Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asensio golea a Macedonia

España se presenta en el Europeo sub-21 con un 5-0 y un recital del jugador del Madrid, autor de un 'hat-trick

macedonia - españa
Asensio, tras marcar su primer gol. AFP

Sin asomarse a la brillantez, pero con una calidad y experiencia asustantes e impropias de cualquier torneo no absoluto se presentó la selección sub-21 en el Europeo de Polonia. Lo hizo goleando a una valiente pero párvula Macedonia (5-0) en un estreno en el que España lució pegada y a su estrella, Marco Asensio, la sensación del momento, autor de un hat-trick y de un ejercicio de superioridad aplastante.

Fue aparecer el balear y arrancar el equipo de Celades, que rodeó al jugador del Madrid de Saúl, Denis Suárez, Deulofeu y Sandro; por detrás, como pivote, Marcos Llorente, algo ausente en un partido de poco control y mucho alboroto. Comenzó Macedonia convencida y atrevida, dispuesta a no dejar jugar fácil a España y a crearle cierto peligro. Con escaso bagaje y menos nombres, el país balcánico, liderado por el excanterano del Barcelona Babunski, el más talentoso junto a Bardy, dio la misma sensación de poder dar un susto a cualquiera que de salir escaldada.

Y fue lo segundo porque así lo quiso Asensio. Cabalgó por primera vez el mallorquín a los diez minutos y se adelantó España con una chilena de Saúl y la colaboración del meta macedonio, que despejó a su red el acrobático remate del jugador rojiblanco. Acto seguido llegó la primera gran estocada de Asensio. Le cayó el balón fuera del área, levantó la cabeza, armó la zurda y la cruzó a la escuadra. No mostraba España su faceta más perfeccionista, pero sí la más demoledora y vertical, suficiente para encarrilar un partido en el que Macedonia, con más intención y juego que puntería, no se arrugó nunca y se arrimó de cuando en cuando a la meta de Kepa.

Deulofeu cerró la primera mitad transformando una pena máxima y Asensio arrancó la segunda dispuesto a prolongar su recital. Carrera por aquí, finta por allá, el atacante encumbró su faena con otros dos tantos y confirmó que está para gestas mayores. Para su segundo zarpazo, tiró de quiebro hacia fuera para tumbar a su marcador y de trabuco para superar a Aleksovski. Y el tercero y quinto de España, más de lo mismo. Se cabalgó todo el campo con la pelota pegada al pie, se perfiló hacia el interior y la puso en la escuadra. Hizo lo que quiso Asensio y goleó España, a la que el martes le espera un reto mayor ante Portugal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información