Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça y la UEFA pactan por el litigio de las esteladas

El club azulgrana retira el recurso al TAS y el organismo internacional modificará la normativa

Esteladas en la final de la Copa de hace dos cursos ante el Athletic. Ampliar foto
Esteladas en la final de la Copa de hace dos cursos ante el Athletic. reuters

El Barça y la UEFA llegaron a un acuerdo para cerrar el contencioso abierto por la exhibición de esteladas en los partidos de la Liga de Campeones. El club azulgrana retirará el recurso que presentó al Tribunal de Arbitraje (TAS) contra las sanciones económicas recibidas por los organismo internacional y la UEFA se compromete a crear un “grupo de trabajo para poder revisar el marco disciplinario” por el que se penalizan determinadas expresiones políticas en los estadios, la regla que provocó la denuncia y la multa por la exhibición de banderas independentistas en la final de la Copa de Europa de Berlín 2015.

“Aunque estamos en un momento de transacción, de camino para cambiar la normativa” afirmó el portavoz del club, Josep Vives, “se reconoce y admite el derecho a la libertad de expresión y por tanto los aficionados podrán acudir al estadio con los símbolos que consideren oportunos”. Vives aseguró que el Barça entiende que la exhibición de esteladas dejará de ser motivo de sanción o en caso contrario no se habría retirado el recurso al TAS después de asegurar que estaban dispuestos a acudir a la justicia ordinaria y al Tribunal de Estrasburgo.

El comunicado emitido por la UEFA es más ambiguo que la declaración del Barcelona. El organismo europeo recuerda que cuando se trata de aplicar el reglamento, “hay poco margen de maniobra” —en referencia a las escasas posibilidades de éxito que tenía recurrir al TAS— y al mismo tiempo reconoce que las reglas en cuestión “no están grabadas en piedra” y que, por tanto, pueden y deben evolucionar para reflejar la naturaleza de la sociedad, “en la que la libertad de expresión es generalmente un valor apoyado y celebrado”. La UEFA admite, en este sentido, que su pretensión es que las penas solo se den en circunstancias y casos en que “la mayoría de las personas razonables piensen que se debería imponer una sanción”.

El club azulgrana fue sancionado con 30.000 euros después de la final de Belín, con 40.000 euros tras el partido del 29 de septiembre ante el Bayer Leverkusen y con 150.000 euros por las citas ante el Roma y el Bate Borisov. “Los casos del Roma y del Bate están sometidos a un procedimiento especial y están sin resolver; su coste máximo sería de 75.000 euros”, explicó Vives. “El club de momento ha pagado 80.000 euros por los casos del Bayer, Berlín y por un partido contra el City [10.000 euros]”.

El Barça, por otra parte, lamentó y condenó los insultos que hubo el domingo desde la Grada de Animación contra el Espanyol y la exhibición de la pancarta: “RCD Espanyol, primer negocio chino sin final feliz”. Tres miembros del grupo fueron expulsados después del partido con el Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.