_
_
_
_
_

Ter Stegen reduce riesgos en su juego con los pies ante su primer clásico

El portero del Barça parece haber moderado la dificultad del primer pase, como explicó ante la Real, para afianzar la seguridad defensiva antes de la visita del Madrid al Camp Nou

Ter Stegen, en un entrenamiento de esta semana.
Ter Stegen, en un entrenamiento de esta semana.Manu Fernandez (AP)

El Camp Nou entonó el apellido de Marc-André Ter Stegen a modo de aliento después de que cometiera al inicio del curso un penalti frente al Celtic en la Champions, y repitió después cuando lo detuvo. Nadie dudaba del portero, que tomaba el relevo de Bravo —fichado por el City porque ambos porteros rechazaban alternar una temporada más las competiciones—, porque se apostaba por el empuje de la juventud, por un presente y futuro prometedor toda vez que con el alemán bajo los palos se conquistó en los dos cursos anteriores una Liga de Campeones y dos Copas. Ahora, en un duelo capital para la Liga, le toca medirse al Madrid, rival con el que nunca se ha enfrentado.

“Es un portero que da puntos” Umtiti, central del Barcelona

No es, en cualquier caso, el mejor año de un Ter Stegen que parece haber perdido algo de su determinación, hasta el punto de que ya no arriesga tanto en la salida del balón, marcado por un error en el pase ante el Celta que costó un gol. “De no ser por mi fallo, se podía haber ganado. Es culpa mía y lo siento”, esgrimió el portero, al tiempo que reveló que hablaría con José Ramón De la Fuente (entrenador de porteros), para corregirse. Desde el cuerpo técnico y el vestuario le eximieron de responsabilidad porque la propuesta del Barça empieza desde la raíz, pero desde entonces el meta no arriesga tanto y frente a la Real, el último partido liguero, realizó 21 pases en largo. Nunca antes había pasado de la docena. Pero así se lo pidió Luis Enrique ante la presión rival y así se lo exigió la nulidad del equipo para encontrar líneas de pase. En el clásico, sin embargo, no se presupone un Madrid de acoso alto, sino que aguarde de tres cuartos hacia atrás.

Apoyo del vestuario

Más información
Sin titulo
Participa en la porra del clásico con tu pronóstico del Barcelona-Real Madrid

“Ante la Real nos costó responder”, dicen desde el vestuario azulgrana; “pero sabemos que siempre podemos contar con Marc para jugar desde atrás”. Así lo ve Piqué: “Nos ayuda mucho para salir en superioridad y nos da mucho más de lo que nos quita. Debe seguir arriesgando”. Umtiti añade: “Es un meta que da puntos”. Rakitic se suma: “Y es muy importante para sacar el balón”. Uwe Camps, su mentor y todavía entrenador de porteros en el Borussia Moenchengladbach, interviene: “Con los pies es extraordinario porque yo solo sabía chutar hacia delante. Y aunque normalmente le sale bien, a veces asume demasiados riesgos y no le ayudan”. El guardameta responde: “Es mi forma de entender el fútbol. Intento no arriesgar, pero a veces es así porque es importante para nuestro juego”. Aunque parece que su idea se ha vuelto más moderada.

Dicen desde el club que Ter Stegen es feliz en el club y en la ciudad, que poco a poco la recorre en búsqueda de edificios atractivos porque su pareja estudia arquitectura. “En los paseos, mucha gente que me apoya y me ayuda. Tienen buenas palabras y lo agradezco mucho”, expuso en Rac1 hace un par de semanas. “No tenemos dudas de que es uno de los mejores porteros del mundo y de que es el mejor para nosotros”, agregan desde las oficinas del Barcelona; “y pocos tienen una cabeza tan buena para asumir la presión y aceptar los errores”.

Ter Stegen tiene en el Barça lo que siempre quiso. “Me gusta esta situación más que antes. Ahora tengo ritmo, es mucho más cómodo y así aprendo”. También le ha servido para no arriesgar tanto. Algo fundamental ante el Madrid, equipo que penaliza como nadie los errores.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_