Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EDUARDO SALETE VELA

Plan B para Navidad en el Círculo Polar Ártico

Esquiando, conduciendo, disfrutando de la aurora boreal y bailando con osos en la Laponia finlandesa, el país de Papá Noel

Tengo un amigo que cada 31 de Diciembre y 1 de Enero hace una ruta de montaña. Despide el año y saluda al nuevo desde picos y recorriendo cuerdas alfombradas de nieve, lo que me provoca una envidia total y no sé si completamente sana. Así que gracias a esa envidia, llamémosla inspiración, mi ilusión para las fiestas navideñas es pasarlas o en un complejo turístico de buceo exótico y lejano con cientos de puntos de inmersión, plagado de tiburones y que en la piscina tengan bar donde preparen mojitos, o estar rodeado de nieve donde quitarse los esquíes sea necesario porque en la recepción del hotel te miren mal.

Y si Papá Noel viene a nuestras casas por Navidad, ¿qué tal dejarse caer por la suya el día 24 de diciembre? Si los finlandeses no nos engañan, Papá Noel vive en la Laponia ártica. Allí vamos a encontrar 190.000 renos, 749 colinas, casi todas esquiables y el mismo Papá Noel, que solo se ausentará durante la noche del 24 de diciembre. Me parece un destino "quid pro quo", donde hay nieve para "jartarse".

Esquiador en el parque nacional Pallas-Yllästunturi ampliar foto
Esquiador en el parque nacional Pallas-Yllästunturi

En Finlandia hay 74 estaciones de esquí, pero las mejores están en el país del círculo polar, Laponia. Y allí mismo vamos a encontrar el Parque Nacional de Pallas-Yllästunturi, donde esperan 500 km de rutas esquiables y el aire mas puro de Europa (según las últimas mediciones). Empecemos con el plan de Laponia en cuatro pasos.

[1] Ver el aura boreal a través de Iglúes de Cristal

Algo tendrá la aurora boreal que ha fascinado a tantos aventureros a lo largo de los siglos, ese fenómeno atmosférico de fuegos artificiales que se forma cuando los vientos solares chocan con la magnetosfera de la tierra. En el Resort ártico de Kakslauttanen situado en mitad de la naturaleza más salvaje de Laponia disponen de iglús de cristal desde los que poder contemplar las luces del norte en la noche polar y desde la cama. Los iglúes son una maravilla, y los hay para dos personas, para cuatro e incluso cabañas de madera con iglú de cristal adosado. Estos últimos ya con sauna privada, que probablemente sean los más cómodos pero yo me quedo con el de dos personas, no sé, me parece más autentico y se puede jugar con el compañero a ver quien aguanta más antes de salir al baño. Ver la aurora boreal tiene ciertas garantías porque se dan doscientas noches al año siempre y cuando el cielo esté despejado y no haya contaminación lumínica.

Iglúes de cristal en Kakslauttanen ampliar foto
Iglúes de cristal en Kakslauttanen Kakslauttanen Resort
Iglús de Cristal Kakslauttanen ampliar foto
Iglús de Cristal Kakslauttanen Kakslauttanen Resort
Casa de Papa Noel (Celebration House) en Kakslauttanen ampliar foto
Casa de Papa Noel (Celebration House) en Kakslauttanen Kakslauttanen Resort

 [2] Esquiar en las mejores estaciones de Laponia

Desde los propios iglúes se puede salir a practicar esquí de fondo por los más de 200 kilómetros de pistas que hay en Saariselkä y más de 30 kilómetros iluminados y a estas latitudes se puede esquiar hasta el mes de Mayo. Pero hay que visitar las estaciones cercanas para tener un sabor de todo.

Ruka, la temporada más larga de esquí: Aquí la temporada puede durar 200 días. Dispone de 29 pistas de distintos niveles, con áreas especiales para niños y principiantes. Los 'snowboarders' tienen su punto de encuentro en el completo Battery Park, y el esquí de fondo también es excelente.

Levi, la parada más boreal del Circuito Mundial de Esquí Alpino: Situada a 170 km al Norte del Círculo Polar Ártico, es la estación más famosa de Finlandia. Alberga cada año y desde 2004 una prueba del Mundial de Esquí. La temporada de nieve se alarga desde mediados de octubre a junio. Aquí los esquiadores y 'snowboarders' también tiene para divertirse un buen rato.

Ylläs, el Resort de invierno más grande de Finlandia: No solo es el más grande, también tiene las pistas más largas del país. La mayor mide 3.000 metros y de sus 62 pistas, la mitad cuenta con iluminación artificial, que hasta que no aparece el sol en enero se vive en una penumbra azul constante.

Esquiando en Levi ampliar foto
Esquiando en Levi Finland
Snowboarder en Ruka ampliar foto
Snowboarder en Ruka Finland

La temperatura media del mes más frío, enero, es de -15ºC en Laponia. No hay por qué asustarse, la sequedad del clima hace que las temperaturas muy bajas sean bastante soportables y, si se está bien abrigado, hasta se disfruta de ellas. Y cuando se está en la sauna con ventanas al exterior, aun se disfrutan más.

[3] Conducir con Juha Kankkunnen

Sin salir del país de Papá Noel, en plena Laponia, se puede encontrar al excampeón del mundo de ralis en su academia, donde se enseña a conducir con nieve y hielo. Los coches están especialmente preparados, desde un Audi a un Lamborghini pasando por un Porsche. Debe ser fantástico poder hacer derrapes en hielo y conducir a toda velocidad a los mandos de un Lamborghini. También se puede optar a ser copiloto del propio Kankkunnen en su Subaru de 350 caballos especial de ralis. Probablemente la experiencia más extrema que se pueda tener a través de una carretera nevada que serpentea por un bosque lapón y que no se podrá contemplar porque Kankkunnen no baja de los 200 km/h. No se preocupe, le ponen una cámara en el asiento del copiloto para que después de que se le pase la impresión, y pueda sentarse delante de la tele, vea las caras que ponía ante las "travesuras" de Juha.

Clase de conducción sobre nieve al estilo Rally con Juha Kankkunen. ampliar foto
Clase de conducción sobre nieve al estilo Rally con Juha Kankkunen. Juha Kankkunen Driving Academy

 [4] Disfrutar de la naturaleza de Laponia

En Laponia no hay osos polares, los que están más cerquita se encuentran en el archipiélago de Svalbard. Lo que hay en Laponia es una población fabulosa de más de mil quinientos osos pardos. El problema es que se ven más verano y raramente en invierno. Sin embargo, es posible tener encuentros en los bosques y lagos lapones con lobos, sobre todo cerca de la frontera con Rusia; también avistar el cárabo lapón, un búho de grandes ojos amarillos o incluso con el carcayú, el mustélido de ferocidad y fuerza legendaria.

Oso pardo durante el invierno en Laponia ampliar foto
Oso pardo durante el invierno en Laponia Finland

En la Laponia finlandesa se puede hacer muchas más cosas, desde montar en bici por la nieve, recorrer los parques nacionales con moto nieve o trineos hasta bañarse en un mar congelado o pescar como los esquimales, a través de un agujerito en las gruesas capas de hielo. Pero a mí lo que me llama la atención son estas cuatro cosas que le he propuesto y, de hecho, me encantaría poder disfrutar al menos de tres al mismo tiempo: esquiar bajo las luces del norte y tener un encuentro con un oso pardo. El problema es que mi plan B para Navidad todavía es irrealizable, me gusta pasar la Navidad con la familia y no tengo suficientes reservas para llevármelos a todos a ver a Papá Noel a su propia casa. Ya le contaré mi plan A. Si usted realiza este o tiene otro mejor, déjemelo saber, quizá podamos ir el año que viene juntos. Arriba tiene mi Twitter @adventuredu.

Feliz Navidad, con los mejores deseos de Adrenalina ampliar foto
Feliz Navidad, con los mejores deseos de Adrenalina Finland

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información