Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Vuelta al País Vasco también baja a las azafatas del podio

La ronda, al igual que la Volta a Catalunya, elimina esta figura por sexista y descriminatoria

Contador, en la sexta etapa de la Itzulia de 2016, con azafatas a su lado.
Contador, en la sexta etapa de la Itzulia de 2016, con azafatas a su lado. GODING

“Es irreversible”. Así de contundente se muestra Julián Eraso, director de la Itzulia, la Vuelta al País Vasco, a tres días de que comience la 57ª edición de la prueba. Más de 820 kilómetros entre Pamplona y Eibar y 160 corredores de 20 equipos que pelearán durante seis etapas por suceder a Alberto Contador como portador de la txapela que en esta prueba es una extensión del maillot amarillo. El corredor de Pinto descorchó el triunfo hace un año acompañado por Sergio Henao, Nairo Quintana y dos azafatas del Banco Sabadell en una imagen que no se volverá a repetir.

El próximo ocho de abril en Eibar la estampa será otra. La organización de la carrera ha tomado la decisión de acabar con la presencia de azafatas en el podio “viendo la inquietud de la sociedad”. Reconoce Eraso que, por contrato, los patrocinadores de la Vuelta podían colocar a sus azafatas en las entregas de trofeos de cada tarde, pero que esta decisión ha cambiado.

En los últimos meses han sido cada vez más dominantes las voces que, desde dentro y fuera del propio pelotón, han reclamado el final de una práctica sexista y discriminatoria. Propuestas alternativas apuntaban, por ejemplo, a la posibilidad de incluir a hombres. Sin embargo, la Itzulia directamente acabará con este papel.

En su lugar aparecerá la figura de entregador o entregadora de premios. ¿Quién? “La labor que hacían las azafatas la repartiremos entre responsables de la organización y las personalidades que entregan los trofeos. Ya no les darán únicamente el premio, sino que darán la mano al deportista, le desearán suerte y le despedirán”, aclara Eraso.

Así, en el caso del ganador de etapa será el ayuntamiento organizador de cada jornada el que designará al o la elegida; para el maillot de la montaña, el Gobierno vasco; en la clasificación de la regularidad, la Diputación de Gipuzkoa; por equipos, Artzai Gazta; al maillot amarillo, el Banco Sabadell.

La ronda vasca se suma así a la tendencia iniciada por el Tour Down Under el pasado mes de enero. La prueba que inaugura cada año la temporada UCI World Tour también ha cortado la cinta de una nueva imagen en el ciclismo. La sonrisa del australiano del BMC Racing Richie Porte celebrando su victoria sin mujeres escoltándole en el podio dio la vuelta al mundo.

En España ya han seguido el mismo camino la Challenge de Mallorca y la Volta a Catalunya. La gran duda es qué ocurrirá con las tres grandes rondas del calendario ciclista: el Giro de Italia, el Tour de Francia y la Vuelta Ciclista a España.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información