Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EDUARDO SALETE VELA

Microaventuras, la última tendencia

¿No puede permitirse dar la vuelta al mundo? Sin problemas, el miércoles por noche saldrá a vivir una aventura y llegará como nuevo a su oficina el jueves por la mañana

La primera vez que escuché el término microaventura me sonó a bocadillo de chóped para los que no pueden permitirse un bistec con patatas ¿Cómo va a ser una aventura micro? Las aventuras tienen que ser grandiosas, sublimes, épicas, transgeneracionales… Hasta que me di cuenta que esta nueva tendencia de actividades al aire libre estaba revolucionando el sector Outdoor, así que me replantee si a lo mejor me estaba perdiendo algo.

Decidí dos cosas: aprender más sobre el tema y vivir una microaventura para da una opinión coherente. Ipso facto me puse con él, oficialmente, inventor de las microaventuras y aventurero del año, según National Geographic, Alastair Humphrey, para ver que me contaba sobre esta nueva práctica de experimentar las aventuras al aire libre.

¿Qué es exactamente una “microaventura”?

Una microaventura es una aventura. Sin diferencia alguna, excepto que la microaventura son cortas en el tiempo, baratas, simples y locales. La microaventura tiene todo lo que te gustaría encontrar en una aventura propiamente dicha, pero es accesible para gente ocupada con vidas reales.

Alastair Humphreys

Alastair Humphreys
Alastair Humphreys

Aventurero británico, autor y bloguero. Ha recorrido el mundo en un viaje de 4 años en bicicleta, 74.000 Km a través de 60 países en 5 continentes. Recientemente Alastair ha viajado por el sur de la India, cruzado el océano Atlántico remando, ha corrido 6 maratones en el desierto del Sahara, ha cruzado Islandia, ha sido músico callejero en España y participado en expediciones al Ártico. Ha caminado 1600 Km a través del desierto Rub al-Jali en Arabia y 200 Km alrededor de la carretera de circunvalación de Londres M-25, sus primeras microaventuras. Fue nombrado como uno de los aventureros del año por la sociedad National Geographic en el 2012.

@al_humphreys

¿Cómo surgió la idea de la microaventura?

Yo quería mostrar que la aventura no es solo para grandes aventureros. Que la falta de tiempo, dinero o residir en un entorno urbano no son condicionantes para evitar que se vivan aventuras. A mucha gente le gustan las aventuras, pero no muchos las realizan. Quise reducir el espacio entre ambas cosas.

Para un aventurero que ha recorrido el mundo, que ha cruzado el Atlántico a remo, o bajado por el Yukón con canoa ¿Puede una microaventura ser algo satisfactorio?

Sí y no. Nada supera una superaventura, de las que te cambian la vida, como recorrer el mundo en bicicleta durante cuatro años o ser músico callejero recorriendo España (Alanstair estuvo en nuestro país tocando el violín). Pero a mí me ha asombrado cuan gratificantes son las microaventuras. Son excitantes, divertidas, refrescantes, una forma fantástica de aprender más sobre mi país, algo que no había hecho realmente hasta ahora.

¿Qué persona puede disfrutar de una microaventura?

¡Cualquiera! Esta es la clave. No es solo para gente en forma, hombres o expertos. Cada persona puede hacer algo que sienta fresco, excitante, satisfactorio y desafiante. No se trata de compararse con otras personas. Es simplemente salir ahí fuera y hacer algo.

¿Cómo se puede encontrar una idea o un sitio para explorar y experimentar una microaventura?

Encontrar sitios bonitos y tranquilos para dormir es un pequeño arte. Pero no es difícil una vez que empiezas. Todo lo que necesitas es un mapa y una mente abierta. También ayuda mucho tener el hábito de evaluar cada sitio que te llama la atención como un posible lugar para una aventura. Por ejemplo, conduciendo por la M25 (carretera de circunvalación de Londres) me fijé en una cresta alta que discurría paralela a la carretera y que resultó ser un paraje fantástico. Mirar de forma diferente los escenarios familiares por los que nos movemos es la clave para encontrar belleza. Si yo pude encontrar belleza y naturaleza salvaje al lado de la M25, cualquiera puede hacerlo cerca de donde vive.

Microaventura de primavera ampliar foto
Microaventura de primavera

Las microaventuras son pequeñas aventuras que se pueden realizar cualquier día de la semana: son sencillas, rápidas, baratas y factibles para cualquier persona.

¿Cuál es el mejor día de la semana para una microaventura? ¿Y la estación del año?

Cualquier día, a cualquier hora. Personalmente me encantan a mitad de semana, justo después de trabajar, pasando la noche bajo las estrellas, nadando en un rio y de vuelta a mi despacho a las 9 a. m. la mañana siguiente

¿Ha realizado alguna microaventura en España?

Recientemente di una conferencia en Barcelona. El cliente con mucha amabilidad me reservó una noche en un hotel muy elegante. Pero yo alargué mi estancia una noche más porque quería enriquecer mi experiencia de España con algo más, una refrescante microaventura, en unas montañas cercanas desde donde se divisaba el mar y la ciudad bajo las estrellas.

microaventura

Kayak en el mar, Cornwall
Kayak en el mar, Cornwall

Las microaventuras son pequeñas aventuras que se pueden realizar cualquier día de la semana: son sencillas, rápidas, baratas y factibles para cualquier persona. No son por tanto eventos planificados, no hay propuestas correctas o incorrectas. El desafío es descubrir lo desconocido entre lo que se conoce. Las microaventuras son generalmente locales y no necesitan equipamiento especial ni tampoco una preparación intensiva. La espontaneidad es la clave, la diversión es el objetivo, la interacción es la ruta a seguir y la condición es la conciliación con la vida cotidiana. La única regla: dejar aparcado el coche, puesto que su uso bloquea la perspectiva de aventura.

¿Qué equipo se requiere para vivir una microaventura?

Para una noche en un bosque cercano o una colina basta un saco de dormir, no hace falta que sea para alta montaña, una colchoneta o aislante, un bivvy bag un aislante para el saco de dormir en caso de que amenace lluvia. También sería útil un basha si hay lluvia, que es como una vela que se ponen para dar sombra. Hay que llevarse siempre gorro térmico, cortavientos, ropa de abrigo y capas intermedias, una linterna y un frontal, pasta de dientes, papel higiénico. Y, por supuesto, agua y comida.

¿Hay algún buen sitio para vivir una microaventura o una aventura en Escocia?

¡Sí! ¡Por todos los sitios! Escocia es grande y se tiene derecho a deambular libremente, lo que quiere decir que se puede acampar donde se quiera. Fantástica para explorar, y está llena de bothies, que son como refugios de montaña, que son magníficos para disfrutar.

Microaventura en las colinas de Hollywood

¿Algún consejo para tener una vida de aventura?

¡Comenzar! Hacer una pequeña decisión hoy para provocar un cambio. Quizá un paseo de casa a algún sitio diferente. Cenar en el parque. Ir a ver la puesta de sol. Dormir en el jardín. Telefonear a un amigo y planear una ruta a alguna colina para este fin de semana. Lo más difícil para vivir una vida de aventura es simplemente empezar. Construir nuevos hábitos.

Cambiando la industria Outdoor

Sacos de dormir
Sacos de dormir OutDoor Show

Botas más resistentes, ligeras, impermeables y transpirables; Neoprenos más delgados, más aislantes; cortavientos mejor diseñados y menos voluminosos. La industria del aire libre, la conocida como Industria Outdoor, intenta dar solución a las necesidades y problemas de los aventureros. Pero los que van a marcar el rumbo son los microaventureros ¿Cómo? Con los sacos de dormir. Con 100 millones de euros en ventas en Europa, los sacos de dormir son el corazón de la industria (datos European Outdoor Group, EOG). Para Orlando Campo, director de producto de Mammut: “las autenticas experiencias outdoor son solo posibles si duermes al aire libre y esto no tiene porque ser extremo. Cada vez vemos a más y más familias con niños yendo a acampar a la naturaleza bajo las estrellas”.

La mayoría de equipo sufre además las vicisitudes de las tendencias hacia actividades mas cortas, pero esto no afecta a los sacos. Incluso en una microaventura de una sola noche el saco de dormir tiene que ser agradable, cálido y versátil. Hay un aspecto no relacionado con la aventura que hace de los sacos de dormir un elemento que trasciende las microaventuras y las macroaventuras, y es que se pueden usar para muchas otras cosas: festivales de música, fiestas con amigos o como “seguro” en viajes donde los alojamientos no sean muy fiables. Por lo que el consumo de sacos es mayor que el de otros elementos en la industria del aire libre.

La industria diseña sacos cada vez más ligeros, cómodos y aislantes con nuevos materiales sintéticos pensando sobre todo en el consumidor final que va a vivir microaventuras bajo condiciones no extremas. Y sobre esta tendencia están poniendo el foco los fabricantes de toda clase de material outdoor, dado que la clave de venta en masa ha puesto el rumbo hacia esta nueva modalidad de deportes de aventura.