De Gea, dulce y eficaz transición culminada

La investigación que relaciona al portero con un escándalo sexual no influye en la decisión de Del Bosque. El meta responde con un partido sobrio y una parada salvadora al final

De Gea y Casillas, en el último entrenamiento de la selección antes de su debut ante la República Checa.Vídeo: DAVID RAMOS (GETTY IMAGES) / EL PAÍS VÍDEO

Y Vicente del Bosque culminó la “dulce transición” con la que bautizó el relevo en la portería al poco de finalizar el Mundial de Brasil. David de Gea fue finalmente titular en el debut de España ante la República Checa e Iker Casillas, por primera vez desde la Eurocopa de 2000, inicia un gran campeonato de selecciones en el banquillo. El freno a Casillas se produce con 167 internacionalidades, dos Eurocopas y un Mundial en su palmarés. Sin duda, la decisión aparca a uno de los protagonistas principales del exitoso ciclo de la selección iniciado en la Eurocopa de 2008.

La investigación que relaciona a De Gea con el escándalo sexual en el que está implicado Iker Muniain, jugador del Athletic, no ha influido finalmente en la decisión del seleccionador. El guardameta del Manchester United ha puesto en marcha estos días esa capacidad tan suya para aislarse. Ya la noche del viernes al sábado, solo unas horas después de que saltara el escándalo, aseguró a sus más allegados que había dormido bien y que estaba tranquilo. Caracterizado desde que asumió la titularidad en el Atlético, siendo un juvenil, por su frialdad, De Gea ha culminado el sorpasso debutando en una Eurocopa. Del Bosque ya anunció en la previa del partido que si no veía afectado al jugador continuaría con el plan previsto y ese no era otro que darle el vuelco definitivo a la portería. El seleccionador cuenta con el visto bueno del entrenador de porteros, José Manuel Ochotorena desde hace tiempo. Solo era cuestión de atreverse a sentar a un mito como Casillas

Desde el mes de marzo, cuando ya le concedió la titularidad en un amistoso en Italia, se intuía que el guardameta del Manchester United podría asaltar la portería de La Roja. Ya en noviembre, con una actuación memorable en Ucrania (0-1), De Gea dio un golpe que ahora parece que fue definitivo. Era su segundo partido oficial como titular y respondió a un bombardeo con una exhibición de reflejos y colocación.

Era el décimo partido de De Gea como internacional, el cuarto oficial, y a este salió en primer lugar a calentar. Se santiguó y se fue hacia la portería ocupada por la hinchada española, que le acogió con entusiasmo. A unos metros de distancia, como queriendo marcar que ahora el segundo plano era suyo, Casillas caminaba despacio con los guantes en la mano. El capitán relegado a una suplencia histórica pasó junto al preparador físico Javier Miñano y este le dio una palmada. Miñano, que coincidió con Iker en los tiempos de Del  Bosque en el Madrid, escenificó con ese gesto cariñoso de apoyo la trascendencia de la decisión tomada por el cuerpo técnico.

El relevo también supuso el cambio de rutinas y fue Casillas el que empezó a calentar a De Gea. Este también fue el primero en abandonar el calentamiento. Cuando empezó la carrera hacia el túnel del vestuario, Ochotorea le dio un pequeño achuchón.

Un potente disparo de Necid centrado que blocó bien y un remate de Sivok raso envenenado, pero flojo, que atajó, tras una falta lateral fueron las acciones que más le exigieron. Los dos grandes sustos se los llevó con un cabezazo blando pasado, que no se sabía si era un remate o un centro  y que Cesc sacó bajo palos, y en un disparo duro, ya casi al final, de Darida que despejó de puños rodilla en suelo. Entonces, la transición se culminó con el "De Gea, De Gea" que tronó en las gradas.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS