Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Malabia: “El fútbol femenino es un valor añadido para un club”

Pedro Malabia, director de fútbol femenino de La Liga, analiza los retos de la Liga Iberdrola

Pedro Malabia, responsable de fútbol femenino de la Liga.
Pedro Malabia, responsable de fútbol femenino de la Liga. EL PAÍS

“Entramos en la sede de la liga en 2015 y salimos en 2025”, decía Lola Romero, presidenta del Atlético de Madrid Féminas, cuando en octubre del año pasado se concretó la fundación de una asociación de clubes femeninos impulsada por la Liga. El proyecto fue de la mano de la creación de un área de fútbol femenino en La Liga, que se marcó como objetivo darle un empujón a un producto sin apenas visibilidad y sin explotar. Al frente de este departamento se situó a Pedro Malabia, artífice de la fundación del Colegio Alemán de Valencia, y su posterior conversión en el Valencia femenino. En sus 18 años en el fútbol femenino, Malabia ha tenido que “sacar dinero de debajo de las piedras”.

Pregunta. La Federacion española tiene la titularidad de la liga femenina, ¿Cómo es la convivencia entre organismos?

Respuesta. Nosotros en ningún momento hemos querido tener competencias ni inmiscuirnos en la competición. Lo único que hemos querido hacer es aportar y en ese sentido respetamos completamente la titularidad de la competición. La Liga tenía una responsabilidad porque 21 clubes tenían fútbol femenino y había un interés de otros en crearlo. Era un servicio que la Liga debía aportar a sus asociados. Además creemos firmemente en su potencial de desarrollo.

P. ¿La aspiración de la LFP es organizar la Liga de fútbol femenino?

R. No. La ley del deporte lo deja muy claro. Esto es una competición de la Federación Española de Fútbol. Lo que queremos es ayudar para que estén involucrados en las decisiones del fútbol femenino.

P. ¿Por qué no entraron Barça, Athletic y Real Sociedad en la asociación?

R. En el momento que lo iniciamos cada club tiene sus temas de decisiones internas. No era algo relacionado con el fútbol femenino. Además son tres clubes pioneros. Han venido a reuniones, les invitamos. Creo que es un tema político que se va a resolver pronto.

P. Después de todos estos años solo bajo el paraguas de la Federación, llega la Liga y consigue un buen patrocinio con Iberdrola.

R. Esto no es mérito de la Liga. Esto es fruto de que el trabajo era bueno de verdad. Faltaba alguien que le diera un empujón, que apostara de verdad, que le diera difusión, y creo que ha ido todo en consonancia.

P. ¿Llegan ingresos por los derechos de televisión de la Liga Iberdrola?

R. Nadie está dispuesto a pagar por unos derechos audiovisuales de un producto que todavía estamos generando. Era muy importante como parte de la estrategia conseguir la ventana. Eso ya nos da una posibilidad para exponer el producto.

P. ¿Cuántas jugadoras había sin contrato antes? ¿A cuántas se ha regularizado?

R. El problema es que la información que había antes no era clara. Muchísimos clubes no tenían ni personal ni conocimiento suficiente para llevar una gestión profesional. Les hemos dado unas ayudas a los clubes para que generen esas estructuras. Dentro de eso todos tienen que contratar unos servicios de asesoría fiscal y financiera o alguien que lleve ese tema. El año pasado nos encontrábamos con que muchos no sabían muy bien cómo hacer un presupuesto. No todas las jugadoras estaban con contrato. Algunas tenían las fórmulas de las dietas o cada club lo hacía como buenamente podía pero entendimos que eso se acababa: cualquier pago que haya a una jugadora tiene que tener un respaldo contractual detrás.

P. ¿Alguna reticencia por parte de los clubes?

R. Los clubes desde el minuto uno estaban encantados. Algunos estaban asustados por lo que se les venía. Se han adaptado perfectamente y están cumpliendo a rajatabla. No se debe a Hacienda ni a la Seguridad Social, tampoco a las jugadoras... Empezamos en el buen camino.

P. ¿Cuáles son los requisitos para que una jugadora se pueda sentir profesional? ¿Qué falta?

R. Faltan muchas cosas. Esto no es la varita mágica y en un año vamos a cambiar el entorno. El término profesional es muy ambiguo. Profesional se puede entender tener un contrato laboral, pero todavía tenemos un trecho que recorrer hasta que las jugadoras puedan decir que se dedican única y exclusivamente al fútbol. Ese es el objetivo. Además, tener un entorno y una competición profesional a todos los niveles implica audiovisuales, campos en buenas condiciones, salarios muchos más elevados.

P. ¿Cuál es el salario medio en el fútbol femenino español?

R. No te sabría decir ahora mismo. Tengo datos pero no hemos sacado una media. Desde 400 euros o 500 si entrenan dos horas al día a lo que estén cobrando en el Barça o en el Atlético... En unos meses o un año podremos hablar más de eso. Uno de los retos seguros es tener un convenio colectivo para el fútbol femenino. Eso llegará.

P. ¿El fútbol femenino ahora es rentable como producto?

R. En España no. Pero no implica que no deba invertirse en él. Una fundación no es rentable para un club, pero es absolutamente necesaria por todo lo que conlleva. El fútbol femenino ahora mismo es un valor añadido muy importante para el club

P. ¿El Real Madrid va a tener equipo femenino?

R. Eso habría que preguntárselo a Florentino [Pérez, presidente del Real Madrid]. No vamos a forzar a nadie. Nuestro trabajo es crear un entorno suficientemente atractivo para que cualquiera pueda estar.

P. ¿En cinco años lo podríamos ver?

R. Estoy seguro de que todos lo clubes que no tienen fútbol femenino conforme avance el proyecto van a querer estar.

P. ¿Qué vuelvan jugadoras como Vicky Losada o Marta Corredera a España es una buena señal?

R. La liga había terminado en Inglaterra, pero algo habrán visto en España para no irse a Francia, Alemania.. Ojalá podamos tener a las mejores jugadoras españolas jugando aquí y también a las mejores extranjeras.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información