Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Inter pasa a manos chinas

La empresa del gigante asiático Suning compra el 70% club italiano por 270 millones

China continúa con su desembarco en el fútbol europeo. La cadena de productos de electrónica de consumo Suning, una de las mayores compañías privadas del país, ha anunciado este lunes la compra de aproximadamente un 70% del Inter de Milán por 270 millones de euros. Se trata de la mayor inversión hasta la fecha de una empresa china en la adquisición de un club del viejo continente.

Inter de Milán
Carteles de la compra del Inter por Suning. REUTERS

"Esta es una oportunidad sin precedentes para que el Inter de Milán crezca más en China. Además, la inversión de Suning y sus abundantes recursos permitirán al club volver a sus días de gloria y convertirse en una entidad más fuerte capaz de atraer a las mejores estrellas de todo el mundo", aseguró el presidente de la compañía china, Zhang Jindong, en la ceremonia que se hizo en la ciudad china de Nankín, donde Suning tiene su sede.

Según informó el equipo italiano, la firma International Sports Capital (que hasta ahora tenía el 70% del capital) será el único accionista minoritario y su propietario, el indonesio Erick Thohir, conservará la presidencia. El empresario italiano Massimo Moratti, que fue el presidente del Inter de 1995 a 2013, venderá sus participaciones a la empresa china y saldrá oficialmente del club.

"La popularidad de este deporte, particularmente en Asia y en China, está pasando por un periodo de crecimiento masivo. Este acuerdo con Suning nos permitirá estar más cerca de nuestra enorme base de seguidores en China y en la región Asia-Pacífico", explicó Thohir.

Suning, con unas ventas de unos 44.000 millones de euros y más de 1.600 establecimientos en China y Japón, empezó su andadura como vendedor de electrodomésticos al por menor en la provincia china de Jiangsu. Actualmente sus negocios se han expandido hacia el sector inmobiliario, servicios financieros, entretenimiento y los deportes. También es propietaria de PPTV, una de las plataformas de vídeo en línea más famosas del país.

Su apuesta por el deporte no es nueva. La compañía es dueña del mayor equipo de fútbol de la provincia, el Jiangsu Suning, que compite en la Superliga china. En la última temporada club ha desembolsado decenas de millones de euros en fichajes: pagó 50 millones por el extremo brasileño Alex Teixeira y 28 millones por el centrocampista Santos Ramires. Tampoco es la primera inversión que realiza en el fútbol europeo. Suning firmó a finales de 2014 un acuerdo de patrocinio con el Barça y otro con el Liverpool.

Javier Zanetti (derecha) y Zhang Jindong, presidente del Grupo Suning.
Javier Zanetti (derecha) y Zhang Jindong, presidente del Grupo Suning. AP

Las empresas privadas chinas se han mostrado muy activas durante los últimos años en invertir en el deporte rey ante el aumento de los seguidores en su país y el claro apoyo de las autoridades para popularizar el fútbol. El gigante de comercio electrónico Alibaba, con la compra del equipo local Guangzhou Evergrande, o el conglomerado Wanda, con su inversión en el Atlético de Madrid o su acuerdo de patrocinio con la FIFA son otros ejemplos del frenesí que se vive en el país para hacerse un hueco en un negocio en clara expansión.

Y no solamente son los gigantes los que invierten en fútbol. Empresas menos mediáticas también han entrado en el sector, como la juguetera Rastar Group -que adquirió el 45,1% del Espanyol- o el Recon Group, que hace apenas dos semanas se hizo con la totalidad del Aston Villa inglés.

El Swansea, comprado por norteamericanos

Por otro lado, Los inversores americanos Jason Levien y Steve Kaplan adquirieron este domingo la mayor parte de las acciones del Swansea, club galés que disputa la Premier League inglesa, ampliando su imperio deportivo. Levien es el dueño del DC United de la ciudad de Washington, que disputa la Major League Soccer, mientras que Kaplan es el vicepresidente ejecutivo de los Memphis Grizzlies de la NBA.

Con esta adquisición, los americanos se han hecho con una mayoría de las acciones que les permite dirigir el club. Sin embargo, varios accionistas siguen manteniendo un paquete minoritario.

Huw Jenkins, presidente del club, permanece al cargo de la gestión diaria y conserva una participación accionaria. La toma de posesión deberá esperar el veredicto de la Premier League, que se pronunciará en las próximas semanas.

Más información