Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid salva el ‘match point’ ante el Andorra entre sudores fríos

Una ráfaga de Llull en el último cuarto del partido rinde al intrépido conjunto de Peñarroya en un partido tenso e igualado (95-84)

Playoffs acb 2017
Felipe Reyes busca el pase ante los defensores del Morabanc acbmedia
Liga Endesa ACB Jornada 3

Finalizado

Los recursos y la experiencia del Madrid llegaron más lejos que la pasión del Andorra y los brazos de Shermadini. Salvó el conjunto de Laso el match point de cuartos entre sudores frío y con el toque de corneta de Llull cuando peor pintaba la tarde para el líder. Doce puntos del menorquín en el último cuarto (19 en total) acabaron con el miedo de su equipo y rindieron a un encomiable Andorra.

La solvencia competitiva del Madrid en la era Laso tan solo había concedido un partido de desempate en la ronda de cuartos, el de la temporada pasada ante el UCAM Murcia. En el resto de ocasiones, siempre se ventilaron el pase a semifinales con un 2-0. Pero la fatiga física y mental de los blancos tras otro viaje en balde a la Final Four y la intrepidez del Morabanc Andorra en la mejor temporada de su historia equilibraron el pulso entre el primero y el octavo de la temporada regular. Apretó los dientes el campeón para salvar un cruce endiablado. Pero las inopinadas dificultades y el lenguaje corporal de los blancos dejan dudas para el tramo final de competición.

De nuevo con Shermadini como martillo pilón, el Morabanc se presentó en Madrid con aspiraciones de gesta. El pívot georgiano anotó los siete primeros puntos de su equipo, acaparó todas las flechas de la pizarra de Peñarroya y exigió a los de Laso un alto nivel de concentración e intensidad en su aplicación defensiva. Pero aprovechando el viaje al banquillo del gigante del Andorra para recuperar el resuello, se desató el cuadro madridista con un parcial de 9-0 en dos minutos. La productiva brega de Ayón y los primeros triples de Llull marcaron territorio y tendencia (20-11, m. 8).

No paró el engranaje blanco. La hiperactividad de Doncic y la efervescente aparición de Hunter dieron continuidad al dominio madridista ante un rival penalizado por la espesura de Albicy. Solo Stevic se animó a sostener el trabajo de Shermadini, mientras los locales consolidaban su renta con la conmovedora lucha de Felipe Reyes (46-33, m. 19). El capitán del Madrid rescató seis rebotes ofensivos en el segundo cuarto que retrataron el dominio del líder bajo los tableros y subieron el nivel de revoluciones en la zona. El graderío, destemplado y por debajo de la media (8.109 espectadores), se crispó con la labor arbitral y tanto Laso como el propio Felipe acompañaron a los colegiados en su viaje a los vestuarios en un tenso intercambio de opiniones.

No bajó la temperatura tras el descanso. Volvio a la carga Shermadini y el Morabanc acortó distancias en una primera embestida (56-50, m. 24). El mejor Rudy de la temporada y el Ayón más canchero sujetaron momentáneamente los ímpetus de los de Peñarroya. Sin embargo, una técnica al mexicano primero y una antideportiva al balear más tarde permitieron al conjunto andorrano reengancharse al partido antes de entrar en la recta de meta. El segundo triple de Carroll en el partido rompió la pobre secuencia madridista en el perímetro, pero Schreiner y Walker también cantaron bingo desde el 6,75 y el pulso quedó en la cornisa (71-71, m. 32). Territorio Llull. Ganó el Madrid.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información