Antidopaje pide a los atletas que declaren sobre su relación con Aden

Especialistas de la AEPSAD y de la IAAF toman declaración en Sabadell a una veintena de deportistas

El entrenador Jama Aden, detenido por los Mossos.
El entrenador Jama Aden, detenido por los Mossos.Joan Sánchez

La Agencia Española de Protección de Salud en el Deporte (AEPSAD) ha abierto una investigación al equipo de atletas internacionales que entrena Jama Aden, detenido ayer por los Mossos d'Esquadra acusado de tráfico y suministro de sustancias dopantes. Varios especialistas de la agencia y de la federación internacional de atletismo (IAAF) se han trasladado a Sabadell, donde les tomarán declaración entre hoy y mañana, según fuentes de la operación consultadas por EL PAÍS. "Les pedimos que colaboren. Será una declaración voluntaria", añadieron dichas fuentes. "Más que obligarles, se lo pedimos, aunque sabemos que ninguno reconocerá que se ha dopado, pues eso supondría una sanción inmediata. Pero también podrán ser sancionados si se comprueba que han mentido".

El objetivo de la investigación, que se lleva a cabo de manera paralela a la policial, es esclarecer la relación de Aden con sus atletas, algunos de los mejores mediofondistas del mundo, las rutinas de entrenamiento a las que les sometió y si fueron testigos de algún hecho sospechoso. Los investigadores también les preguntarán por el fisioterapeuta Ouarid Mounir, a quien se le intervino una elevada cantidad de EPO, y que también acabó detenido. La policía catalana sospecha que el masajista marroquí, uno de los tres detenidos en la operación,  era quien administraba las sustancias dopantes a los deportistas. En los registros encontraron más de 60 jeringuillas usadas, y otras tantas listas para ser utilizadas. Los investigadores esperan identificar rápidamente a sus proveedores y al médico que prescribía y planificaba la toma de sustancias dopantes, que sospechan se mantiene en el extranjero.

Los atletas, que desde hacía tres años entrenaban cada verano en Sabadell, se han quedado voluntariamente en el hotel Arrahona, donde el lunes los Mossos registraron cinco habitaciones por orden del juzgado de instrucción número 5 de la ciudad. Varios traductores se han desplazado también hasta allí para poder llevar a cabo los interrogatorios.

El mayor riesgo para los atletas es que la IAAF les sancione si se prueba la posesión de sustancia dopantes o si dan positivo, y no puedan competir en los Juegos de Río, su gran objetivo. Por eso ayer, a la vez que los Mossos desplegaban el operativo policial, un equipo de seis médicos efectuó controles de sangre y orina a 22 atletas. Los resultados se conocerán previsiblemente en unos días. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS