Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La renuncia de Lionel Messi es cuestión de Estado en Argentina

El presidente Mauricio Macri telefonea al jugador y le pide que no abandone la selección de fútbol

Un cartel de tráfico en la avenida 9 de julio de Buenos Aires.
Un cartel de tráfico en la avenida 9 de julio de Buenos Aires.

Argentina busca contrarreloj al interlocutor que haga cambiar de opinión a Lionel Messi, incluso en las esferas más altas del poder. El presidente Mauricio Macri, conocido por su pasión por el fútbol –ha sido presidente de Boca Juniors-, ha telefoneado al jugador y le ha pedido que no cuelgue la camiseta albiceleste. Messi ya es una cuestión de Estado en Argentina.

"Hablé con él para felicitarlo y decirle que claramente habían hecho un gran campeonato. Hace dos campeonatos que no pierden un partido", dijo Macri en la Casa Rosada, minutos antes de cumplir con la reunión que cada semana mantiene con sus ministros. Para el presidente, es "un regalo de Dios tener al mejor jugador del mundo en un país tan futbolero” como Argentina y por ello “hay que cuidarlo”.

El presidente reveló que Messi se limitó a agradecer el llamado, pero anticipó que podría mantener con el astro un encuentro cara a cara la semana que viene. Si esa charla será determinante estará por verse. Mientras tanto, Macri participó de la campaña lanzada en Twitter bajo la etiqueta #NoTeVayasLio, con un tuit que se sumó a los 10 millones que circularon por la red sólo en el primer día de la convocatoria. “Más q nunca siento un gran orgullo x nuestra selección. Espero q la alegría de ver al mejor del mundo continúe muchos años más.#NoTeVayasLio”, escribió Macri.

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires también se sumó a la campaña presidencial. El alcalde, Horacio Rodríguez Larreta, subió un vídeo a su cuenta en el que mira a cámara y pide a Messi que “por favor no renuncie a la selección”. Para reforzar el mensaje, Rodriguez Larreta ordenó propagar el mensaje “NoTeVayasLio” en la cartelera digital destinada al ordenamiento del tránsito en la Capital. La mensajería del Metro de Buenos Aires también replicó el pedido.

Si Messi no escucha el mensaje no será porque no se ha propagado. La fiebre por el jugador hasta se convirtió en monumento y Messi tiene desde este martes uno con su nombre en el Paseo de la Gloria, ubicado de cara al Río de la Plata. Allí comparte un lugar junto con Guillermo Vilas, Emanuel Ginóbili, Gabriela Sabatini y Luciana Aymar, entre otras estrellas del deporte argentino.

El alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodriguez Larreta (izquierda), inaugura el monumento a Messi. pulsa en la foto
El alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodriguez Larreta (izquierda), inaugura el monumento a Messi.

Los “del 86” también piden por Messi

Los jugadores de la selección argentina que, con Diego Maradona a la cabeza, se coronaron campeones en México 86 han iniciado “una movida” para que la Pulga no se retire. José Luis Tata Brown, autor de uno de los tres goles del triunfo en la final ante Alemania, adelantó que la idea es “hablar con los muchachos” y convencer a Messi.

“Estamos hablando del mejor jugador del mundo. ¿Cómo vamos a permitir que se quiera ir y tome la decisión de dejar la selección? Lo mejor que podríamos hacer nosotros, los del 86, es juntarnos con los muchachos que jugaron [el domingo]. Porque no puede ser de que no tenga valor la camiseta Argentina", dijo Brown. Los campeones de hace 30 años se vieron las caras el martes en el Senado, donde recibieron un homenaje oficial. A estas alturas, el operativo clamor parece un ruego. Y la pelota la tiene, una vez más, Messi.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información