Nadal vence a Anderson y alcanza los cuartos del Godó

El mallorquín gana por 6-3 y 6-4 y se medirá en la siguiente ronda al coreano Chung

Nadal, durante el partido contra Anderson.
Nadal, durante el partido contra Anderson.Manu Fernandez (AP)

El cielo encapotado de Barcelona no era un buen presagio para Rafael Nadal. Lo había anunciado el miércoles tras su primera victoria. “La humedad de la pista no me favorece”, dijo entonces, tras su portentoso debut frente a Dutra Silva. “Aunque pueda parecer lo contrario, beneficia a los pegadores, que juegan con golpes planos y logran mucha velocidad de bola”. Su análisis no se ajustó a lo que ocurrió después en la pista. Kevin Anderson, 66º mundial a los 30 años, nunca ha destacado en el circuito, a pesar de haber ganado tres títulos. El mejor recuerdo de su carrera es la victoria que consiguió contra Andy Murray en la cuarta ronda del Open de EEUU en 2015.

Más información
“Rafa está a un nivel suficiente como para ganar”
Nadal: “Claro que dudé, no soy un arrogante”

Su enfrentamiento con Nadal comenzó con muchas horas de retraso por culpa de la insistente lluvia que invadió las pistas del RCT Barcelona durante toda la mañana. Pero cuando ambos tenistas saltaron a la pista, al surafricano volvieron a aparecérsele todos los fantasmas de los tres enfrentamientos anteriores con el manacorense. Nadal le había vencido siempre, a pesar de que sus duelos se habían dirimido en superficies rápidas, en las que Anderson se mueve mejor. Y en tierra batida, el nueve veces campeón de Barcelona tampoco tuvo piedad. Le ganó en dos mangas por 6-3, 6-4, sin concederle la más mínima opción.

Fue un nuevo paso hacia su décima coronación barcelonesa. Una nueva muestra de su actual poder, que le situó en los cuartos de final, donde espera al coreano Hyeon Chung, que accedió al cuadro tras superar la fase previa y este jueves batió a Alexander Zverev (6-1 y 6-4). Nadal jugó con pocas fisuras. Cuando puede conectar su drive, comienza a dominar el punto y logra desplazar a su rival hasta desbordarle. Eso le concede un ascendente importante. Pero lo que le ofrece más confianza es lo mucho que ha mejorado su servicio. Cuando saca, inicia el punto con una posición de predominio en la pista y puede entrar directamente con su drive para intentar concluirlo.

Sin embargo, hasta ahora nadie ha conseguido marcar los límites actuales de Nadal. A lo largo de la temporada, Roger Federer le frenó en las dos finales que les han enfrentado, en el Open de Australia y en el Masters 1000 de Miami. Pero allí no había tierra batida. En su elemento, el de Manacor concede un plus que puede llevarle a lograr su objetivo de este año: colocar el 10 en los torneos de Montecarlo (ya lo hizo la semana pasada), en el Open Banc Sabadell, y en el Grand Slam de Roland Garros.

El día no fue bueno para Pablo Carreño, séptimo cabeza de serie, que perdió frente al japonés Yuichi Sugita por un doble 6-3, tras una hora y 17 minutos. Al asturiano, muy regular esta temporada en la que ha ascendido hasta la 20ª posición mundial, le costó adaptarse a la pista y nunca encontró su juego. En cambio, Dominic Thiem, de 23 años, alcanzó los cuartos de final con una trabajada victoria sobre Daniel Evans.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS