Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ernesto Valverde se va...pero no sabe a dónde

El técnico se despide del Athletic pero afirma que no hablado con ningún club

Ernesto Valverde
Ernesto Valverde. AFP

"Cuando salga por esa puerta (de la sala de prensa) empezaré a pensar en mi futuro. Hasta ahora no lo he hecho, a pesar de todo lo que se ha dicho y escrito. No sé si emprenderé una nueva aventura, aunque tengo claro que tendrá que ser difícil, porque lo fácil no se me ha dado muy bien". A Valverde le brotaban las lágrimas cuando apelaba a los sentimientos y se le enjugaban cuando hablaba de su futuro. Se iba de su equipo, el Athletic, porque cuatro años han dado mucho de sí “y probablemente se ha producido un desgaste inevitable en el entorno. Cuando vine, pensaba que iba a estar dos años y han sido cuatro. Mucha gente me pedía por la calle que me quedase, incluso el alcalde Bilbao hace unos días me lo decía, y yo le pregunté: ¿Cuánto dura tu legislatura? Cuatro años, me dijo. Pues eso, le dije".

Ni Valverde desveló nada sobre su futuro ni el presidente Josu Urrutia sobre el nuevo entrenador. El primero señaló que “no he hablado con nadie, ni tengo compromiso ninguno con nadie. Obviamente tengo un agente que ha recibido propuestas de varios equipos, pero yo no he hablado con nadie. No hay nadie buscándome casa en Roma, ni colegio en Barcelona, ni... en Segovia”, aseguró el todavía técnico rojiblanco hasta el 30 de junio. Lo que sí dejó claro es que “la decisión la tomé en frío, porque si la tomo en caliente... Igual me hubiese quedado, sobre todo por el grupo tan fantástico que me ha tocado dirigir y el que me ha apoyado en el resto de instancias del club”.

Nada sobre el Barcelona, el presunto acuerdo para dirigirlo durante los dos próximos años o sobre el interés precedente del club azulgrana por contar con sus servicios. “En este tiempo, y me vais a permitirme un largo, es cierto que ha habido ofertas de clubes muy importantes. Todas las he comunicado al presidente, pero yo tenía un compromiso con mi equipo del que he sido jugador y entrenador, además de socio. Ahora ha llegado el momento de concluir mi andadura, pero el proyecto no está finalizado, porque con esta plantilla todo es posible", afirmó entre trago y trago de agua para que la garganta absorbiera las lágrimas insistentes, clandestinas.

Se va Valverde convertido en el entrenador que más partidos ha dirigido al Athletic en toda su historia (306), con tres clasificaciones para Europa -una Champions- a falta de la cuarta si el Barcelona gana la Copa del Rey, de un título de Supercopa “y sobre eso de haber instalado la obligación en el club de luchar por Europa, porque se consigue lo que se pretende, y si tu objetivo es evitar el descenso te encontrarás evitando el descenso” afirmó en la rueda de prensa donde le acompañaron todos los futbolistas y muchos miembros del club.

Sin aclarar su destino, incluida la posibilidad de un año sabático “porque quien decide soy yo”, dijo, insistió en que no le hicieran más duro el trago de la despedida. Esta vez el pulso le temblaba más que cuando aprieta el botón de su cámara fotográfica. Le hubiera salido movida.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.