los lanzamientos de penalti.Dmitri Lovetsky (AP)

Sin embargo, su actuación ante Portugal ha disipado las dudas y aunque su continuidad en el City parece complicada después del fichaje de Ederson por 40 millones de euros, nadie del país cuestiona su categoría. Mucho menos después de mantener la portería a cero durante 120 minutos y una tanda de penaltis de por medio. Una suerte en la que Chile hace tres años que no pierde un duelo.

Nunca me había emocionado tanto con un deportista chileno" Marcelo Ríos

La última vez que la moneda cayó del revés para La Roja fue en el Mundial de 2014. La Canarinha apeó al equipo de Sampaoli en los octavos de final (4-3) después de que Pinilla, Alexis y Jara errasen sus lanzamientos. Desde entonces no ha habido otra secuencia perdedora. La Copa América de 2015 y la Copa América Centenario de 2016 se resolvieron desde el punto de penalti. En ambas finales Chile se enfrentó a Argentina y en las dos salió victoriosa (4-1 y 4-2).

El primer trofeo de la historia de La Roja lo certificó Alexis Sánchez. El delantero del Arsenal batió a Romero con un tiro a lo Panenka, suave, por el centro, sin demasiada altura. Una ejecución tan peligrosa como sintomática. Chile combate el miedo con osadía. Ante Rui Patrício lanzaron Vidal, Aránguiz y Alexis. Los tres marcaron sin que el portero de Portugal estuviera cerca de detener ninguno de los disparos. “Claudio Bravo, te pasaste. Nunca me había emocionado tanto con un deportista chileno”, le alabó el extenista Marcelo Ríos. Y es que ahora las aguas que rodean a Bravo vuelve a ser dulces.

Sobre la firma

GORKA PÉREZ

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS