Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Manchester City invertirá este verano 350 millones de euros en reforzar su segundo proyecto con Guardiola

El equipo inglés negocia un costoso fichaje del meta benfiquista Ederson tras cerrar la incorporación de Bernardo Silva y confirmar a Agüero. Ahora busca zagueros

Ederson celebra el título de Copa que logró con el Benfica el pasado domingo.
Ederson celebra el título de Copa que logró con el Benfica el pasado domingo. AFP

Primero llegó Bernardo Silva por 50 millones de euros y ahora trata de cerrar el pase de Ederson para conformar la que podría ser una de las mayores transferencias jamás pagada por un guardameta, a rebufo del traspaso de 54 millones abonado en 2001 por la Juventus al Parma para hacerse con los servicios, seguramente más que amortizados, de Gianluigi Buffon. El Benfica ha reconocido en un comunicado que negocia el traspaso de su portero, que ya pasó el reconocimiento médico en su nuevo destino. Se trata del Manchester City, que ha salido al mercado para tratar de mejorar el plantel que dirigió Pep Guardiola en su primera experiencia en la Premier League. La previsión que baraja el club que preside Khaldoon Al-Mubarak apunta a una inversión de 350 millones de euros en fichajes durante este mercado estival. El verano pasado ya se gastaron 213 millones y apenas ingresaron 35 por ventas. “Buscamos los mejores talentos a nivel mundial y vamos seguir haciéndolo”, advierte el mandatario emiratí.

El City se aseguró el tercer puesto final en la Premier en la última jornada y en la Champions cayó en la primera ronda eliminatoria ante el Mónaco. En la Copa llegó hasta la semifinal y en la Copa de La Liga apenas superó una ronda. “Si estuviese en el Barça o en el Bayern me habrían despedido”, asume Guardiola, que la última vez que disfrutó del liderato en la competición doméstica fue a finales del mes de octubre. Pero está en un club que siente que está ante un proyecto plurianual. “Queremos ganar la Premier o situarnos cerca de hacerlo y este año no fue así, pero Pep está promoviendo una manera de jugar novedosa y emocionante de la que hemos visto destellos. Comenzamos un ciclo con él y vamos a tratar de completar el rompecabezas”, explica Khaldoon Al-Mubarak en una entrevista emitida a través de los canales de comunicación del club inglés.

El puzzle está prácticamente completo en el ataque, por más que Guardiola busque todavía una guinda final. Alexis Sánchez, al que ya dirigió en el Barcelona, es uno de los favoritos para incorporarse a un elenco de lujo en el que desde los despachos han confirmado la presencia de Kun Agüero: “Es ridículo pensar que salga”, apunta Al –Mubarak. El punta argentino ha aportado 169 goles en 253 partidos durante las seis campañas que lleva en el equipo y en las últimas tres ha pasado de los 20 tantos en la competición liguera. “Nunca hubo dudas sobre él”, zanja el dirigente. Con todo, las magníficas sensaciones ofrecidas por Gabriel Jesús, y la posibilidad de que llegue un nuevo delantero en cuanto Iheanacho sustancie su salida del equipo, abonan la idea de que puede perder minutos la próxima campaña.

Guardiola abraza a Yaya Touré durante el último partido de la Premier League contra el Watford.
Guardiola abraza a Yaya Touré durante el último partido de la Premier League contra el Watford. Getty Images

La llegada de Bernardo Silva, un centrocampista de características combinativas que puede jugar por dentro o por fuera, completa un abanico interesante. De Bruyne, David Silva, Sané y Sterling pelearán con el luso por un puesto en el once. Gündogan, operado en diciembre en su rodilla derecha, espera retornar al equipo en la gira de pretemporada y Nolito busca una salida. El City además ha abierto negociaciones con Yaya Touré, de 34 años, para renovar el vínculo que les une durante una campaña más. No se pueden descartar movimientos en esa línea, pero donde realmente reconstruirá Guardiola es en la zaga. Ederson llega para apuntalar una meta en discusión tras el pobre rendimiento de Claudio Bravo. Willy Caballero acaba contrato y busca destino, Joe Hart regresa de su cesión en el Torino, pero no cuenta para el entrenador que entiende que Ederson, un brasileño de 23 años es la solución, un portero sin experiencia en la máxima competición de su país reclutado por el Benfica cuando era un juvenil. Su carrera la tutela Jorge Mendes, sus derechos corresponden en un 20% a Gestifute, la compañía del agente portugués, y en un 30% al Río Ave, club con el que Mendes mantiene un fuerte vínculo, y en el que Ederson se curtió antes de hacerse un nombre en Lisboa, de parar balones, pero además jugarlos con precisión con los pies. Por envergadura y maneras resulta inevitable la comparación con Neuer, así que Guardiola le ha tenido, obviamente, durante los últimos meses bajo su radar. Pero su precio, para el City, se podría ir cerca de los 50 millones de euros.

El proyecto debe recolocarse desde atrás. Zabaleta, Clichy y Sagna, tres laterales, dejan el club. También lo hace Jesús Navas, al que alguna vez también emplearon en ese rol. En el centro de la zaga Kompany se ha pasado casi todo el año de baja, el rendimiento de Otamendi ha dejado dudas y ya no digamos el de Stones, por el que se pagaron 56 millones de euros al Everton. Marquinhos, central del París Saint-Germain, es una vieja pretensión de Guardiola y Begiristain. Kyle Walker, del Tottenham, y Benjamin Mendy, del Mónaco, las primeras opciones para los laterales. Los tres no llegarían por menos de un total de 120 millones y aún debería quedar remanente para un mediocentro. “Buscamos juventud, talento y velocidad”, describe Khaldoon Al-Mubarak, que tiene la chequera abierta, pero que por ahora debe buscar opciones lejos de los tres clubs que desde el City entienden que disponen de los mejores futbolistas: Real Madrid, Barcelona y Bayern.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información