Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La factura de portar la bandera

La lesión de Nadal y los problemas físicos de varias figuras vuelven a subrayar la longevidad de una generación que aún no tiene relevo. "Sigo en el mercado y ya veremos a finales de año", dice Ferrer

Ferrer, durante su partido contra Feliciano.
Ferrer, durante su partido contra Feliciano. EFE

Habla David Ferrer en tono cercano y bajito, porque el esfuerzo obliga y porque acostumbra a generar una atmósfera de confianza con los periodistas, y con casi cualquiera que se cruce al paso. “¿Sabes, David, que es la octava vez que llegas a los octavos aquí, en París?”, se le preguntó nada más poner el culo en la silla, después de superar a Feliciano López (6-4, 7-6 y 6-1, en 2h 23m) en un pulso fragmentado en dos episodios porque, sí, otra vez, un día más, la lluvia regresó en forma de aguacero y truenos estruendosos a Roland Garros, pendiente todos los días del cielo y el dichoso parte del tiempo.

“La verdad es que no, no tenía ni la más mínima idea”, respondió el alicantino, citado en la siguiente ronda con el checo Tomas Berdych (4-6, 6-3, 6-2 y 7-5 a Pablo Cuevas) y que por segunda vez este año, este curso en el que el sóleo tan malas pasadas le ha jugado, logró enlazar tres partidos consecutivos ganados. “Sí, en Australia y aquí. Por lo menos, dentro de lo malo, lo he hecho en dos Grand Slams, ¿no?”, precisó el de Xàbia, que hace dos meses cumplió 34 años y al que cada vez le cuesta más mantener el ritmo y darle continuidad a su cuerpo, por una cuestión meramente fisiológica. “Antes era un toro, pero ahora no recupero igual”, confiesa.

Acumula Ferrer más de 17 temporadas en el circuito profesional. Trabajado como pocos, el español ha atravesado un periodo difícil en estos primeros cinco meses de 2016, porque el músculo de la pierna le dio tantos problemas que tuvo que renunciar a Montecarlo y Barcelona, esta última una plaza que le gusta especialmente. Ha jugado este año 31 partidos, muchos de ellos con molestias, y aún no ha tenido alegría alguna cuando a estas alturas del año pasado ya había celebrado tres títulos (Doha, Río de Janeiro y Acapulco).

Feliciano López, durante el partido contra Ferrer en la pista 1.
Feliciano López, durante el partido contra Ferrer en la pista 1. REUTERS

“Este año no está saliendo como otros, pero tiene que llegar algún día en el que no esté entre los mejores, o sí; no me preocupa. Mi prioridad no es esa tensión de estar arriba, es crecer personalmente y profesionalmente para aceptar los momentos en los que no ganas tanto y aceptar ese rol. “Todavía me lo paso bien jugando al tenis, sigo en el mercado y al final del año ya veremos”, expresó ya hace unos días. “Es lógico que conforme vas cumpliendo años al cuerpo le cueste. Es como la vida misma, no hay otra que aceptarlo y buscar soluciones para que no pase a menudo”, agregó ayer.

El "calvario" de Roger Federer

Feliciano, compañero de hornada, concibe los contratiempos como algo natural. “Obviamente, con 34, 35 o 36 años es normal tener problemas. Lo raro sería que no nos pasara”, indica el toledano, una excepción, porque a lo largo de su trayectoria las lesiones le han respetado. Hasta hace poco, este año, también a Roger Federer, ahora entre algodones por unos problemas de espalda que trastocaron por completo su calendario y le apartaron de París. El suizo tuvo, además, que pasar por el quirófano (por primera vez) para reparar un menisco. “Tiene que estar siendo un calvario para Roger”, señala Feli; “porque no se ha perdido prácticamente ningún torneo en su vida y no está podiendo tener ritmo. Ha jugado tres torneos en un año y es una pena para el tenis, porque cuando él y Rafa están siempre es mucho más interesante”.

Para la actual generación, los Ferrer, Feliciano, Nadal y Federer, o en el cuadro femenino Serena Williams, comienzan a ser ya muchos años portando la bandera y a la generación de estrellas venidera –Kyrgios (21), Thiem (22) y Zverev (19) a la cabeza– aún le queda un buen trecho. La exigencia crece y el desgaste se nota entre los veteranos. Y el último en sentirlo ha sido Nadal, diezmado de la muñeca izquierda. “Era el peor escenario para Rafa retirarse aquí, de un sitio donde ha ganado nueve veces. Era algo muy especial para él, pero estas cosas son parte de nuestra vida y al final uno tiene que tomar decisiones, por muy dolorosas que sean”, lamenta Feli; "el tenis no es solo un torneo, a pesar de que sea el más importante de su vida, así que debe pensar en el resto del año. Uno debe estar preparado para estas cosas”.

RESULTADOS DE LA JORNADA Y ORDEN DE JUEGO

RESULTADOS. Cuadro masculino: David Ferrer, 6-4, 7-6 y 6-1 a Feliciano López; Robert Bautista, 6-2, 6-3 y 6-3 a Borna Coric; David Goffin, 6-2, 4-6, 6-3, 4-6 y 6-2 a Nicolás Almagro; Dominic Thiem, 6-7, 6-3, 6-3 y 6-3; Ernst Gulbis, 5-2 y retirada de Jo-Wilfred Tsonga. Cuadro femenino: Serena Williams, 6-4 y 7-6 a Kristina Mladenovic; Venus Williams, 7-6, 1-6 y 6-0 a Alize Cornet; Elina Svitolina, doble 6-4 a Ana Ivanovic; Timea Bacsinszky, 6-4 y 6-2 a Pauline Parmentier; Madison Keys, 7-6 y 6-3 a Monica Puig.

ORDEN DE JUEGO: Pista Philippe Chatrier: Garbiñe Muguruza-Svetlana Kuznetsova (11.00, Eurosport); Stanislas Wawrinka-Viktor Troicki; Kei Nishikori-Richard Gasquet; Simona Halep-Samantha Stosur. Pista Suzanne Lenglen: Albert Ramos-Milos Raonic (11.00, Eurosport); Andy Murray-John Isner (tercer turno).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información