Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hora de la verdad para James

El colombiano, pendiente de una charla con Zidane, se une al trabajo del Real Madrid, que hoy juega contra el PSG

James, en un entrenamiento de la Copa América con Colombia. Ampliar foto
James, en un entrenamiento de la Copa América con Colombia. AFP

El Real Madrid se entrenó ayer por última vez en Montreal y ha viajado hoy a Ohio donde debutará en la madrugada de martes a miércoles (1.30, Antena 3) contra el PSG. Los blancos se enfrentarán también al Chelsea (30 de julio, 21.00, Antena 3) y al Bayern (4 agosto, 1.30, Antena 3). Esos tres amistosos le servirán a Zidane para preparar la Supercopa del 9 de agosto contra el Sevilla y para ir probando el once titular con el que luchará por el primer título de la temporada.

Sin Bale (el galés, igual que Kroos y Pepe, se reincorporará al trabajo el 5 de agosto cuando el equipo regrese a España) y sin Cristiano Ronaldo (lesionado y descartado para la Supercopa) el técnico francés ha estado probando la delantera Benzema-Morata. El español (igual que Lucas Vázquez) acortó sus vacaciones precisamente para estar listo para el primer partido importante de la temporada. No lo hizo James, por ejemplo, que se unirá este miércoles a la concentración, junto a Modric y Sergio Ramos.

El colombiano, que tuvo una temporada para olvidar (20 partidos como titular y solo seis disputados enteros), confesó en una entrevista en la televisión colombiana Caracol que “espera jugar más este año y hacer una buena temporada al más alto nivel”. Quiere quedarse en el Madrid y el club —a expensas de la charla que Zidane mantenga con él— parece dispuesto a darle una segunda oportunidad para ver si vuelve el James del primer año.

Al técnico le preguntaron por el colombiano en su primera rueda de prensa. “No te voy a decir que será titular, es un futbolista importante para nosotros, ha jugado menos que otros, pero yo no lo veo así. Cada vez que he podido le he puesto y pasará lo mismo este año: la plantilla es grande y tengo que elegir a once para hacer un equipo competitivo”, contestó. James tendrá que sudar para conquistar al entrenador y una camiseta de titular. Es el momento de la verdad. Cuando el francés empezó su aventura en el Madrid dijo que a jugadores como James (e Isco) había que darles confianza y cariño. Se lo dio, pero el rendimiento de James fue inferior del que esperaba Zidane.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información