Toni Nadal: “Rafa está a un nivel suficiente como para ganar”

El entrenador del número cinco de la ATP analiza el juego de su sobrino, que hoy debuta contra Rogerio Dutra tras la victoria en Montecarlo

Toni Nadal, junto a Moyà y el preparador físico, Maymó, en la final de Montecarlo.
Toni Nadal, junto a Moyà y el preparador físico, Maymó, en la final de Montecarlo.Clive Brunskill (Getty )

A sus 56 años, Toni Nadal sigue en la brecha. Él ha sido la persona que más influido en la vida y en la carrera de su sobrino, Rafael Nadal, que hoy debuta en el Godó contra Rogerio Dutra (hacia las 14.00). Aunque ahora haya otros dos entrenadores en el equipo, Carlos Moyà y Francis Roig, Toni sigue aportándole su filosofía de trabajo y sus conocimientos.

Pregunta. Hace años le decía a Rafa las cosas que no le gustaban. Ahora tal vez ya no lo necesite. ¿Es esta la situación?

Respuesta. No tiene necesidad de nadie que le diga según qué cosas. Antes tenía una gran incidencia, porque estuve con él desde que tenía tres años y viajé con él cuando era pequeño. Era su tío y eso me daba mucha incidencia. Ahora tiene la cabeza muy bien amueblada.

Más información
Toni Nadal, el maestro de la fórmula mínima
“Si me sintiera relegado, no habría permitido que Moyá entrara en el equipo”

P. ¿A qué nivel está ahora?

R. Está jugando muy bien. Puede mejorar una serie de cosas, pero en general ha recuperado su juego y vuelve a ser consistente. Saca mucho mejor. Tuvo un año muy complicado en 2015 con los problemas de confianza y le costó recuperarse, pero a final de año las cosas ya funcionaban mejor. En 2016 nos equivocamos. Intentamos cambiar el cordaje para ganar potencia y velocidad de bola, pero no dio resultado. Tuvimos un inicio de año malo, pero cuando recuperamos el viejo cordaje volvió a jugar bien.

P. ¿Y qué planteamiento hicieron para esta temporada?

R. Decidimos parar y prepararnos bien. Cuando acabó el año pasado nos sentamos a hablar. Le dije que había tres cosas que debía mejorar. Lo primero, recuperar el drive. Eso es fundamental. No puede ser que te desplaces para pegar de drive y que no hagas daño con tu mejor golpe. Es como si Messi, que es el jugador más determinante del Barça, no funcionara. Segundo, debes arreglar el saque definitivamente. Y nada de todo eso sirve si no eres más competitivo otra vez. Si no recuperaba la competitividad no podíamos volver a ganar.

P. ¿Y cómo se consigue eso?

R. Solo hay una forma: trabajando mucho, con reflexión y con convicción. O lo haces o no lo haces. No hay ninguna inspiración divina que te toque con su varita y resuelva tus problemas. Durante muchos años, Rafael demostró que es capaz, así que debía volver a hacerlo.

Si consigue hacer bien este mes y medio puede pasar cualquier cosa”

P. ¿Y ahora, cómo está?

R. Muy bien. Animado, con ganas de hacer bien las cosas, con buena predisposición. Y dispuesto a hacer los cambios necesarios para mejorar. Yo siempre he actuado siguiendo ejemplos e intentando aprender de los demás. Hay una demostración muy clara: cuando le digo que tiene que aprender esto o aquello, a veces le cuesta. Pero Federer ha hecho un cambio técnico en el revés, ha apurado cuestiones tácticas y mira el resultado. Y esta lección es la que les cuento a los niños de la Academia en Manacor: ¿Quieres hacerlo o no? Depende de ti. Yo no te obligaré. Cada mejora tiene un proceso y un coste.

P. A lo largo de la vida esta es una lección que le ha explicado muchas veces a Rafa.

R. Sí, porque yo no entiendo las cosas de ninguna otra manera. Yo sé que después hay estímulos externos que te pueden ayudar. La entrada de Carlos Moyà en el equipo, por ejemplo, es muy positiva, pero al final eres tú quien toma las decisiones y debe tener la convicción de hacerlo.

Mi sobrino está ya muy formado como para seguir dándole consejos”

P. ¿Continúa teniendo tanta incidencia en Rafa?

R.Yo creo que mucha menos. Es lo que toca. Ahora somos tres entrenadores y es normal que incida más en su juego Carlos Moyà que yo. Y a nivel personal, está ya muy formado como para seguir dándole consejos. Todo tiene una evolución muy natural

P. El tenis atraviesa un momento extraño, con los jugadores más regulares de los últimos años, Djokovic y Murray, atravesando un bajón y, en cambio, con Rafa y Federer en un momento óptimo de juego.

R. Sí, es cierto. Pero hay que buscar las causas. Federer había bajado de ranking porque se había lesionado. Y Rafael, que jugó en malas condiciones físicas más de medio año, acabó octavo. No creo que su nivel hubiera bajado, fueron otros problemas. Y cuando se han resuelto, los dos se han puesto a jugar bien.

P. ¿Qué puede ocurrir en los próximos meses?

R. De todo. Que Djokovic y Murray se recuperen y vuelvan a estar arriba, una opción bastante real. Que sigan con dudas y que Rafael y Federer sigan con este gran nivel. Que alguno de los nuevos valores explote… No quiero pensar más. Me preocupa lo que haga Rafael, que sea lo máximo competitivo posible, ir al límite. Y si logra hacer bien este mes y medio puede pasar cualquier cosa. Porque creo que está en un nivel de juego suficiente como para aspirar a ganar. Su objetivo es ser competitivo y jugar bien. Y si lo hace, tiene muchos números para estar arriba.

P. ¿Y usted, personalmente qué va a hacer, tras haber dedicado buena parte de su vida a Rafa?

R. Yo sigo igual que siempre. Estoy en este torneo. Contento de haber estado en Montecarlo y de estar aquí. Y cuando estoy en Manacor acudo a la Academia de Rafael, que es lo que más me gusta. Trabajo con los chicos y chicas y creo que les puedo aportar mi experiencia y mis conocimientos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS