Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Prandelli ha buscado una excusa para marcharse”

El consejero ejecutivo del Valencia considera incapacitado al técnico italiano por su renuncia, mientras García Pitarch reconoce que solo podían acometer un refuerzo de los cinco solicitados por Prandelli

Murthy (derecha) y García Pitarch.rn
Murthy (derecha) y García Pitarch. EFE

El día a día del Valencia es un drama sin fin, de difícil solución, un caos deportivo permanente, un vacío institucional, con extrañas personas llegadas de Singapur paseando por las oficinas del club o por Mestalla sin un cometido claro, sin entender nada y a nadie, sin saber dónde están, ni la institución que representan como consejeros. La fuga de Cesare Prandelli como entrenador del Valencia añade más dudas e incertidumbres en un club a la deriva.

El director deportivo, Suso García Pitarch, pirómano y bombero a la vez de la quemada falla que se ha convertido el Valencia, ante la ausencia (permanente) de Peter Lim y su alter ego, Layhoon Chan, la presidenta, compareció ante los medios a primera hora del sábado, junto al último en llegar al club de Lim desde Singapur, Anil Murthy, para dar explicaciones de la marcha de Prandelli.

“24 horas antes me reuní con Prandelli, hablando de fichajes. Por eso me sorprendió que abandonara el barco una semana antes de que se abriera el mercado ¿Qué hacemos?, ¿Le detenemos?”, dijo sin ambages Murthy en un entendible castellano para pasar a atacar a Prandelli con preguntas por su espantada. “¿Qué persona es Prandelli que espera se le garanticen cinco jugadores de 26 años o más antes de iniciarse el mercado? ¿Qué tipo de persona dice que no puede hacer más para solucionar esto? Alguien que busca una excusa para marcharse y no se ve capacitado para sacar la situación adelante. No tiene soluciones, ha decidido que este no es su desafío, se ha dado por vencido. En tres meses ha conseguido seis puntos”, expuso el consejero ejecutivo de Lim atacando a Prandelli y alabando a Voro, que se hará cargo una vez más del equipo. “Admiro a este genuino, gran profesional y gran aficionado del Valencia y le doy las gracias".

García Pitarch dio a entender que la permanencia de Voro se prolongará hasta final de temporada. “Confío en él hasta que él quiera”, dijo el director deportivo para entrar a pormenorizar los motivos de Prandelli para presentar su dimisión que, paradójicamente no han formulado su grupo de ayudantes, entre ellos su hijo Nico Prandelli, hasta el momento el preparador físico.

“Prandelli me dijo que si no venían inmediatamente cinco o seis jugadores se iba. En estos momentos podíamos conseguir uno”, admitió el director deportivo que sugirió su renuncia, antes y después de la marcha del técnico italiano, no admitida por Layhoon ya que según considera la presidenta sería una irresponsabilidad en estos momentos. “Para mí habría sido más fácil irme ayer, pero esto es un acto de responsabilidad”, redundó García Pitarch para recordar que el Valencia “no es el club de Prandelli, Suso, Anil, Layhoon o Lim. Es de los valencianistas”.

Sobre la incorporación de jugadores en el mercado invernal, la marcha de Prandelli pone en cuarentena la búsqueda. “Tenemos que hablar con Zaza y si quiere venir tiene las puertas abiertas. Con Obi Mikel me reuní en Londres y ahora veremos cómo queda la situación”, reconoció el director deportivo sobre los contactos con el delantero de la Juventus y el centrocampista del Chelsea. Ahora le tocará a Voro considerar si el equipo debe ser reforzado y si Lim puede concederle algún deseo, encorsetado como está económicamente el Valencia, sin rumbo deportivo y lejana su dirección.

Prandelli: "Vine por un proyecto importante, no por uno mínimo"

EP

El italiano Cesare Prandelli advirtió que cuando fichó por el Valencia en octubre pensaba que se encargaría de "un proyecto importante", pero que parecía que era "mínimo" cuando llegó la hora de hacer los fichajes en el mercado de invierno y el club valencianista pasó de prometerle cuatro a tan solo uno.

"Peter Lim me dijo que tendríamos cuatro fichajes en enero como refuerzos, pero el 29 me dijeron que solo tendría uno y que en 24 horas tenía que dar la respuesta sobre cual. Y yo respondí que en 24 horas daría la respuesta sobre mi futuro porque si no puedo traer a un jugador con el acuerdo ya cerrado, quiere decir que hay un proyecto diferente", comentó Prandelli en rueda de prensa donde no aceptó preguntas para no meterse "en problemas con el club".

Así, el italiano lo tuvo claro. "Si estas son las condiciones, yo rescindo el contrato, no quiero tomar la responsabilidad ante los aficionados, la ciudad. Vine por un proyecto importante, no por uno mínimo", aseveró

"Habíamos pasado de cuatro fichajes a uno, algo no cuadraba. Además, esperaba a Zaza el 27 y cuando volví de vacaciones no había llegado", lamentó, confirmando que el club iba a centrar, a petición suya, "todos" los esfuerzos en traer al jugador de la Juventus, un futbolista de "carácter" que veía necesario para el equipo, y que incluso tras hablar con el padre del delantero lo tenía "todo cerrado" y que Zaza le habría dicho que vendría "al cien por cien".

"Estoy muy triste porque cuando acaba un sueño queda un sabor amargo. El reto era difícil, pero lo acepté con fuerza y voluntad y lo intenté todo para mejorar al equipo. Estoy aquí porque tengo mucho respeto por los aficionados, por el valencianismo, por todos los que trabajáis como vosotros (a la prensa), y no podía irme sin dar explicaciones", subrayó el extécnico valencianista.

En este sentido, se refirió a la figura del director deportivo, Jesús García Pitarch. "Suso me dijo que si yo presentaba la dimisión, él también se marchaba...", remarcó haciendo una pausa gráfica para mirar una silla vacía a su lado en la mesa.

Prandelli también criticó que en la actualidad, el fútbol esté "gestionado por personas de números" y ya no esté "dominado por el sentimiento y por la pasión". Además, aseguró que pidió "abrir" los entrenamientos en Paterna, pero que se lo denegaron "por el miedo a las críticas".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información