Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pequeña gigante del triatlón chileno

Una de las principales cartas del equipo de Chile, compuesto por 42 deportistas, busca el podio en sus terceros Juegos Olímpicos

Gwen Jorgensen, de Estados Unidos, Nicola Spirig, de Suiza y Barbara Riveros, Chile return to Copacobana beach esta mañana en el triatlón.
Gwen Jorgensen, de Estados Unidos, Nicola Spirig, de Suiza y Barbara Riveros, Chile return to Copacobana beach esta mañana en el triatlón. EFE

En una especie de búnker natural en la ciudad de Vitoria, España, la triatleta chilena Bárbara Riveros se concentró en las últimas semanas antes de los Juegos Olímpicos. Los entrenamientos, de lunes a lunes, solo con el domingo por la tarde de descanso. Temprano se dedicaba a correr, a media mañana a nadar y, por la tarde, a la bicicleta. Todo bajo la atenta mirada de su entrenador, el neozelandés Jamie Turner, que prepara a otras de las favoritas de la competencia, como la estadounidense Gwen Jorgensen. "Bárbara es la pequeña gran gigante. Muy tenaz, independiente, muy potente. Tiene una mente muy fuerte", ha señalado su entrenador sobre una de las principales cartas del equipo chileno de Río 2016.

Será la tercera ocasión en que Riveros, de 28 años, participe en unos Juegos Olímpicos. Fue 25ª en Beijing 2008 y 16ª en Londres 2012. Pero en el encuentro de Brasil la chilena parece querer cobrarse revancha. Con el oro en los juegos Odesur de 2014 y en los Juegos Panamericanos de Toronto de 2015, la triatleta se halla en un buen momento. No pierde el realismo: sabe que tanto las británicas como la norteamericanas son las grandes favoritas y que últimamente no ha conseguido podios en series mundiales. Pero en junio pasado estuvo a punto: salió quinta en Leeds, Inglaterra, lo que le da el impulso vital para alcanzar su mejor tiempo en Río y lograr imponerse a las otras 54 competidoras de la prueba. El año pasado, en el test preolímpico que se realiza en el mismo circuito que el oficial, Riveros también llegó quinta.

"Esperamos que podamos dejar a Chile lo más alto posible en Río. Sentiré su apoyo en todo momento y correré por ustedes", señaló a sus compatriotas hace unos días a través de la cadena de televisión Mega, desde Vitoria. "Mi entrenador se encantó con el lugar. Es muy lindo para pedalear. Muy tranquilo, con diferentes rutas. Para correr podemos encontrar muchos terrenos blandos", indicó a la cadena pública TVN.

El próximo 20 de agosto, cuando se realice la competencia, todo Chile estará atento a la pantalla para observar en vivo la actuación de Chika, como la llaman desde pequeña. Tanto los especialistas como la ciudadanía tiene puestas sus esperanzas en Riveros, que tiene de las mayores posibilidades de ganar una medalla entre los miembros del equipo nacional, compuesto por 42 deportistas. La gente la sigue hace años, desde que era una adolescente de 14 y compaginaba el deporte con la práctica de piano. Pero su talento físico y el incentivo de su padre la llevaron a dedicarse profesionalmente al triatlón. Hace una década le aconsejó radicarse en un país anglosajón por ser la cuna de su deporte y, de paso, para aprender bien inglés. Riveros a los 18 años se radicó en Australia.

Clasificada a Río hace más de un año, gracias a su actuación en los Juegos Panamericanos de Toronto, Riveros es una deportista fuerte que, sin embargo, tiene desafíos importantes con miras a Río. Su principal dificultad el 20 de agosto será mejorar su nivel en natación, la fase inicial de la prueba combinada que se realizará en Copacabana. Esos primeros 1500 metros en el agua serán clave para el resultado final de la deportista que, según informa el periódico El Mercurio, en las últimas tres competencias grandes ha emergido del agua detrás de la mitad del pelotón (Yokohama, Leeds y Hamburgo).

Pero la triatleta tiene temple y espera sorprender. Dicen que Chika ha llegado a correr con una picadura de abeja en el ojo, con una hinchazón tremenda ocultada por sus gafas, y aún pese a la adversidad llegar a la meta con buenos resultados.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.