Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xavi Pascual, el rival más extraño en el Palau

“El Panathinaikos tiene un ADN ganador y a mí me gustan los retos”, afirma el técnico que dirigió al Barcelona durante ocho años

Xavi Pascual, a su llegada a Barcelona. Ampliar foto
Xavi Pascual, a su llegada a Barcelona.

Xavi Pascual vuelve hoy al Palau Blaugrana, la casa de toda su vida, la que abandonó entre emocionadas lágrimas hace cinco meses. El flamante entrenador del Panathinaikos, metido de lleno en el intento de que el club del trebol reverdezca laureles y en su reto personal de triunfar lejos de Barcelona, se enfrenta a su exequipo en la décima jornada de la Euroliga.

El entrenador de Gavà, fichado por el club de Atenas hace apenas un mes y medio, no ha tenido tiempo todavía para instalarse en la que será su casa, en principio, para las tres próximas temporadas. “Estoy contento por cómo he sido recibido en Atenas y no parece que lleve allí 40 días, sino mucho más. Hemos tenido siete viajes y no he tenido tiempo para casi nada y por eso he vivido un hotel”, cuenta sonriente, desde el hotel de concentración del Panathinaikos en Barcelona, en Les Corts, muy próximo al Palau, donde se reunió con su esposa, Noelia y su hija Natalia.

“El Panathinaikos es un club con muchas similitudes con el Barcelona, con un ADN ganador, y un pasado próximo espectacular (seis Euroligas entre 1996 y 2011). La ciudad se mueve por emociones, lo viven al límite en lo negativo y en lo positivo. Pero la gente esta al lado del equipo y me siento muy respaldado”, relata Pascual.

“Es un club que encaja con mi forma de ver el baloncesto, muy familiar, con mucha gente que lo estima. No me siento desbordado, pero es súper exigente. Los fines de semana eran un horro. Me hacía ilusión empezar otro reto y descarté algunas ofertas porque soy un entrenador al que le gustan los retos de conseguir cosas más que el de no perder”, cuenta Pascual.

El Panathinaikos llega al Palau con cinco triunfos y cuatro derrotas, situación inversa a la del Barcelona, que ha cedido cinco derrotas, las tres últimas seguidas. El equipo de Bartzokas precisa el triunfo. “Nada es dramático ahora, lo único dramático es la lesión de Pau Ribas. Lo dramático es a partir de febrero, con la Copa, los playoffs de la Liga y el posible de la Euroliga”, afirma el entrenador griego del Barcelona. Pascual comparte su criterio. “El Barcelona tiene una plantilla extraordinaria. Cada entrenador tiene su sello, pero el baloncesto, al final es de los jugadores. Lo que intentamos es ayudarles y no equivocarnos. Lo importante es estar entre los ocho primeros”, dice en relación a los equipos que obtendrán una plaza para los cuartos de final. “Volver al Palau será muy especial. Lo viviré desde la normalidad y el agradecimiento”, anticipa el entrenador que dirigió al Barcelona desde febrero de 2008 hasta junio de 2016 y que obtuvo una Euroliga, cuatro Ligas, tres Copas y cuatro Supercopas.

Pasaportes falsos

Dos de los jugadores que militan en el Panathinaikos, Mike James y KC Rivers, prestaron declaración ante la policía a su llegada al aeropuerto del Prat, según informó TV3. Ambos tienen una causa abierta por la trama de los presuntos pasaportes falsos que fueron utilizados para ser alineados por el Baskonia y el Real Madrid en 2015. Los dos jugadores, tras declarar ante la policía, se trasladaron al hotel de concentración de su equipo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información