Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
nba

Los Knicks despiden a Phil Jackson

El dueño de la franquicia de Nueva York retira su apuesta por el entrenador, que deseaba traspasar a Carmelo Anthony y a Porzingis

Phil Jackson. Ampliar foto
Phil Jackson. AP

Los Knicks, una franquicia convulsa donde las haya, han despedido a Phil Jackson.  El legendario exentrenador, de 71 años, solo ha cumplido tres de las cinco temporadas por las que firmó como director de operaciones en 2014. El desenlace se precipitó después de que Phil Jackson intentara traspasar a Carmelo Anthony y a Kristaps Porzingis.

James Dolan, el propietario de la franquicia, el mismo que apostó por la incorporación de Phil Jackson en un intento de enderezar el rumbo de un equipo envuelto siempre por las polémicas y perjudicado por las malas decisiones desde los despachos, ha tomado la decisión. El balance de Phil Jackson ha sido nefasto: 80 victorias y 166 derrotas ha cosechado un equipo que ha seguido la tradición y ha dado más que hablar por los escándalos que por sus actuaciones.

El entrenador de los 11 anillos, seis con los Bulls y cinco con los Lakers, apostó por Derek Fisher como entrenador en una primera temporada en la que concluyó el último de la Conferencia Este con solo 17 victorias. La siguiente temporada Fisher acabó siendo destituido y fue reemplazado por Kurt Rambis, con un balance final de 30 triunfos. Y en la última campaña, el entrenador fue Jeff Hornacek y el balance final, de 31 victorias y 51 derrotas.

Phil Jackson ha tratado de imponer su idea de juego a los entrenadores del equipo, la del célebre triángulo ofensivo que tantos éxitos le dio cuando él estuvo en los banquillos de los Bulls y de los Lakers. Porzingis, en desacuerdo con la actitud y los planes de Phil Jackson, evitó la reunión que debía tener con él en abril, una vez concluida la temporada. “No recuerdo un jugador mío en los 25-30 años que estuve entrenando que hiciera algo así. Nunca me ha ocurrido”, afirmó Phil Jackson. El director de operaciones reconoció que sopesó las ofertas que recibió por Porzingis y dijo públicamente que, por el pase del ala-pívot letón, podrían recibir dos jugadores titulares y una elección en el draft.

“Los Knicks siempre tendrán un lugar especial en mi corazón. Este equipo y esta ciudad lanzaron mi carrera en la NBA. Siempre estaré en deuda. Esperaba traer otro anillo al Madison Square Garden y estoy profundamente decepcionado por no haberlo logrado. Le deseo lo mejor a los Knicks, ahora y siempre”, se despidió Jackson.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información