Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borussia Dortmund y Legia baten con un 8-4 el récord de goles en un partido de Champions

Los alemanes se dan un festín ante el conjunto de polaco. El Leicester firma su pase a octavos y el Tottenham queda eliminado

Borussia Dortmund Legia
Borussia Dortmund - Legia  El exmadridista Nuri Sahin festeja el gol que le marcó al Legia. Bongarts/Getty Images

El Leicester pasa a octavos de final como campeón de grupo, el Borussia Dortmund necesita empatar en el Bernabéu para serlo en el suyo. Bayer Leverkusen y Mónaco también estarán entre los 16 mejores equipos de la Liga de Campeones, al igual que la Juventus. El Oporto está cerca de encontrar ahí un sitio y el Tottenham no estará entre ellos, ya eliminado. Sporting, Legia, Brujas y CSKA Moscú tambien saben antes de disputar la última jornada que no seguirán en la máxima competición continental.

En Dortmund se vivió un festival pleno de guiños porque hubo goles, alternativas y protagonistas que descollaron en su reaparición. En los primeros 35 minutos se anotaron siete tantos, un récord en la historia de la competición. No fue el único porque poco cambió en la segunda parte hasta sellar el marcador final (8-4) con más goles en un partido de Liga de Campeones. La espita la abrió Prijovic para el Legia con un sutil remate con el exterior que superó al veterano Weidenfeller, otro que volvió a paladear las mieles de la titularidad. El Borussia respondió con su proverbial contundencia, marcó tres goles en cuatro minutos y pareció sentenciar el partido, pero respondió de nuevo Prijovic descontando con otro gol y un remate al larguero preludio de otro arreón alemán. Fueron cinco dianas en 16 minutos para el equipo que preparar Thomas Tuchel, dos de Kagawa, una de Dembelé y sendas alegrías para Nuri Sahin y Marco Reus, que acabó por festejar un triplete.

El Leicester, sufridor en la Premier apenas dos puntos sobre el descenso, aseguró su pase a octavos de final en la Liga de Campeones y además como primero de grupo. Lo cerró en un duelo ante el Brujas (2-1). Okazaki y Mahrez, tras penalti cometido sobre Albrighton, resolvieron antes del descanso y ni siquiera el tanto del colombiano Izquierdo para los belgas inquietó al equipo de Ranieri. El Oporto debe ganar en la jornada final a los ingleses en O Dragao para ser segundo de grupo sobre el Copenhague. En el Parken firmaron un empate (0-0).

El Tottenham es la cruz de los equipo ingleses, por ahora una de las mayores decepciones en esta primera fase de la competición. Los Spurs se van eliminados y deberán defender en la última jornada ante el CSKA Moscú su derecho de reengancharse siquiera a la Europa League. Todo tras caer en Mónaco en un partido en el que Lloris detuvo de inicio un penalti a Falcao, pero en el que quedaron en desventaja tras un testarazo de Sidibé y acabaron golpeados por un gol de Lemar justo al minuto siguiente de que Harry Kane les ilusionase con un fugaz empate. El Bayer Leverkusen esperó el tropiezo inglés para festejar también el pase. Había empatado (1-1) en Moscú en un partido jugado antes que el resto y ahora dilucidará contra el Mónaco el liderato final del grupo. Necesitan ganar los alemanes en esa última jornada el próximo día 7.

También lo precisa, y por dos goles de ventaja, el Olympique de Lyon para frustrar al Sevilla. Los galos apuraron sus opciones en Zagreb a la espera de noticias desde el Sánchez Pizjuán. Empujó el Olympique durante 72 minutos para marcar y mantener vivas sus opciones de clasificación si mediaba tropiezo sevillista. Una colada de Rafael por la derecha con pase atrás para Lacasette le llevó al primer objetivo (0-1), el segundo le llegó en los últimos minutos desde Nervión.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información