Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez retira el pasaporte al entrenador Jama Aden por dopaje

La magistrada obliga al somalí, al atleta Musaeb Balla y al fisioterapeuta Ouarid Mounir a presentarse una vez al mes en el juzgado

El entrenador Jama Aden, detenido por los Mossos.
El entrenador Jama Aden, detenido por los Mossos.

La juez de guardia de Sabadell ha decidido hoy retirar el pasaporte al somalí Jama Aden, entrenador de algunos de los mediofondistas mejores del mundo, y obligarle a firmar en el juzgado una vez al mes, acusado de dopaje en la Operación Rial. La fiscalía había pedido en este caso además prisión preventiva ante el riesgo de fuga, algo que al final la magistrada no ha aceptado. Los Mossos encontraron en su habitación del hotel Arrahona diversos medicamentos prohibidos en España, y varias jeringuillas que están pedientes de analizar.

En la misma situación se encuentra el atleta Musaeb Balla, a quien los agentes encontraron EPO en su habitación. Deberá comparecer una vez al mes y también se le ha retirado el pasaporte. Los Mossos primero tomaron declaración al deportistas en calidad de investigado, porque consideraron que la dosis hallada podría ser para consumo propio. Pero luego admitió en su declaración que estaba lesionado, por lo que no tendría sentido que se dopase. En ese momento los agentes le detuvieron. 

La juez tampoco ha acordado la medida de prisión cautelar para el fisioterapeuta Ouarid Mounir, a quien también le ha retirado el pasaporte y le obliga a comparecer una vez al mes. Los Mossos le encontraron la mayor cantidad de EPO, y sospechan que es quien pinchaba a los deportistas.

Los abogados de los tres van a recurrir la decisión, que perjudica sobre todo a Aden. El entrenador estaba preparando a su equipo en Sabadell para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que empiezan el 5 de agosto. Entre ellos, la mediofondista etíope Genzebe Dibaba, elegida en diciembre pasado por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) atleta del año 2015 después de que batiera el récord del mundo de 1.500 y se proclamara campeona del mundo de la distancia en Pekín.

El equipo de Aden seguía ayer en Sabadell, donde la Agencia antidopaje les tomaba declaración, ante la investigación administrativa que han abierto. Además, todavía están pendientes del resultado de los análisis sorpresa que llevó a cabo la Federación Internacional de Atletismo y la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, de manera paralela a la investigación policial. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.