Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergio Rodríguez: “Lo tenía todo, pero disfruto del reto de volver a empezar”

El Chacho regresa a la NBA una década después con el talento barnizado de experiencia, títulos y caché. Los Sixers le convencieron para interrumpir su colección de trofeos con el Madrid de Laso

Sergio Rodríguez en la NBA Ampliar foto
Sergio Rodríguez, con su nueva camiseta afp

El joven, de 20 años, intrépido, bisoño, pelón y barbilampiño que decidió hacer las Américas en 2006 vuelve al lugar de los sueños con la maleta cargada de mundo. Sergio Rodríguez (Tenerife, 1986) regresa a la NBA una década después con el talento barnizado de experiencia, títulos y caché. Los Sixers le convencieron, con un contrato de siete millones de dólares por una temporada, para interrumpir su colección de trofeos con el Madrid de Laso.

Pregunta. ¿Cómo ha encontrado la NBA? ¿Pisa territorio conocido o es distinto a su primera etapa?

Respuesta. El equipo y su organización es diferente a la de Portland, Sacramento o Nueva York, pero me he sentido muy cómodo desde el primer momento porque ya sabía cómo iba todo. Mi posición también es distinta, sobre todo porque después de la retirada de Elton Brand me he quedado como el mayor de la plantilla, pero me ha servido mucho todo lo aprendido hace 10 años para estar más cómodo en la vida dentro del equipo y de la liga.

P. ¿Qué sensaciones tiene antes del comienzo?

R. Ha sido un inicio complicadísimo. El equipo viene de un año malo en el que tan solo ganaron 10 partidos y tenemos muchas ganas de hacerlo bien, pero se han acumulado los problemas. Ha sido una pena perder para varios meses a Ben Simmons [el número uno del draft, que se fracturó el quinto metatarsiano del pie derecho en un entrenamiento]. Se habían levantado muchas expectativas con él y, por lo que pude comprobar los primeros días, tenía algo especial. Podía cambiar al equipo tanto en ataque como en defensa. Habrá que ver cuándo vuelve. Después hemos tenido el contratiempo de la lesión en la muñeca de Jerryd Bayless; Nerlens Noel también tiene que operarse de la rodilla; Okafor apenas ha jugado un partido de pretemporada… Y, a pesar de todo, hemos trabajado muy bien. Hay gente muy buena como Embiid. Es una lástima que las lesiones hayan estropeado esa gran base de trabajo.

“No podía renunciar a volver a vivir esto. Crecí soñando con jugar en la NBA”

P. ¿Cómo cambia su rol la lesión de Bayless?

R. Es verdad que él partía como base titular, pero por sus características y las mías me viene bien que esté en el equipo; incluso poder jugar tiempo juntos. La liga es muy larga y necesitamos a todos. No sé el alcance que tendrá su lesión pero, por encima de protagonismos, ojalá vuelva pronto.

P. ¿Qué le ha pedido el entrenador, Brett Brown?

R. Estamos en el primer mes y es pronto todavía, pero hay buen feeling con él. Ahora estoy en un momento muy diferente porque estaba acostumbrado a sabérmelo todo. Con Pablo [Laso] llevaba cinco años; con varios de mis compañeros, seis; con otros, jugando desde los 15 años en la selección... Pero me gusta el desafío de aprender cosas nuevas.

Sergio Rodríguez, con los Sixers
Sergio Rodríguez, con los Sixers afp

P. ¿Qué rutinas mantiene y cuáles ha cambiado?

R. Eso ha sido lo más difícil. La cancha de entrenamiento de Camden la hemos estrenado ahora y parte del training camp lo hemos hecho fuera. Necesitaba rutinas de trabajo para organizarme y estar bien. Los entrenamientos son diferentes: arrancamos a las 8.30 o 9.00 y terminamos a la 13.00 o 13.30. Después, como en el comedor de las instalaciones y luego ya me marcho para pasar la tarde con mi mujer y con mi hija. Ya voy cogiendo el ritmo.

P. ¿Cómo se lleva eso de ser el mayor del equipo?

R. Soy el que más años tiene, pero Henderson y Baylees han jugado más tiempo que yo en la NBA. También es verdad que yo debuté aquí antes que ellos. Es una situación rara porque yo me siento muy joven, pero ya es mi decimotercera temporada como profesional y llegan estas cosas. Intento ayudar a los jóvenes a que sepan organizarse, a que lo vivan todo con estabilidad.

P. ¿Siempre tuvo claro que volvería a la NBA?

R. No. La verdad que no porque lo tenía todo. Después de mi primer paso por Estados Unidos decidí plantearme mi carrera a corto plazo. Estar constantemente pensando en si estaría en un sitio o en otro y qué iba a hacer con mi futuro, me hizo vivir el presente, sin hacer grandes planes. Todo ha pasado muy rápido y quiero disfrutarlo. Quiero estar bien aquí, divertirme, trabajar, mejorar y hacer lo posible para dar lo mejor de mí.

“Estaba acostumbrado a sabérmelo todo. Ahora tengo que hacerme valer”

P. ¿Por qué sintió que este era el momento?

R. El objetivo principal de todo deportista es ganar y después pasártelo bien. En Madrid tenía las dos cosas. Deportivamente, viví una época maravillosa en la que lo ganamos todo; personalmente, tenía una vida muy cómoda y estaba muy contento de lo que había construido con mucho sacrificio. Pero no podía renunciar a volver a vivir esto. Crecí soñando con jugar en la NBA. La oferta de Filadelfia me permitía afrontar el reto de no acomodarme y de seguir creciendo. Me hacía falta. En Madrid he vivido la época más feliz de mi vida pero, para mejorar, a veces hacen falta otras cosas.

P. ¿Qué cosas?

R. Disfruto del reto de volver a empezar. De volver a hacerme un nombre dentro de mi entorno más próximo. En el Madrid todos sabían ya lo que era capaz de hacer y lo que no. Aquí tengo que intentar hacerme valer de nuevo y trabajar para que me conozcan mi entrenador y mis compañeros. Eso me ayuda a ser mejor. Después, la experiencia de estar en Estados Unidos con mi mujer y con mi hija es única y muy enriquecedora. Filadelfia es una ciudad preciosa además.

Sergio Rodríguez, con los Sixers
Sergio Rodríguez, con los Sixers afp

P. Es valiente salir de la zona de confort.

R. Tengo mucha suerte de hacer lo que hago. El baloncesto me ha permitido conocer países, culturas y gentes diferentes y aunque sea valiente lo hago en unas condiciones muy buenas. Hago lo que me gusta y tengo claro que quiero aprovechar al máximo mi carrera deportiva. Sueño con baloncesto y me despierto cada mañana con ganas de ir a entrenar.

P. ¿En qué consiste la mística de la NBA?

R. La NBA es la mejor liga del mundo. Aquí están los mejores y compites a un ritmo muy loco. Un partido lo puede jugar cualquiera, pero aguantar este ritmo frenético y mantener el nivel de forma continuada es complicadísimo por eso quiero cuidarme mucho. Quiero estar muy bien física y mentalmente para aguantar y disfrutarlo. Todo lo que pasé en su día me hizo entender esta dinámica. Visto con el tiempo, cuando eres joven quieres lograr todo muy rápido y quizá tuve demasiadas prisas en el día a día, pero aquello fue mi universidad. Ahora sabré llevar mejor lo que venga, los buenos momentos y los malos. Ya sé dónde estoy.

“Aquí están los mejores y se juega a un ritmo frenético. Aguantar es lo difícil”

P. ¿Cómo se cambia el chip competitivo del baloncesto europeo a la NBA?

R. Ni siquiera hemos empezado oficialmente, ya iremos viendo los resultados y las sensaciones. Todavía no he interiorizado la diferencia competitiva entre jugar en el Madrid o en los Sixers.

P. ¿Un contrato de un año supone liberación o inestabilidad?

R. Ni con contratos largos ni ahora que tengo un contrato de un año he pensado más allá del día a día. Todo esto pasa muy rápido y hay que disfrutarlo sin plantearte cosas que no puedes controlar. No quiero pensar en qué va a pasar a partir de mañana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información