Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruta sinuosa para Muguruza

Garbiñe no se mediría con Serena hasta la final, pero abre con Giorgi y en su camino aparecerían Safarova, Venus y Kerber. En el cuadro masculino, Djokovic y Federer se cruzarían en semifinales

Muguruza, en un partido del Mallorca Open. EFE / VÍDEO: ATLAS

Amaneció el Reino Unido con ese 51,9% que le desliga de la Unión Europea, agitado, pero en el All England Tennis Club, al sur de Londres, la liturgia previa al arranque de Wimbledon siguió su curso tradicional, con el sorteo de ambos cuadros y las interpretaciones correspondientes. El gran británico, que arranca oficialmente el lunes (27) y tendrá su desenlace definitivo el próximo 10 de julio, con la final masculina, ofrece esta edición diversos alicientes. Los focos apuntan a Novak Djokovic, por supuesto; a Roger Federer, en busca de su 18º major; a la esperenza patria, Andy Murray, al que nunca se le había visto en un punto tan dulce de juego; y, entre las féminas, todo conduce a dos nombres: Serena Williams y Garbiñe Muguruza.

Ambas, finalistas el año pasado, no se encontrarían como mínimo hasta la final (día 9), puesto que partían como las dos principales cabezas de serie. A diferencia de hace un año, cuando irrumpió en la hierba como un rayo, Muguruza encara esta edición con un estatus muy diferente, como firme aspirante al trono inglés, encaramada en la segunda plaza del ranking (defiende los 1.300 puntos del año pasado) y con la posibilidad de lograr la primera si vence en La Catedral. La hispano-venezolana, coronada hace tres semanas en París, llega a Londres con la intención de asestar un nuevo golpe de efecto y acelerar el relevo que se barrunta, con una Serena (34 años) presuntamente en decadencia y ella (22) ante un porvenir de lo más halagüeño.

Muguruza debutará contra Camila Giorgi, de 24 años y 68º del mundo. Un arranque tramposo, ya que la italiana le ha vencido en dos de sus tres enfrentamientos (Madrid 2013 y New Haven 2014); no obstante, el último precedente (Roland Garros 2015) reflejó la superioridad de Garbiñe: 6-1 y 6-4. Después, en el hipotético trazado, aparecerían la colombiana Mariana Duque (2ª ronda), la checa Lucie Safarova (3ª ronda), la australiana Samantha Stosur (octavos), la pentacampeona Venus Williams (cuartos) y la dura Angelique Kerber o la rumana Simona Halep en el paso previo hacia la final. Es decir, una ruta pedregosa, de perfil sinuoso.

Flipkens y el aviso de Mallorca

Un cuadro que pese a no incluir a Serena hasta la última jornada invita siempre a la prudencia, en un territorio tan imprevisible como la hierba, que requiere de una adaptación y una especialización muy rigurosas. Lo sabe Muguruza, que se entrena desde hace un par de días en Wimbledon y que en el proceso preparatorio cayó a las primeras de cambio en el Mallorca Open, contra la belga Kirsten Flipkens (61º). También está alerta Serena, que se toparía con Agnieszka Radwanska en las semifinales. La de Michigan debutará frente a una rival procedente de la previa y en los cuartos podría cruzarse con la italiana Roberta Vinci, autora de la dolorosa derrota qe sufrió la número uno en las semifinales del US Open 2015.

Por otra parte, el sorteo del cuadro masculino obliga a Novak Djokovic y Roger Federer (estreno del suizo contra Guido Pella) a compartir la misma senda. Si nada se tuerce, ambos chocarían en las semifinales. El serbio, ganador este año del Abierto de Australia y recientemente de Roland Garros, debutará contra el británico James Ward (177 en la ATP); acto seguido, en su horizonte se apreciarían nombres como los de Adrian Mannarino (2ª), Lukas Rosol/Sam Querrey (3ª), David Ferrer (octavos) y Milos Raonic (cuartos); después llegaría el pulso con Federer y en la final le aguardaría, teóricamente, Andy Murray.

El escocés, vencedor en 2013 en Londres, afronta un cuadro también exigente. Su puesta de largo debería ser muy plácida, ante Liam Broady (234º), y hasta los octavos no debería tener excesivos problemas; sin embargo, alcanzado ese punto, le esperarían Feliciano López o Nick Kyrgios, Stanislas Wawrinka o Richard Gasquet (cuartos) y Dominic Thiem o Tomas Berdych (semifinales). Luego, en la final, el casi imposible: batir a Djokovic, que le laminó progresivamente en la Philippe Chatrier de París.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información