Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Espanyol y Las Palmas se anulan

El conjunto canario y el cuadro de Quique Sánchez Flores empatan sin goles en Gran Canaria, en un partido entretenido que tuvo como protagonista a Diego López

Viera, rodeado de jugadores del Espanyol. Ampliar foto
Viera, rodeado de jugadores del Espanyol. EFE

Quiere construir el Espanyol un equipo que ilusione, todavía despreocupados por merodear en el fondo de la tabla, porque por ahora lo importante es encontrar un funcionamiento y no importa si se suma de uno en uno. A Las Palmas le pasa todo lo contrario, sabe a lo que juega y se quiere colar en la zona noble de la Liga. Fiel a su libreto, el cuadro de Setién atacó; el de Sánchez Flores se defendió. Y nadie se impuso en Gran Canaria. Se anularon Las Palmas y el Espanyol, lo sufrió el tablero que se quedó en silencio.

Las Palmas

4-3-3

Quique Setién

1

Lizoain

12

Michel

5

David García

23

Dani Castellano

21

Jonathan Viera

15

Roque Mesa

24

Tana

9

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Livaja

16

Cambio Sale Bigas Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Aythami

4

Cambio Sale Tyronne

Vicente Gómez

7

Cambio Sale Araujo

Boateng

13

Diego López

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Víctor Sánchez

15

David López

23

Diego Reyes

29

Aarón Martín

28

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Marc Roca

18

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Javi Fuego

7

Gerard

19

Cambio Sale Javi López

Piatti

8

Cambio Sale Hernán Pérez

Salva Sevilla

11

Cambio Sale Reyes

Leo Baptistao

Espanyol

4-4-2 (D.P.)

Quique Sánchez Flores

Juega Las Palmas un fútbol vistoso y temible. Lo padecieron grandes cocos como el Madrid de Zidane, también el Espanyol de Quique Sánchez Flores. Con la pelota en sus botas los muchachos de Setién se animan ante cualquiera. Roque Mesa lleva el volante, lo arropa Vicente y lo complementan Tana, Viera y Boateng. Entre los cinco cocinan el juego del cuadro canario, siempre con el balón como brújula. Al Espanyol no le molesta correr detrás del cuero. Todo lo contrario, se siente cómodo agazapado cerca de Diego López, en su búsqueda de estirar el campo con los extremos, en la casa de Las Palmas demasiado dependiente de la velocidad de Piatti o de Hernán Pérez.

Cambió el guion Sánchez Flores. Acostumbrado el Espanyol a esperar en su campo, en Gran Canaria mordió la salida de Las Palmas, atento a cualquier despiste de la zaga amarilla. Así le pescó Gerard Moreno un balón a David García. Así Leo Baptistao enganchó a toda la defensa dormida después de un balonazo frontal de David López. Y así durmió Piatti a Castellano para ponerle a un centro picante a Moreno, que el delantero blanquiazul, manoteado por Aythami, no llegó a conectar. Mientras el Espanyol apostaba por el vértigo, los dividendos de Las Palmas estaban en pausa. Como en la gran jugada colectiva que dejó a Boateng mano a mano frente a Diego López. Inmenso, una vez más, el meta guardó el cero en su portería.

En manos de Diego López

Está obsesionado Sánchez Flores con cuidar a Diego López. Después del set de goles que le cayó en el primer partido de Liga ante el Sevilla, el entrenador madrileño explora y explora en la zaga. Ayer, una vez más con una defensa inédita, mudó a Víctor Sánchez al ala derecha y en su lugar probó con el canterano Aarón. Y aunque no escatiman esfuerzo, no logran relajar a Diego López, que tuvo que comparecer hasta en nueve ocasiones para dejar su portería sellada.

No encontró el camino Las Palmas para doblegar al arquero gallego; Boateng, Viera, Tana y Livaja chocaron una y otra vez con los puños del blanquiazul. Los cambios (Javi López por Piatti y Reyes por Baptistao) no ayudaron a alejar las líneas de Diego López. Y otra vez el Espanyol quedó acorralado en su portería, más pendiente del reloj que de jugar.

El Espanyol retira los privilegios a los grupos de animación

J. I. I.

El Espanyol busca soluciones para frenar el rebrote ultra en su afición. El club informó este viernes que retirará “temporalmente todos los privilegios y derechos especiales a los grupos de animación hasta que se den todas las circunstancias de seguridad y organización que permitan restablecerlos”. El Consejo de Administración, que se reunió de forma extraordinaria para resolver esta situación, optó por esta decisión frente “a la imposibilidad de garantizar el buen desarrollo de la grada de animación fruto de los episodios violentos e intolerantes conocidos públicamente”.

En este comienzo de temporada, el Espanyol decidió unir a sus dos grupos de animación, La Curva y La Juvenil, bajo el nombre de La 1900. El problema para el club de Cornellà fue que se reavivaron viejas disputas de poder entre las dos fracciones y comenzaron a producirse episodios de violencia tanto dentro de la propia grada durante los partidos como fuera de las instalaciones del club. Los Mossos d'Esquadra detuvieron el jueves de la semana pasada a cinco radicales de la Curva por agredir, presuntamente, a otro aficionado blanquiazul, que forma parte de la Juvenil, el pasado 1 de mayo en la Feria de Abril.

“El club no admite ni admitirá que en la grada de animación se produzcan amenazas y coacciones entre los diferentes grupos y las personas que tengan su abono en esa zona”, informó el comunicado del Espanyol. “Lamentamos enormemente que el comportamiento intolerante de algunas personas haya provocado que no se culmine por el momento este proyecto de unión y que buscaba ser una referencia en positivo: una grada de animación creada exclusivamente para el disfrute de los aficionados allí ubicados y para el progreso del equipo y del club”, concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información