Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diez metros del Kun Agüero

El delantero argentino, que lleva 11 goles y tres penaltis fallados, colabora como nunca en la presión defensiva del Manchester City

Agüero se lamenta del penalti fallado ante el Everton. Ampliar foto
Agüero se lamenta del penalti fallado ante el Everton. REUTERS

A un seguidor del Manchester City le preguntas por el Kun Agüero y acaba levantado la pinta en honor de los diez metros que corrió el argentino el 13 de marzo de 2012, cuando al partido contra el QPR le quedaban en el Etihad unos minutos y el título de la Premier se les escapaba a los celestes en un triste empate a dos. El Kun, que ha jugado 156 partidos con los mancunian y ha marcado 107 goles, quedará de por vida ligado a la historia de los azules por esa tarde y esos diez metros que corrió desde que Balotelli, cayendo al suelo, le devolvió una pared en el borde del área, y armó la pierna para marcar un gol histórico. “Le debo una de las tardes más felices de mi vida”, confiesa Mike, de pintas en el afterwork de los viernes, en un Pub cercano al Ayuntamiento: “Es mi héroe de por vida”.

La sensación es que desde entonces al Kun no se le pide nada, simplemente se le agradece todo, pero no parece que eso le acomode; el curso pasado marcó 24 goles en 52 remates y fue elegido dos el mejor jugador de la Premier en enero y abril. “Uno de los cinco mejores futbolistas del mundo”, dijo de él Manuel Pellegrini. A Guardiola el Kun le recuerda a Romario tanto como a Txiki Begiristain, aunque solo sea por esas robustas piernas que le permiten arrancar como una bala dentro del área. “Es hábil y es recio, tiene un punto de gravedad muy bajo”, confiesa Gerard Piqué, que el miércoles le volverá a encarar. Y viceversa.

La sensación es que al Kun no se le pide nada, simplemente se le agradece todo

El argentino, como otros compañeros, ha pasado por el despacho de Pep un par de veces. No es raro, además, que Guardiola le busque, por futbolero y agradable en el trato. “Es muy divertido, no de estar haciendo el bobo todo el día, pero es muy fino y socarrón con los comentarios. Te ríes mucho con él”, dicen en el cuerpo técnico del City al hablar del mejor amigo de Messi. Algo que no extraña a quienes han descubierto al Kun y habían trabajado con Leo. “Se lo deben pasar de cine juntos, se deben reír mucho”, aseguran.

Más allá de alguna anécdota, como la que desveló el goleador en una entrevista con Olé —“Pep me dijo que le gustaría ser seleccionador de Argentina”, dijo—, el entrenador no le ha pedido nada que no pueda hacer: que cuando el equipo pierde la pelota, colabore al menos 10 metros en la presión, que tape a los centrales. “No se trata de correr 40 metros sin la pelota, pero sí de convencerlo de que puede hacer un esfuerzo de cuatro, cinco, seis segundos para recuperarla”, explicó Guardiola. “Soy el que inicia la presión, así que estoy trabajando duro y acostumbrándome a esto”, asegura el Kun, que lleva 11 goles este año... y tres penaltis fallados. “Nos está dando mucho. Mucho más que goles”, dice Guardiola. Le ha dado diez metros, un regalo.

Más información