Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

México sin mexicanos

La norma que permitirá alinear a 10 extranjeros por equipo en la liga amenaza con afectar a la selección

Rafa Márquez durante el partido contra Jamaica.
Rafa Márquez durante el partido contra Jamaica. EFE

La estrepitosa eliminación de México en la Copa América, ese sonoro 7-0 de Chile, no está desligada de liga doméstica. El torneo pasado jugaron 165 futbolistas extranjeros en la competición y en el próximo certamen los dirigentes permitirán a los clubes alinear hasta a 10 futbolistas no nacidos en México, una decisión que amenaza con afectar al desarrollo de nuevos futbolistas mexicanos. Hasta el momento, están registrados 171 foráneos para la siguiente liga, y la cifra puede aumentar.

La nueva regla, llamada 10-8, establece que de los 18 convocados para cada partido ocho deben haber nacido en México, haber sido registrados en el fútbol nacional y haber participado en un torneo organizado por la Federación Mexicana, aunque no necesariamente han de estar en el once titular. El resto pueden ser extranjeros o futbolistas nacionalizados. La modificación en el reglamento se lleva a cabo “con el objeto de promover el desarrollo deportivo”, aseguró Enrique Bonilla, el presidente ejecutivo de la Liga MX.

De 18 clubes, sólo uno apuesta de lleno por el talento mexicano, las Chivas de Guadalajara. Los demás disponen del presupuesto de cada seis meses para fichar a futbolistas del fútbol sudamericano y, en los últimos años, de los que militan en Europa. Tal es el caso de la reciente contratación por parte de Pumas del español Abraham González.

Rafa Márquez, el capitán de la selección mexicana, comentó que la nueva regla “va a perjudicar en todos los sentidos a los jugadores mexicanos. Es exagerada la cantidad de extranjeros que han aprobado. Los entiendo porque quiere resultados rápidos, pero sí me decepciona. Deben de darle la oportunidad al futbolista mexicano y no a extranjeros de medio pelo”.

“Los clubes mexicanos invierten 900 millones de pesos [48 millones de dólares] en fuerzas básicas, que se traduce en los torneos sub-13 a sub-20, este es un dinero que se está invirtiendo a futuro y los equipos quieren verlo crecer y es por eso esta regla: para buscar equilibrio entre mexicanos y los no nacidos”, respondió Bonilla al exjugador del Barcelona.

México ha ganado dos veces la Copa Mundial sub-17 (2005 y 2011), logró el tercer lugar de la Copa del Mundo sub-20 en 2011 y obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en Londres 2012. Sin embargo, las alegrías no han permeado en el equipo absoluto. Los jugadores se pierden en el camino por decisiones personales, lesiones y por la falta de oportunidades en sus equipos. David Izazola, mexicano de 24 años, ha anunciado su retirada del fútbol profesional, y uno de sus motivos fue “el maltrato que se nos da a los futbolistas mexicanos en nuestra propia casa”. Izazola señaló a través de un comunicado que las directivas de los clubes anteponen los intereses económicos a la formación de futbolistas.

Del equipo de 18 futbolistas que alcanzó la presea olímpica hace cuatro años sólo cuatro dieron el salto al fútbol europeo: Marco Fabián (Eintracht Frankfurt), Raúl Jiménez (Benfica), Diego Reyes y Héctor Herrera (Oporto). Giovani Dos Santos ha preferido un salario de cuatro millones de dólares al año en Los Ángeles Galaxy de Estados Unidos. Sólo seis se mantienen como titulares en sus equipos: Jesús Corona (Cruz Azul), Israel Jiménez (Tigres), Néstor Araujo (Santos Laguna), Hiram Mier (Rayados), Javier Cortés (Pumas) y Oribe Peralta (América). Los otros siete viven al margen del once titular en sus equipos.

Jesús Martínez, propietario del campeón de liga, Pachuca, advirtió sobre los alcances de la regla 10-8: “Los demás dueños (de equipos mexicanos) también tienen su modo de pensar y dicen que así se incrementará el nivel de la liga, pero digo que también afectará al desarrollo del futbolista mexicano en las selecciones en todos los niveles, sobre todo la mayor y la olímpica”.

México no ha sido un país exportador de jugadores, como sí lo son las potencias sudamericanas: Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay. En las principales ligas europeas hay 15 mexicanos y de ellos dos quedaron relegados de la Copa América: Alan Pulido y Pedro Arce, en el fútbol griego. De los 23 convocados para la Copa América, 14 juegan en la liga mexicana y nueve en el fútbol europeo. Todos los futbolistas mexicanos que militan en Europa tuvieron minutos y se mantuvieron en el equipo titular: Ochoa, Héctor Moreno, Layún, Diego Reyes, Guardado, Héctor Herrera, Chicharito, Raúl Jiménez y Corona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información