Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Salom, víctima de su propia moto

El piloto mallorquín fallece en Montmeló tras ser golpeado por la máquina, que rebotó en las defensas de protección

Muere Luis Salom
El piloto Luis Salom. REUTERS

Luis Salom, de 24 años, falleció ayer en el Hospital Universitari General de Catalunya, a las 16.55 horas, como consecuencia de las múltiples heridas internas que le ocasionó un grave accidente sufrido en la segunda sesión libre de entrenamientos de Moto2 del gran premio de Catalunya, que se celebra este fin de semana en el circuito de Montmeló. El deportista entró en parada cardíaca. Todos los intentos por reanimarle desde que fue evacuado del circuito al hospital por vía terrestre fueron inútiles.

Salom, un piloto experimentado, que se subió al podio en la primera carrera de Moto2 del año, en Qatar, perdió el control de su moto en la frenada de la curva 12, en la conocida como zona del estadio, a la que podría haber llegado a unos 155km/h. Apenas había dado cinco vueltas y su mejor tiempo estaba todavía algo lejos del más rápido, a 1'5 segundos de Morbidelli. Se cayó y fue deslizándose por el asfalto. También su Kalex, que fue más rápida que él e impactó contra las protecciones unos segundos antes. La moto, que además golpeó justo en el punto en el que se unían dos de esas protecciones (conocidas como air fence), que acabaron totalmente desmontadas por la brutalidad del trastazo, rebotó con fuerza y terminó impactando bruscamente sobre el cuerpo del mallorquín: dos fuerzas opuestas y un final trágico. Su moto, otrora su acompañante, se convirtió en un arma letal.

El corredor, del SAG Racing Team de Moto 2, quedó tendido en la escapatoria. El cuerpo inerte. E inmediatamente ondearon las banderas rojas. Se suspendió la sesión y la pista se vació de motos. Llegaron dos comisarios al instante, que poco pudieron hacer. Llegaron dos coches medicalizados. Luego llegó una ambulancia. Y otra. Y mientras el resto de rivales asistía con desconcierto a lo que parecía que no sería una buena noticia, los servicios médicos, ese cuerpo de intervención inmediata del que dispone MotoGP desde que la vida de Marco Simoncelli se quedara en el asfalto del circuito de Sepang, intentaban reanimarlo allí mismo.

Llegó incluso hasta aquella misma curva el helicóptero medicalizado, por si era necesario sacarlo directamente desde la pista hasta el hospital. Pero finalmente Salom salió del circuito catalán en ambulancia, a las cuatro de la tarde; así sería más fácil intentar reanimarle. Y entró en el quirófano en cuanto llegó al Hospital. Pero nada se pudo hacer por salvar su vida.

Cambio de trazado

Para Salom, subcampeón del mundo de Moto3 en 2012, esta era su tercera temporada en Moto2. La caída y la mala noticia, que se esperaba, hicieron que se cancelara definitivamente la sesión de la categoría intermedia, la última de la jornada. El espectáculo, sin embargo, seguirá este sábado. Como siguió la tarde en el circuito catalán. Y la firma de autógrafos para algunos de los fans, que vivieron su día en Montmeló ajenos a la tragedia, que hizo menos ruido que las muertes de Simoncelli o Tomizawa, que se vieron en directo y por las televisiones de medio mundo, pues ocurrieron en plena carrera. Del accidente mortal de Salom, que se fue al suelo él solo, sin mediar rival, no se ha visto más que la imagen que captó la cámara fija del circuito. Existe una determinante secuencia de fotos, pero no se ha hecho pública.

Dovizioso, Iannone, Marquez y otros pilotos observan el lugar del accidente mortal de Salom.
Dovizioso, Iannone, Marquez y otros pilotos observan el lugar del accidente mortal de Salom. AFP

De acuerdo con la familia de Luis Salom, los pilotos, los equipos y la Comisión de Seguridad, el gran premio se celebrará. Eso sí, no se repetirá la misma frenada en la que se quedaron los sueños y las ambiciones del mallorquín. Unas horas después de su muerte un grupo de pilotos (Marc Márquez, Andrea Iannone, Pol Espargaró, Jack Miller, Bradley Smith, Álvaro Bautista, Aleix Espargaró, Andrea Dovizioso, Tito Rabat y Cal Crutchlow) se reunió junto a la Comisión de Seguridad y salió a inspeccionar la pista. Tanto los entrenamientos del sábado como la carrera del domingo se correrán con la variante del trazado de la fórmula 1. El dibujo, algo distinto, ya lo probaron los pilotos de MotoGP hace dos años, pero lo descartaron por considerarlo menos atractivo y exigente que el actual. Ahora, sin embargo, les vendrá muy bien para evadirse de la tragedia. El espectáculo debe continuar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información