Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La doble salida de Villar

El dirigente insinúa que puede optar a presidir la UEFA pero no descarta presentarse a la reelección en la Federación Española si es derrotada su candidatura europea

Villar, durante su discurso en la asamblea 2016.
Villar, durante su discurso en la asamblea 2016. EFE

Dicen los que conocen bien a Ángel María Villar que es un campeón de la supervivencia, un tipo de perfil resistente, un maestro en jugar con los tiempos y los silencios, según aseguran amigos y enemigos. Los 28 años que lleva al frente de la Federación Española de Fútbol (FEF) son puestos como ejemplo de su eternidad en el cargo. En estas casi tres décadas, Villar ha combinado sonados fracasos deportivos con los mayores éxitos jamás obtenido por la selección española en todas sus categorías. Ha sorteado terremotos mediáticos contra su persona provocados por el oscurantismo de su gestión y el consentimiento de las malas praxis a su alrededor, igual que ha vivido periodos de tranquilidad institucional. En todas las circunstancias, Villar se ha mantenido en el poder y ahora está inmerso en el que quizá sea su mayor ejercicio de supervivencia.

Cuatro días para decidir

En menos de cuatro días debe elegir entre seguir presidiendo el fútbol español o dar el salto a la presidencia de UEFA en medio del mayor cuestionamiento interno y externo hacia su figura. Entre algunos dirigentes europeos y la prensa germana y anglosajona es visto como un miembro de la vieja guardia, un representante del sistema que reventó con el FIFAgate y se llevó por delante a Joseph Blatter, a Michel Platini y a muchos de los que Villar considera sus amigos, la plana mayor de la judicializada y en parte encarcelada Conmebol. En España, los presuntos tratos de favor al Recreativo y al Marino así como su tardanza en convocar las elecciones a la presidencia federativa le tienen en jaque permanente, con dos querellas, una de ellas ya admitida, interpuestas por el candidato Miguel Galán. Nunca ha estado tan entredicho y por ello sus silencios y su borroso discurso hacen prever que busca una salida segura, bien como presidente de la UEFA, bien con otros cuatro años al frente de la Federación.

La ambigüedad en su discurso de ayer ante la Asamblea de la FEF tiene en alerta a sus opositores. Dejó entrever que se presentará a las elecciones a la UEFA sosteniendo que así se lo han pedido muchos dirigentes europeos, pero no oficializó su candidatura. “Tengo hasta el día 20 de julio como ustedes saben”, dijo. Una vez más emergió el gran dominador de los tiempos y esto levanta sospechas en sus enemigos, que empiezan a dar por hecho que se presentará como sucesor de Platini y que pudiera no tener reparos en presentarse a las elecciones de la FEF si sale derrotado el 14 de septiembre en el Congreso Extraordinario de UEFA en Atenas.

La oposición está preparada para echarle en cara que la Federación sea su segundo plato, pero Villar controla la Asamblea, y más aún tras esa reducción a 140 votos en la que eliminó a 20 clubes del fútbol profesional, contrarios a su gestión. Algunos de sus allegados no ven con buenos ojos que, si prioriza su candidatura a presidir el fútbol europeo y no logra el objetivo, luego apueste por estirar cuatro años su mandato federativo. Pero Villar nunca ha tenido en cuenta opiniones ajenas cuando está convencido de lo que debe hacer para sobrevivir.

Tras Del Bosque, Lopetegui o Caparrós

Del Bosque, en su homenaje.
Del Bosque, en su homenaje. EFE

España podría estrenar seleccionador en el amistoso que tiene previsto disputar el 1 de septiembre en Bruselas. Se trata del partido que fue suspendido el pasado 17 de noviembre por la amenaza terrorista. Servirá de preparación para el que medirá a España con Liechtenstein, correspondiente a la fase de clasificación para el Mundial de 2018 en Rusia.

La Asamblea de la FEF homenajeó al ya exseleccionador Vicente Del Bosque. Continúa sin hacerse oficial el nombre de su sucesor. En el seno de la federación existen dos corrientes, la de quienes apuesta por Joaquín Caparrós y la de quienes prefieren a Julen Lopetegui.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información